En directo
    Consecuencias del ataque de EEUU contra la base aérea siria de Shairat

    Medios: EEUU estudió atacar Siria de nuevo por los supuestos 'ataques químicos'

    © Sputnik / Mukhail Voskresenskiy
    Oriente Medio
    URL corto
    3112

    Washington estaría contemplando una nueva acción bélica contra Damasco "en respuesta" a los rumores sobre el presunto uso de sustancias químicas en Guta Oriental, informa The Washington Post.

    Esta vez se trata de los supuestos ataques con cloro, y de nuevo la Administración Trump no tiene ninguna prueba.

    Según afirma el medio, tras el último incidente reportado el 25 de febrero, "cuando los rebeldes denunciaron síntomas de intoxicación con cloro", el presidente estadounidense se habría reunido con otros altos cargos de la Administración para discutir una posible acción militar al estilo del ataque con misiles de crucero Tomahawk contra la base aérea siria de Shairat.

    Uno de los oficiales, que optó por anonimato, reveló al medio que Donald Trump todavía "no apoyó una acción bélica, y que los participantes acordaron monitorear". Curiosamente, la portavoz del Pentágono, Dana White, descartó los rumores sobre la reunión y afirmó que "esta conversación nunca tuvo lugar".

    Vea también: Guta Oriental, ¿una trampa para Moscú?

    The Washington Post sostiene que aunque la decisión no ha sido tomada, ya la propia aparición de los rumores sobre una posible "respuesta militar" de EEUU demuestra la 'explosividad' del conflicto en Siria, donde "Rusia e Irán están por un lado y EEUU y sus aliados, por otro".

    "Las imágenes de los sirios sufriendo por las sustancias químicas parecen haber animado al presidente [Trump] a contemplar un nuevo ataque, tal y como sucedió en abril pasado cuando ordenó atacar una base aérea siria", afirman los autores.

    El tema de las armas químicas y su supuesto uso por el Ejército árabe sirio suele volver a la atención de los medios 'mainstream' de los países occidentales cada vez que Damasco lanza una ofensiva para liberar los territorios ocupados por los terroristas o grupos armados radicales.

    Lea más: Representantes de la ONU no han encontrado pruebas de que Damasco use armas químicas

    A pesar de que hasta EEUU reconoció en el pasado que Damasco se había deshecho de sus arsenales de armas químicas, por no hablar de que el uso de las sustancias tóxicas contra las áreas pobladas —cuya población está básicamente tomada como rehenes por los radicales— no tendría ninguna lógica, los medios y los funcionarios de los países occidentales reiteradamente acusan a Siria de emplear armas químicas.

    En muchos casos las denuncias de este tipo se ven acompañadas por las amenazas directas de acciones bélicas contra el Gobierno legítimo de Siria. Rusia advirtió reiteradamente que la práctica de echar la culpa al presidente Bashar Asad 'automáticamente', sin una investigación ni pruebas sólidas, es contraproducente y peligrosa.

    Más sobre el tema: Moscú acusa a Washington de incitar a los terroristas al uso de armas químicas

    Entre las preocupaciones de Moscú figura el riesgo de que los extremistas opten por fabricar evidencias falsas contra Damasco con el fin de provocar una invasión militar externa en Siria y así imponerse sobre Asad.

    Una confirmación indirecta de la viabilidad de esta preocupación sería el hecho de que el Pentágono reconoce no tener pruebas sólidas del uso del gas sarín en Siria, basando sus conclusiones exclusivamente en los materiales sacados de fuentes abiertas, como las redes sociales.

    Los mayores 'proveedores' de estos contenidos son los grupos vinculados con la oposición armada a Damasco, o hasta con los grupos terroristas, como los polémicos Cascos Blancos.

    Le puede interesar: ¿Evidencias del uso de sarín en Siria? El Pentágono "nunca las ha visto"

    Además:

    Rusia: con la nueva resolución sobre Guta, Londres y Washington confirmaron su apoyo a los terroristas
    ¿Quién mueve los hilos en Guta Oriental?
    Guerra en Siria: la historia de Alepo se repite en Guta Oriental
    La victoria de Asad en Alepo saca a la luz las falsedades de la prensa occidental
    La bendición (y la maldición) de la propaganda estadounidense
    Etiquetas:
    ataque químico, ataque, Siria, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik