02:22 GMT +319 Septiembre 2018
En directo
    El avión anfibio ruso Be-200 (imagen referencial)

    Unidos por el motor: los Superjet 100 comparten su 'corazón' con los anfibios Be-200

    © Sputnik / Valery Yarmolnikov
    Rusia
    URL corto
    1140

    La cooperación entre Rusia y Francia en la creación de motores marca un nuevo hito: los fabricantes del motor SaM146 que lleva a los cielos a los Sukhoi Superjet 100 rusos acordaron adaptar la planta motriz para los aviones anfibios rusos Be-200.

    El acuerdo prevé modificar extensamente el 'software' del motor y cooperar en la certificación rusa y europea de los Be-200 con el nuevo motor. Los ensayos y la certificación tardarán unos tres años, según lo establecido.

    Los firmantes del acuerdo, el director general de United Engine Corporation, Alexandr Artiujov, y su par de Safran Aircraft Engines, Olivier Andriès, valoraron altamente la nueva iniciativa.

    "Para nosotros, es una nueva oportunidad para cooperar con Safran. Tenemos una 'hoja de ruta' muy concreta que permite empezar la creación de la nueva versión del motor SaM146", comentó el gerente de la empresa rusa.

    A su vez, el ejecutivo galo recordó el largo historial de cooperación conjunta entre las dos empresas, que se acerca a dos décadas.

    Para él, "el motor SaM146 es el símbolo de esta valiosa cooperación, y Safran se alegra de poder continuar este trabajo con el proyecto para los Be-200.

    El SaM146 es el motor de fabricación conjunta e igualitaria de United Engine Corporation y Safran Aircraft Engines.

    El motor se instala en los aviones de pasajeros rusos Sukhoi Superjet 100 y demuestra altos niveles de eficacia, seguridad y disponibilidad, incluso en comparación con los mejores motores de la actualidad.

    Reportaje detallado: Sputnik entra en el 'corazón' de los SSJ-100 rusos

    ¿Por qué los Be-200 exigen un nuevo motor?

    Como ya es una 'tradición', la importancia del proyecto se debe al cese de relaciones constructivas entre las industrias de Rusia y Ucrania.

    La oficina de diseño Progress, ubicada en la ciudad ucraniana de Zaporozhe, desarrolló el motor D-436 a finales de los ochenta.

    Después de la disolución de la URSS, las empresas rusas y ucranianas fabricaban el motor en estrecha cooperación en los proyectos de las aeronaves Be-200 y An-148/158.

    Más sobre los An-148: Se desmantela el último proyecto prometedor ruso-ucraniano

    No obstante, dado el declive de las relaciones entre Moscú y Kiev por razones políticas tras el violento cambio de poder en Ucrania en 2014 y la posterior reunificación de la península de Crimea con Rusia, toda cooperación industrial bilateral está experimentando una 'caída libre'.

    De hecho, la misma situación impulsó las obras de sustitución en todas las esferas de la industria ya que la Ucrania soviética fue la cuna de los motores para toda la Unión.

    Después de la ruptura de las relaciones, la industria rusa se encarga de sustituir los motores para buques de diferente tamaño, helicópteros y aviones 'en masa', lo que representa ciertos desafíos dada la dependencia histórica de los lazos tecnológicos entre las exrrepúblicas soviéticas.

    La sustitución es centralizada: Empresa rusa informa de los primeros componentes aeronáuticos sustituidos en 2018

    Por otro lado, el rechazo de Kiev de mantener relaciones comerciales e industriales con Moscú, incluso en los ámbitos civiles, hace que empresas europeas, que históricamente no representaban una competencia para los motores ucranianos en el mercado ruso, vayan ocupándolo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Motores de avión franco-rusos se preparan para conquistar el mercado chino
    Aviones-anfibios rusos evolucionarán a una nueva generación
    Los hidroaviones rusos se preparan para surcar los cielos de EEUU
    Etiquetas:
    avión, modificaciones, motores, anfibio, hidroavión, proyecto, SaM-146, SSJ-100, Be-200, United Engine Corporation (UEC), Safran, Ucrania, Francia, Rusia