Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Malabarista de múltiples crisis: dos años del Gobierno de Fernández en Argentina

© AP Photo / Tomas F. CuestaAlberto Fernández, presidente de Argentina
Alberto Fernández, presidente de Argentina - Sputnik Mundo, 1920, 10.12.2021
Síguenos en
El Gobierno del Frente de Todos, conducido por el presidente argentino, Alberto Fernández, cumple el 10 de diciembre la mitad de su mandato de cuatro años. Recesión y deuda, herencia y negociación. El manejo de la pandemia, con conquistas y desaciertos. Una grave crisis económica con muchos frentes y exigencias en pugna.
Alberto Fernández cumple dos años al frente del Gobierno de Argentina, la mitad de su mandato, que inició el 10 de diciembre de 2019. Será recordado como el presidente de la pandemia —que comenzó a los pocos meses de su asunción— y también como el gestor de la recuperación, si logra superar los enormes desafíos.
Llegó al poder como principal candidato del Frente de Todos, espacio que unifica diferentes sectores del peronismo, el popular movimiento político argentino, en una fórmula junto con la actual vicepresidenta, la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), con quien comparte el liderazgo interno a la fuerza.
La coalición oficialista se unió para evitar la reelección de Mauricio Macri (2015-2019), ahora líder de la oposición, gestión de la que heredó un país en estado de emergencia económica, que acumuló dos años de recesión y que pidió un préstamo récord con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 45.000 millones de dólares, con un calendario de pagos imposible.
"El balance del Gobierno no es el mejor. Arrancó con una buena base electoral, a los tres meses de iniciado se declaró la pandemia mundial y en ese contexto particular la valoración del presidente creció mucho, pero a los pocos meses comenzó un declive pronunciado de popularidad y apoyo ante la inefectividad de las medidas para detener los contagios", dijo a Sputnik el analista político Julio Burdman.
El primer año de gobierno, el índice de pobreza creció de 36 a 42% de la población. El consumo se hundió 20%, la mitad de los hogares perdieron ingresos, la actividad económica cayó 7% y el PBI colapsó 10%.
Se destinó 6% del PBI en transferencias de ingresos a la población vulnerable y de 2% del producto en asistencias directas a trabajadores informales e independientes y contribuciones a las empresas para completar el pago de salarios.
En el segundo año de gestión, 2021, desde el relajamiento de las restricciones de la pandemia a partir de agosto y su virtual levantamiento completo desde octubre, hubo un importante rebote macroeconómico.
El exministro de Economía de Argentina, Domingo Cavallo, durante una comparecencia ante la Justicia en 2014 - Sputnik Mundo, 1920, 03.12.2021
América Latina
Domingo Cavallo: auge y caída del padre de la crisis argentina
La actividad trepó 12% interanual en agosto, reflejado en que la recaudación fiscal fue la más alta en tres años, el empleo registrado ya está 1% por encima de 2019 y los sectores industriales producen 5% más que en el último año del Gobierno de Macri.
Según estimaciones del Banco Mundial, se espera que Argentina crezca 7,5% en 2021 y 2,7% en 2022, por lo que demoraría dos años en recuperar el piso previo a la pandemia, que era bajo. El Ministerio de Economía espera mostrar índices de crecimiento del PBI para este año incluso mejores que los proyectados, cercanos al 8%, en sintonía con el pronóstico de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) .

Pobreza, trabajo y calidad de vida

Sin embargo, las mejoras en la actividad económica de 2021 no se vieron reflejadas en la calidad de vida de la población. La culpa fue principalmente de la inflación, que había bajado de 52% a 36% en 2020, pero que volvió a exceder el 50% este año.
El aumento de los precios fue muy superior a la recuperación de salarios e ingresos informales durante la primera mitad del año. La caída del poder adquisitivo lleva a impactos directos en la salud de los habitantes como consecuencia, entre otras cosas, de la mala alimentación, que afecta más que a nadie a los menores: 65% de los niños y adolescentes en Argentina son pobres.
La pobreza, que en el primer semestre de 2021 había mostrado un retroceso de 42 a 40%, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), volvió a empeorar por la pérdida del poder de compra de los ingresos, por lo que estaría cerrando el año con 44%, según estimó del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (ODS-UCA).
Argentina destinó 6% del PBI para atender la crisis por la pandemia pero la pobreza sigue calando hondo  - Sputnik Mundo, 1920, 06.12.2021
Contante y sonante
Argentina destinó 6% del PBI para atender la crisis por pandemia pero la pobreza sigue calando hondo
Sollo 42% de la población económicamente activa mayor de 18 años accede a empleos plenos de derechos. La desocupación alcanza a más de 9% de esta población —24% en menores de 30— y más de 19% está subempleada, con trabajo inestable, temporario, no remunerado o siendo beneficiarios de programas de empleo con contraprestación.
Uno de cada tres trabajadores está precarizado, con niveles de ingresos superiores a los de subsistencia, pero sin derechos laborales. Las inserciones de baja calidad en actividades por cuenta propia han determinado que 75% de las y los trabajadores independientes no realizan aportes jubilatorios. Más de 47% del total de ocupados no participa del sistema de Seguridad Social.
El manejo de la pandemia tuvo notables desaciertos, que tuvieron un alto costo político, pero también grandes logros. Con 45 millones de habitantes, Argentina acumula más de 5,3 millones de casos y registra más de 117.000 muertes por COVID-19 desde marzo de 2020. Las primeras vacunas Sputnik V comenzaron a llegar al país en diciembre de 2020 y a la fecha 67,8% de la población está totalmente inmunizada.

Elecciones y opinión pública

El deterioro socioeconómico, sumado a escándalos relacionados al manejo de la pandemia, como la revelación de los vacunatorios para privilegiados y el festejo del cumpleaños de la primera dama en la residencia presidencial de Olivos en el momento más cerrado de la cuarentena de 2020, fueron las razones de la dura derrota del oficialismo en las elecciones primarias del 12 de septiembre.
"Más allá de la evaluación objetiva de la valoración de la gestión de la pandemia, lo cierto es que la mayoría de la opinión pública la empezó a ver mal. Todo esto combinado con una crisis económica muy pronunciada hizo que el peronismo llegue a mínimos históricos en materia electoral", comentó Burdman, consultor y docente universitario.
Las diferencias dentro de la coalición gobernante en torno al programa de mayor austeridad económica puesto en práctica en 2021, que habría motivado la decepción del electorado, fueron el puntapié para una crisis interna que derivó en cambios en el gabinete de ministros.
El Gobierno reaccionó con medidas de alivio a los bolsillos de la clase trabajadora. Aumentó el Salario Mínimo, Vital y Móvil, que estaba pactado en 35% para 2021, para colocarlo más cerca de la inflación. A pesar de la actualización, que alcanzará los 33.000 pesos —330 dólares, a cambio oficial— permanece aún debajo de la línea de pobreza.
Una postal de la Ciudad de Buenos Aires, la capital de Argentina. Imagen referencial - Sputnik Mundo, 1920, 07.12.2021
América Latina
Comitiva rusa en Argentina mantiene reuniones con áreas de economía, energía y transporte
También aumentó las jubilaciones mínimas, que afectan a la enorme mayoría de las personas retiradas; anunció nuevos bonos de emergencia para la población vulnerable, que se habían suspendido en 2021; y se presentó un proyecto de ley de incentivo a la producción de hidrocarburos convencionales y no convencionales que le otorga estabilidad fiscal durante 20 años a las inversiones.
En las elecciones legislativas del 14 de noviembre, el Frente de Todos logró recuperar gran parte de los votos perdidos en distritos clave como la provincia de Buenos Aires, bastión del peronismo, pero no logró evitar resultados adversos a nivel nacional que lo llevaron a perder el cuórum propio en el Senado y lo dejaron al borde de perder la presidencia en la Cámara de Diputados.
"Indicadores de marginalidad o inseguridad, sobre todo en las zonas metropolitanas de Buenos Aires y Rosario [provincia de Santa Fe (centro-este)], se hicieron sentir. Sin embargo, en las elecciones el Gobierno no vio que esto fuera una verdadera crisis. Muchos consideran que el resultado y la caída en popularidad pudieron haber sido peores, dado el contexto tan adverso en materias económica, social y sanitaria", destacó el analista.
Edificio del Congreso de la Nación Argentina - Sputnik Mundo, 1920, 09.12.2021
América Latina
Los senadores electos en los comicios legislativos de Argentina juran sus cargos
El oficialismo obtuvo 33% a nivel nacional, mientras que Juntos por el Cambio, principal coalición opositora, se alzó con 41%, con victorias en los principales distritos del país. Los resultados llevaron a una representación en el Poder Legislativo con un tenso equilibrio, que obliga a la negociación y que podría paralizar las iniciativas si no hay consensos.
Fueron comicios en los que las principales dos fuerzas se vieron debilitadas, quedando casi empatadas en escaños en ambas cámaras del Congreso. Crecieron los partidos a los extremos del espectro, como la izquierda y la nueva derecha libertaria, que acumulan cuatro y cinco bancas en la cámara baja, respectivamente.
"Paradójicamente, muchos en el oficialismo piensan que no estuvo tan mal y que podría remontar si en los próximos años son buenos en materia económica. Para eso necesita un acuerdo con el FMI que no ahogue la recuperación, con pagos diferidos y el mayor plazo posible para poder pagar la deuda con una parte de ese crecimiento", elaboró Burdman.

Deuda, dólar, dolor

El Gobierno heredó un país con una deuda pública equivalente a 95% del PBI, más de 60% en moneda extranjera, incluido el préstamo del FMI, una cifra bruta equivalente a más de 320.000 millones de dólares a diciembre de 2019, según el Indec.
En 2020, la gestión actual reestructuró la deuda pública local y alcanzó un acuerdo con bonistas privados por deuda bajo ley extranjera por 67.000 millones de dólares, primer paso para salir del default virtual en que se encontraba el país desde 2019.
La deuda pública total superó en junio de 2021 los 340.000 millones de dólares, el valor más alto de la historia en términos absolutos. El 74% del total de la deuda estatal nacional se encuentra en moneda extranjera y el restante, en pesos. El 58% de la deuda en moneda local se encuentra atada al Índice de Precios al Consumidor (IPC), es decir, a la inflación.
Ciudad de Buenos Aires - Sputnik Mundo, 1920, 24.11.2021
América Latina
Concentran ventas y ganancias: las empresas que dominan la economía argentina
La deuda relativa como porcentaje del PBI —que fue de 101,5% en 2020, y con las cifras de 2021 sin cerrar aún— sigue siendo menor a la situación de 2004, el año previo a la reestructuración realizada durante la presidencia de Néstor Kirchner (2003-2007), cuando llegó a ser de 118%.
Desde el comienzo de la gestión del Frente de Todos, el porcentaje de la deuda pública sobre el PBI aumentó más de 13 puntos, explicado en parte por el incremento nominal de las obligaciones, ya que buena parte del gasto público y déficit fiscal se financia con la emisión de bonos deuda soberana, pero también por la fuerte caída del PBI en 2020.
Las negociaciones se intensifican entre el Gobierno y el FMI porque se avecinan dos años con vencimientos de capital desorbitantes: en 2022 Argentina tendría que pagar según el calendario 18.956 millones de dólares y en 2023, otros 19.205 millones de dólares. Sin una reprogramación acordada, Argentina entraría nuevamente en default.
El Ministerio de Economía espera acordar con el FMI cuanto antes para postergar a 2026 vencimientos de capital inminentes que son impagables para las arcas nacionales, además de establecer un nuevo cronograma de pagos trimestrales extendido hasta 2032.
Pobreza (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 08.12.2021
Economía
La pandemia de la deuda asfixia a los países pobres
El Gobierno deberá negociar con la oposición en un Congreso peleado para poder aprobar el programa y recibir el repudio de los sectores internos que rechazan el acuerdo. Además, deberá comprometerse a un programa de equilibrio fiscal hacia 2025, con un alto precio.
Tendrá que tomar a partir de 2022 medidas económicas dolorosas, como aumentos en las tarifas de servicios con un esquema segmentado para evitar un impacto social grande, una presión tributaria en aumento y mecanismos para reducir la brecha cambiaria entre el tipo de cambio oficial —a 100 pesos, aproximadamente— y el mercado paralelo de divisas —que ronda los 200 pesos por dólar—.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала