22:47 GMT +315 Octubre 2018
En directo
    Firmas

    La guerra de la "inteligencia artificial" entre China y EEUU

    Firmas
    URL corto
    Alfredo Jalife-Rahme
    Hermenéutica Geopolítica (31)
    1210

    Detrás de las amenazas de guerra comercial entre EEUU y China se encuentra el posicionamiento tecnológico que marcará el siglo XXI sobre la primacía global de la inteligencia artificial cuando Pekín ha proclamado que será el líder indiscutible en 2030.

    Ya Vladímir Putin había declarado ante un grupo de estudiantes rusos que el país que controle la inteligencia artificial dominará al mundo.

    En medio de los amagos de guerra comercial de Trump, un alto funcionario chino se mostró "desafiante" al descartar mayores concesiones, en vísperas de la visita a Pekín de la delegación estadunidense de alto nivel encabezada por el secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

    China ha declarado que "no sucumbirá a las presiones de EEUU y está dispuesta a combatir hasta el final" en caso de una guerra comercial.

    A mi juicio, detrás de toda la cacofonía comercial se encuentra la discusión sobre la "transferencia de tecnología", la guerra cibernética por venir y la batalla por el dominio de la inteligencia artificial que ya empezó.

    Además: Rusia y China, la pesadilla de EEUU hecha realidad

    Por lo pronto, el Pentágono ordenó eliminar el almacenamiento de dos trasnacionales chinas de tecnología Huawei y ZTE en sus bases militares debido a "potenciales amenazas a la seguridad de EEUU", mientras el gabinete de Trump sopesa tomar "medidas ejecutivas que restringirían la habilidad de algunas empresas chinas para vender su equipo de telecomunicaciones en EEUU", lo que puede llevar a una mayor escalada entre las dos superpotencias geoeconómicas y que presagia represalias de China.

    Bandera de EEUU
    © Sputnik / Stanislav Saveliev
    Si el Silicon Valley de EEUU tiene su GAFAT (Google, Apple, Facebook, Amazon y Twitter) —que el nacionalismo económico supremacista de Trump ha criticado y donde abundan los ingenieros en sistemas de la India y China—, Pekín ostenta su santa trinidad BAT: Baidu, Alibaba y Tencent con una conjunta capitalización de mercado de 600.000 millones de dólares.

    Aún en el caso de una salomónica resolución comercial entre EEUU y China, la colisión de ambos por la supremacía de la inteligencia artificial parece inevitable.

    El rotativo globalista británico Financial Times aborda con su característico sesgo 'sinófobo', la "carrera armamentista de la inteligencia artificial" cuando "China y EEUU compiten para dominar los macrodatos ('big data')" y cuyo epílogo será favorable a "quien pueda manipular mejor los datos".

    Asunto relacionado: China a EEUU: primero pongan las cosas en orden en casa antes de criticar a otros países

    Ello ocurre en el momento en que la mancillada empresa tecnológica de espionaje de la conducta humana Cambridge Analytica cerró sus operaciones debido a que fue atrapada en connivencia con Facebook, donde hicieron uso indebido de los macrodatos de sus usuarios.

    Según los autores Louise Lucas y Richard Waters del Financial Times, los "algoritmos de los datos chinos podrían muy pronto tomar decisiones que afecten profundamente a las vidas de la gente en EEUU".

    La empresa Yitu, con sede en Shanghái, ostenta el sistema más grande del mundo sobre "reconocimiento facial" que abarca a más de 1.500 millones de personas y cuyo sistema fue elaborado por las autoridades del poder judicial chino que usaron sus datos internos.

    La aplicación de la 'tecnología facial' de Yitu busca vender su software en EEUU lo cual tendrá "un impacto en la batalla por la superioridad militar, el sistema internacional de comercio y el futuro del Partido Comunista chino".

    Más: China dará respuesta a cualquier acción unilateral de EEUU

    Malong Technologies, con sede en Shenzhen, también emplea algoritmos de reconocimiento de imágenes que analiza "centenas de miles" de fotos de los desfiles de moda que identifican las tendencias de los clientes y que ahora se ha conjugado con las empresas de comercio electrónico en EEUU.

    En la era de los macrodatos ('big data'), "China está a punto de alcanzar a EEUU cuando sus algoritmos representan "la guardia de avanzada de una guerra que será larga para determinar el liderazgo económico", a juicio de los autores del Financial Times quienes definen las tres características para ser una superpotencia en inteligencia artificial: 1. Detentar los algoritmos más avanzados; 2. Tener una especialización en hardware computacional; y 3. "Contar con un buen abastecimiento de material crudo del que dependen los sistemas de aprendizaje de las máquinas: los datos".

    Tampoco hay que menospreciar el silencioso lugar de Gran Bretaña que no está muy lejos del despegue chino en tres rubros, hoy segundo sitial, y en las que EEUU ostenta todavía el primer lugar: financiamiento de la inteligencia artificial; número de compañías abiertas; y número de patentes.

    Más información: China advierte que ganará batalla comercial a EEUU

    En las "publicaciones de patentes", China ya supera a EEUU en dos de los tres rubros con una brecha descomunal: "aprendizaje profundo" e "inteligencia artificial", mientras que prácticamente se encuentran empatados en "aprendizaje de máquinas".

    La ventaja de China radica en la asequibilidad, la densidad y la cantidad de "datos crudos", debido a su gigantismo poblacional.

    La revolución de la inteligencia artificial no solamente versa en robótica o drones que han sustituido a los humanos, sino también opera toda una panoplia de sistemas de máquinas de aprendizaje susceptibles de "encontrar patrones" mediante el "análisis de conjuntos de grandes datos que representa su lado innovador".

    A propósito, las florecientes ciudades chinas de Shenzhen y Hangzhou constituyen sus centros de operaciones ('hubs') tecnológicos.

    Según la consultora McKinsey Global Institute, el potencial económico y la inteligencia artificial asciende a los billones de dólares que beneficiarán a EEUU y a China, en especial al "aprendizaje profundo" que constituye su forma más avanzada y que posee el "potencial de crear un valor equivalente al 9% de los ingresos de una empresa".

    La gran inventiva china es congénita a su cultura cuando desde el siglo XI ya habían descubierto la pólvora, la brújula y la imprenta.

    También te puede interesar: China resiste el envite de la batalla comercial

    La "innovación doméstica" china consiste en identificar, digerir, absorber y reinventar selectivas tecnologías foráneas en forma dual: militar y civil.

    El mandarín Xi Jinping ha expresado que la inteligencia artificial constituye uno de los tres pilares de su autosuficiencia, al unísono de su soberanía y su poder económico.

    La fortaleza de China en la física cuántica —que puede llevarle a la invención de una computadora cuántica— coloca a China en el horizonte de convertirse en una "superpotencia de alta-tecnología", lo cual reestructuraría toda su política industrial.

    Todavía la competencia entre las dos superpotencias en inteligencia artificial se encuentra confinada al rubro 'comercial', cuyas empresas trasnacionales —que pueden ser objeto de medidas proteccionistas cautelares como suceden en EEUU— están vinculadas al complejo militar-industrial, como es el caso de Primer, una empresa emergente ('start-up') de Silicon Valley con el apoyo conspicuo del brazo financiero de la CIA.

    El nuevo teatro de batalla geoestratégico es ya la inteligencia artificial que está reconfigurando el nuevo orden global del siglo XXI en donde todavía EEUU no ha sido sustituido, pero que en solo 10 años puede ser rebasado por China cuya mística nacionalista es ahora superior a la de Washington que ha entrado a una fase de decadencia desde sus desastres bélicos en Afganistán, Irak, Libia, Somalia, Yemen y ahora en Siria, donde Rusia, que ha resucitado del cementerio de la Guerra Fría, ostenta una ventaja militar de punta con el anuncio del presidente Vladímir Putin el 1 de marzo cuando exhibió sus nuevas armas nucleares 'invencibles'.

    Además: Trump desencadena la 'guerra digital' contra China

    La gran paradoja es que EEUU, cuna de las tecnologías de la información —como el DARPA, inventado por el Pentágono y que constituye la base del internet— pueda ser superado por China que cuenta con el paraguas nuclear de Rusia.

    Más aquí: Cómo la inteligencia artificial está ahora al servicio de la Policía china (fotos)

    El perfil del mundo ya cambió en forma dramática.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Hermenéutica Geopolítica (31)

    Además:

    "En EEUU no existe tal cosa como la libertad de prensa"
    "Un paso audaz de la República Dominicana": ¿qué consecuencias tendrá su giro hacia China?
    China califica de parcial e injusto el informe de EEUU sobre propiedad intelectual
    Rusia y China asustan a EEUU con su inteligencia artificial
    Etiquetas:
    inteligencia artificial, guerra económica, economía, China, EEUU