En directo
    Rusia
    URL corto
    1231
    Síguenos en

    El ministro de Exteriores interino de Rusia, Serguéi Lavrov, celebra su conferencia de prensa anual dedicada a los resultados de las actividades de la política exterior de Rusia el pasado 2019.

    Como ya es tradición, Lavrov también responde a las preguntas de los periodistas rusos y extranjeros sobre la diplomacia del país, en particular con relación a Ucrania, Siria, Oriente Medio y Estados Unidos.

    Esta podría ser la última rueda de prensa del Ministerio de Exteriores ruso encabezada por Lavrov. El diplomático, que ocupa el cargo de canciller desde el 2004, cumple la función de interino desde la dimisión total del Gobierno ruso el 15 de enero.

    Crisis en Libia

    Lavrov anunció su intención de tomar parte en la conferencia sobre Libia que se llevará a cabo el 19 de enero en la capital alemana.

    "Vamos a participar en esa conferencia junto a nuestros pares italianos y es que ese día en Berlín, antes de que empiece la conferencia, tengo previsto reunirme con el ministro [Luigi] Di Maio", dijo el ministro ruso.

    A su vez, el servicio de prensa del Kremlin comunicó que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, asistirá a la conferencia.

    "El 19 de enero, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, visitará Berlín para participar en la conferencia internacional sobre Libia", dice el comunicado. 

    La conferencia tendrá lugar después de las consultas sobre Libia en Moscú, promovidas por Rusia y Turquía.

    El ministro de Exteriores ruso calificó de extremadamente tensa la relación entre los líderes rivales de Libia, Fayez Sarraj, del Gobierno internacionalmente reconocido en Trípoli, y Jailfa Haftar, comandante del Ejército Nacional Libio.

    "La relación entre los dos es muy tensa, ni siquiera pueden estar juntos en la misma habitación, por no hablar de mantener un cara a cara y conversar", dijo Lavrov.

    Refiriéndose a la próxima conferencia sobre Libia en Berlín, el canciller ruso resaltó que las partes deben evitar acusaciones recíprocas y abstenerse de formular nuevas condiciones.

    La visita del enviado especial de la ONU para Siria

    Además, Lavrov comunicó que el enviado especial de la ONU para Siria, Geir Pedersen, tiene previsto visitar Moscú la semana próxima.

    "La semana que viene esperamos la visita del enviado especial del secretario general de la ONU para Siria, Geir Pedersen" a Moscú, dijo Lavrov.

    El canciller ruso expresó la esperanza de que los contactos de Pedersen —que planea también visitar Damasco— con los dirigentes sirios "permitan establecer un calendario de trabajo del Comité Constitucional".

    Además, Lavrov destacó la necesidad de que Siria regrese a la Liga Árabe de donde había sido excluida en 2011.

    "Se debe devolver a Siria a la familia árabe como lo ha dicho en más de una ocasión el presidente de Rusia", indicó.

    En diciembre pasado, Pedersen anunció sus planes de visitar este año Moscú, Ankara y Teherán, así como de debatir en Damasco la celebración de una nueva reunión del Comité Constitucional.

    La apertura del Comité Constitucional sirio bajo los auspicios de la ONU tuvo lugar el pasado 30 de octubre en Ginebra, Suiza.

    El canciller interino ruso destacó que la resolución de la crisis en Siria avanzó en todos los aspectos.

    "La solución de la crisis siria está en una fase avanzada, hay avances prácticamente en todos los ámbitos, político-militar, diplomático y humanitario", dijo Lavrov.

    Al mismo tiempo, admitió que la recuperación económica del país árabe es bastante lenta porque, según el diplomático, los socios occidentales y algunos países de la región ponen condiciones previas que cambian dependiendo de la situación.

    Negociaciones de paz en Afganistán

    Asimismo, Lavrov indicó que Rusia respalda las negociaciones de paz reanudadas por Estados Unidos y el movimiento Talibán en Afganistán.

    "Sabemos que ahora EEUU en Afganistán es uno de los principales actores internacionales, encabeza una coalición, tiene sus tropas en Afganistán, lleva a cabo negociaciones y las reanudó con los talibanes (...) tratamos de apoyar este proceso", dijo.

    El alto diplomático subrayó la importancia de que los negociadores alcancen un acuerdo que luego permita entablar en Afganistán un diálogo a nivel nacional.

    Además inidcó que Rusia está respaldando este proceso a través de "sus propios contactos con los talibanes", a los cuales llama a iniciar un "diálogo directo con otras fuerzas políticas de Afganistán".

    El portavoz de la oficina política de los talibanes en Catar, Suhail Shaheen, confirmó que este 17 de enero se reanudarán las negociaciones entre los talibanes y la delegación estadounidense encabezada por el enviado especial de ese país para Afganistán, Zalmay Khalilzad, a fin de firmar un acuerdo de alto el fuego.

    Lavrov también declaró que sería correcto incluir a Irán en las consultas de Pakistán, China, EEUU y Rusia sobre Afganistán.

    "Creemos que sería muy correcto que no solo EEUU, China, Rusia y Pakistán en un círculo tan informal intercambiaran ideas sobre cómo promover la solución [del conflicto afgano] sino también que la parte iraní se uniera a este formato", dijo el canciller en funciones.

    En este contexto Lavrov recordó que Pakistán se unió a las consultas recientemente.

    Al mismo tiempo, el canciller interino indicó que la adhesión de Irán está obstaculizada tanto por la actitud antiiraní de EEUU como por la renuencia de Teherán a comunicarse con Washington y ayudarle en este asunto.

    La última ronda de consultas cuatripartitas se celebró en octubre pasado en Moscú.

    Futuro del PAIC

    El canciller ruso también propuso a los países firmantes del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre el programa nuclear iraní celebrar una reunión para aclarar el futuro del pacto.

    "Creo que en futuro próximo es necesario celebrar una reunión para aclarar abiertamente la situación y entender quién y en qué piensa", declaró. 

    Precisó que se debe por lo menos organizar un encuentro de los directores políticos de todos los países firmantes del PAIC —Francia, Alemania, Reino Unido, Rusia, China e Irán— para que discutan sinceramente el tema.

    Además, destacó que los planes de lanzar el mecanismo de resolución de disputas previsto en el PAIC sobre el programa nuclear iraní muestran que los países europeos están aprovechando la situación para echarle la culpa a Irán, afirmó Lavrov.

    "Están pasando aquello de lo que había advertido en numerosas ocasiones el presidente [de Rusia, Vladímir] Putin: dijo que en algún momento los europeos se aprovecharían de alguna situación en torno a Irán, de algunas acciones de Irán, para echarle aliviados la culpa a Irán de todo lo que ha sucedido", afirmó Lavrov en una rueda de prensa dedicada a los resultados de la actividad de la diplomacia rusa en 2019.

    Recordó que Irán "'congeló' solo el cumplimiento de los compromisos que asumió voluntariamente además de los compromisos en el marco del Tratado de No Proliferación, además de los compromisos en el marco del acuerdo con el Organismo Internacional de Energía Atómica sobre las garantías, además de los compromisos sobre el protocolo adicional".

    También destacó que ahora Irán es el país que más se inspecciona entre los miembros del Tratado de No Proliferación Nuclear.

    El 14 de enero, Alemania, Francia y Reino Unido anunciaron la activación de un mecanismo de resolución de disputas en el marco del pacto nuclear con Irán con el argumento de que Teherán podría incumplir el pacto nuclear.

    Por su parte, el viceministro ruso de Exteriores Serguéi Riabkov advirtió este 17 de enero que esta decisión puede poner fin al acuerdo nuclear con Irán.

    Un día después del anuncio de Alemania, Francia y Reino Unido, la prensa estadounidense reveló que el Gobierno de Washington había amenazado a esos tres países con imponer un arancel del 25% a los automóviles europeos si no activaban el mecanismo de resolución de disputas del PAIC.

    En julio de 2015, Teherán y el Grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania) sellaron el PAIC, que impuso una serie de limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

    En mayo de 2018, Washington rompió el acuerdo y empezó a imponer sanciones contra Irán con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares.

    Un año después de la retirada de EEUU, Irán comenzó a recortar gradualmente el cumplimiento de sus compromisos nucleares ante la falta de avance del resto de países signatarios para contrarrestar las restricciones norteamericanas.

    El 5 de enero, Irán renunció a la "última limitación clave" prevista en el PAIC, la del número de centrifugadoras, pero aseguró que seguirá cooperando con el Organismo Internacional de Energía Atómica como antes, y está listo para retomar el cumplimiento de las obligaciones si se levantan las sanciones en su contra.

    Etiquetas:
    rueda de prensa, política exterior, diplomacia, relaciones internacionales, cancillería, Rusia, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook