04:58 GMT +315 Noviembre 2018
En directo
    Los sistemas de defensa antimisiles S-400 Triumf

    Irak negocia la compra de sistemas S-400 a Rusia pero teme sanciones de EEUU

    © Sputnik / Vitaly Ankov
    Defensa
    URL corto
    0 80

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro de Exteriores iraquí, Ibrahim Jaafari, declaró que su país sigue negociando la adquisición de sistemas de defensa antiaérea S-400 a Rusia, aunque advirtió que las posibles sanciones de Estados Unidos podrían obstaculizar la compra.

    "Por el momento Irak sigue negociando", dijo a Sputnik Jaafari, de visita en Moscú, al explicar que de momento no se tomó una decisión definitiva.

    El canciller iraquí señaló al mismo tiempo que hay "varios obstáculos" para la compra de sistemas S-400 a Rusia, entre los que mencionó el posible "veto" por parte de Estados Unidos.

    "Queremos adquirir cualquier armamento que permita fortalecer la seguridad de Irak y las Fuerzas Armadas del país, pero también respetamos los compromisos regionales e internacionales", expresó.

    El 27 de febrero, el embajador iraquí en Moscú, Haidar Mansur Hadi, consultado por Sputnik, desmintió que una delegación militar de su país estuviera negociando en Moscú la compra de los S-400 como informaron algunos medios.

    Lea más: Fabricante de los S-400 rusos: "Podemos vendérselos a EEUU si los quieren"

    En particular, el diario saudí Okaz había publicado el 27 de febrero, citando a fuentes iraquíes, que Bagdad firmaría un contrato sobre los S-400 con Rusia pese a las objeciones de Washington.

    No obstante, el embajador de Irak no descartó que esas negociaciones podrían tener lugar si Irak decidiera comprar los sistemas antiaéreos rusos.

    Mientras, al comentar un eventual acuerdo sobre los S-400 entre Bagdad y Moscú, la portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Heather Nauert, advirtió a Irak y otros países de posibles consecuencias en relación con la llamada ley CAATSA (Ley para Contrarrestar a los Adversarios de Estados Unidos a través de Sanciones).

    Esa ley, promulgada por el presidente estadounidense Donald Trump en agosto de 2017, permite ampliar las restricciones contra Rusia, Irán y Corea del Norte.

    ​En particular, el Gobierno estadounidense amenazó con sanciones unilaterales a los países que cooperen con el sector de la defensa de Rusia.

    El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, ha calificado las limitaciones de EEUU contra la industria militar rusa como una "competencia desleal y sucia" y un chantaje para conseguir que los países de América Latina, Asia y África renuncien a la compra de armas rusas y se inclinen por las estadounidenses.

    • Catar y los sistemas antiaéreos rusos

    Otro país árabe que parece mostrar interés por los sistemas de defensa antiaérea rusos, incluidos los S-400, es Catar.

    Le puede interesar: Rusia y Catar firman acuerdo de cooperación técnica-militar

    En diciembre pasado, el embajador catarí en Rusia, Fahad bin Mohammed Attiya, dijo en una entrevista con esta agencia que Doha espera próximamente concluir las negociaciones con Rusia sobre la firma de un contrato de compra de sistemas antiaéreos.

    "Queremos desarrollar nuestras relaciones con Rusia en el área de defensa y seguridad, todos saben que los sistemas de defensa antiaérea que posee Rusia son unos de los mejores del mundo", declaró el diplomático.

    Indicó que esos sistemas son el S-400 y el sistema de cañones antiaéreos Pántsir-S1.

    Sin embargo, Attiya no precisó cuáles son los sistemas sobre los que Catar actualmente mantiene las negociaciones con Rusia.

    A principios de febrero, el ministro de Exteriores catarí, Mohammed bin Abdulrahman Thani, afirmó al ser preguntado sobre la compra de sistemas antiaéreos rusos que "por ahora nada está firmado".

    Por supuesto, no es de descartar que Catar afronte el mismo problema que Irak, es decir la amenaza de las sanciones estadounidenses.

    "Catar siempre cumple con la ley internacional y también con este sistema de sanciones, el régimen de sanciones en EEUU, por lo tanto estamos tomando todo en consideración", dijo el propio Thani.

    Actualmente, Catar alberga en su territorio la base militar Al Udeid del Mando Central de la Fuerza Aérea de EEUU (AFCENT).

    La base cuenta con unos 11.000 efectivos y es sumamente importante para la proyección del poder aéreo de EEUU en la región.

    • Otros clientes potenciales

    A finales de enero, el presidente del Comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso, Víctor Bóndarev, mencionó a Siria, Irak, Sudán y Egipto como países que podrían comprar sistemas S-400 a Rusia en el futuro.

    Según el senador, todos esos países "se sienten amenazados por organizaciones terroristas o los miembros de la OTAN".

    Afirmó además que muchos países de Oriente Próximo y el norte de África buscarán comprar "esos sistemas de defensa antiaérea ultramodernos".

    También a fines del mes pasado, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, anunció desde Vietnam que Rusia mantiene negociaciones sobre la posible exportación de sus sistemas de defensa antiaérea S-400 a algunos países de Oriente Próximo y el Sudeste Asiático.

    "Son sistemas únicos con características tácticas y técnicas sin parangón en el mundo; el reciente contrato sobre el suministro de S-400 a la República de Turquía, que es miembro de la OTAN, obviamente lo prueba", destacó.

    Fuentes de la delegación rusa, que acompañaban a Shoigú, señalaron que Turquía es el segundo país miembro de la Alianza Atlántica en tener sistemas antiaéreos de gran alcance rusos.

    El primero es Grecia, cuyo Ejército cuenta con sistemas de misiles antiaéreos S-300.

    Moscú y Ankara firmaron en septiembre de 2017 un contrato para el suministro de sistemas S-400 a Turquía, que ya desembolsó el primer pago.

    El sistema antiaéreo S-400 Triumf (SA-21 Growler en la clasificación de la OTAN) es capaz de abatir aparatos aéreos de tecnología furtiva, misiles de crucero, misiles balísticos tácticos y táctico-operativos, así como destruir instalaciones en tierra.

    No se lo pierda: "No cabe duda de que el sistema S-400 es de los mejores"

    El S-400 tiene un alcance de hasta 400 kilómetros y puede destruir blancos a alturas de hasta 30 kilómetros; por sus prestaciones, este sistema pertenece a la generación 4+ y es el doble de eficaz que sus antecesores.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El tándem ruso del S-400 y el Pantsir-S1 frenará en seco a los aviones de la OTAN
    A la defensa de Rusia: una nueva tanda de S-400 entra en servicio en Crimea
    "Han sido advertidos": el mensaje de los S-400 en Crimea
    La OTAN 'pierde el tren' de los S-400 rusos en Turquía
    Etiquetas:
    cooperación militar, defensa, sistema antimisiles, S-400 Triumf, Turquía, Catar, Irak, Rusia