Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

El COVID roba el estrellato a la independencia en la campaña electoral de Cataluña

© REUTERS / Nacho DoceEl Parlamento de Cataluña vacío
El Parlamento de Cataluña vacío - Sputnik Mundo
Síguenos en
BARCELONA (Sputnik) — Comienza la cuenta atrás para un nuevo escenario político en Cataluña con el arranque de la campaña electoral del 14 de febrero, sin duda una de las más atípicas de la historia por el contexto de pandemia.
Son las quintas elecciones de la última década en la región gobernada por partidos independentistas, y la carrera empieza fuertemente marcada por la tercera ola de COVID-19, que asola toda España.
Pese a que los últimos comicios fueron hace apenas tres años, en diciembre de 2017, el escenario al que ahora se enfrentan los partidos catalanes es completamente distinto.
Entonces se acababa de celebrar la mayor exhibición de fuerza del soberanismo, el referéndum del 1 de octubre ilegalizado por los tribunales, que obligó al expresidente Carles Puigdemont a huir del país y dejó en prisión a la mitad de su gabinete.
Más de 5,6 millones de catalanes están llamados a votar en esta cita que llega poco después del cese de otro presidente, Quim Torra, a manos de jueces.
El presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, durante un discurso en Barcelona - Sputnik Mundo
España
Quim Torra y la crónica de una inhabilitación anunciada
La incapacitación de otro líder, que en otras circunstancias habría desatado protestas interminables en las calles de Barcelona, quedó opacada por un problema de mayor gravedad: el virus que sigue acumulando muertes en todo el país.
Durante las próximas dos semanas de campaña, los partidos tendrán que limitar sus apariciones públicas y priorizar actos telemáticos, teniendo en cuenta el confinamiento perimetral que afecta a todos los municipios de Cataluña.
La preocupación por el COVID-19 sigue estando a la orden del día y pondrá a prueba el liderazgo del Gobierno de coalición independentista, erosionado por la gestión de la crisis y las discrepancias internas.

El independentismo contra las cuerdas

Si algo se desprende de las primeras encuestas es que las elecciones del 14 de febrero no presentan todavía un claro favorito.
El principal sondeo catalán, difundido por el Centro de Estudios de Opinión de la región, otorgó este 29 de enero un empate técnico a las formaciones que integran el actual Ejecutivo: Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Junts per Catalunya (JxCat).
Además de la independencia y del Gobierno que comparten, los dos partidos tienen un factor en común: dos líderes ausentes por conflictos con los tribunales.
Oriol Junqueras, líder independentista catalán - Sputnik Mundo
España
Los presos del 'procés' podrán hacer campaña en las elecciones catalanas
El exvicepresidente y líder de ERC Oriol Junqueras cumple una condena de 13 años por el referéndum y obtuvo esta semana el tercer grado penitenciario, lo que le permitirá pasearse por los mítines sin encabezar la lista.
Su sucesor es el actual vicepresidente, Pere Aragonès, un perfil económico y pragmático que no despierta tantas pasiones pero tiene números para convertirse en el próximo presidente de Cataluña.
Al otro lado del ring está Laura Borràs, la candidata de JxCat y protegida de Puigdemont, que llega a la contienda electoral con una causa judicial por presunta corrupción.
Los dos partidos se disputarán el liderazgo entre los votantes independentistas y a la vez tratarán de contrarrestar el factor sorpresa de Salvador Illa, el exministro de Sanidad español presentado por el Partido de los Socialistas Catalanes (PSC).
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa telemática en La Moncloa. - Sputnik Mundo
España
'Efecto Illa', el fenómeno que quiere desbancar al independentismo en Cataluña
El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de España lo situó como favorito en su última encuesta, que vaticinó un batacazo sin precedentes para los independentistas.
Illa fue sin duda el rostro de la pandemia en España al ser el principal responsable de su gestión hasta esta misma semana, cuando presentó su dimisión para volver a Cataluña con el objetivo de arrebatar el trono a los independentistas.
"El gobierno independentista ha dejado una Cataluña derrotada, en declive y totalmente agotada, sin ningún liderazgo económico y con una sociedad dividida. (...) Ya basta de ineficacia y falsas promesas, de dividir entre buenos y malos catalanes", defendió el dirigente socialista en el acto de inicio de campaña.
El político catalán fue uno de los ministros más valorados durante la pandemia y cuenta con el apoyo del presidente de España, Pedro Sánchez, aunque la crisis sanitaria que le catapultó a todas las televisiones podría ser traicionera en las urnas.
Los primeros discursos apuntan a que el COVID-19 y los reproches a su gestión serán el arma arrojadiza predilecta en esta contienda electoral.

Movimientos del tablero catalán

En su acto inaugural, Aragonès advirtió que los comicios del 14F son "una operación de Estado" liderada por Sánchez, mientras que en una intervención desde Bruselas, Puigdemont definió a Illa como "el peor ministro de la Unión Europea".
Una menor amenaza para los soberanistas son los progresistas de En Comú Podem, que pese a gobernar con socialistas en España y Barcelona siguen pasando desapercibidos en el Parlamento catalán, aunque podría ser un apoyo clave para otros partidos de izquierdas.
Un corazón en las manos (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Internacional
Así es el nuevo Partido del Amor que se presentará a las elecciones catalanas
De hecho, los sondeos dibujan un escenario alternativo a un gobierno independentista con la suma de ERC, PSC y En Comú, aunque las discrepancias sobre el futuro de Cataluña dentro de España dificultan los pactos poselectorales.
Otro de los aspectos que salta a la vista en el escenario político es la minúscula representación del conservador Partido Popular, que es el principal partido de oposición en España pero en Cataluña suma apenas 4 diputados.
Otra de las fuerzas potentes en el Congreso español, la ultraderecha de Vox, todavía no ha entrado en la Cámara catalana aunque las encuestas apuntan a que lo logrará en estas elecciones.
Atrás quedan también los liberales de Ciudadanos, para quienes los sondeos pronostican una debacle que les pone a años luz de la victoria electoral que consiguieron en 2017.
La falta de apoyos deja a estas fuerzas sin posibilidades de acceder al futuro Gobierno, a no ser que consigan forjar un pacto con independentistas o partidos de izquierda, algo improbable aunque no descartable en el habitual frenesí poselectoral.

Urgencia sanitaria y económica

Un hecho destacable de estos comicios es que todos los candidatos de los principales partidos se presentan por primera vez como presidenciables.
Esto podría explicar el alto porcentaje de indecisos, que según la encuesta catalana de este 29 de enero se sitúa en casi un 34% del electorado, que sumado al miedo por el coronavirus aleja el 14F del 79% de participación de 2017.
Coronavirus en España - Sputnik Mundo
España
Las duras restricciones en España ponen a prueba la paciencia de la población
En plena tercera ola del coronavirus se prevé un incremento del voto por correo, que por el momento ya dobló las solicitudes de los últimos comicios.
También influirán en la cita electoral los recientes datos económicos tras casi un año de pandemia.
Esta semana se conoció que la crisis hizo aumentar en 132.000 personas el desempleo en Cataluña, que presenta una tasa estimada cerca del 14% y se suma a una caída interanual del 11% del conjunto de la economía española.
El futuro Gobierno catalán afronta el reto de aprobar las cuentas públicas después de cuatro años de prórrogas y gestionar con éxito los fondos europeos para tratar de recuperar la economía del hachazo de 2020.
En el complicado escenario económico que afronta Cataluña, las antiguas promesas electorales que se centraban en el sí o no a la independencia son ya algo remoto, inconcebible si los políticos quieren ganar de veras la confianza de los ciudadanos. 
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала