Widgets Magazine
01:58 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Diosdado Cabello hace despliegue de todo su carisma en su emisión televisiva, 'Con el mazo dando'

    Así es el programa de TV más famoso de Venezuela: el show de Diosdado Cabello que levanta pasiones 

    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Reportajes
    URL corto
    Por
    1471
    Síguenos en

    Diosdado Cabello lleva cinco años haciendo magia. Su programa de televisión, 'Con el mazo dando', se ha convertido en el show televisivo más famoso del país. Se emite cada miércoles, sin hora concreta de comienzo y, por supuesto, sin hora estimativa de fin (en Venezuela los horarios siempre son orientativos).

    En esa cita, quien fue vicepresidente de Hugo Chávez y hoy uno de los hombres más fuertes del entorno de Nicolás Maduro, analiza en la emisora estatal Venezolana de Televisión (VTV) las noticias de la semana con un formato rústico pero tremendamente magnético. Los 'fans' se cuentan a millones dentro y fuera del país.

    Alexander tiene 19 años y le gusta 'Con el mazo dando' por el humor de Diosdado Cabello
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Alexander tiene 19 años y le gusta 'Con el mazo dando' por el humor de Diosdado Cabello

    Todos quieren ir al programa de Diosdado. Los chicos como Alexander Bencomo, de 19 años, lo admiran porque lo ven por la tele y "les da risa las cosas que pasan". Alexander está haciendo cola con sus amigos del barrio para acreditarse antes de entrar a la emisión de este miércoles. 

    Te puede interesar: Diosdado Cabello, sobre golpistas: "Todo lo que le han hecho a Venezuela lo van a pagar ante la Justicia"

    Son apenas las 5:30 de la tarde en las puertas de La Casa del Artista, un teatro infrautilizado junto al Parque de los Caobos. Alexander ha venido en grupo, es la primera vez, vienen por amigos de amigos, conocidos del productor, gente de la Misión Rober Serra, a la que pertenecen. 

    Elvia Mota tiene 57 años y es costurera: se declara fanática de Diosdado Cabello
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Elvia Mota tiene 57 años y es costurera: se declara fanática de Diosdado Cabello

    Detrás de ellos hay una señora que se llama Elvia Mota, que tiene 57 años y que dice que es costurera. Ha venido sola pero está esperando a sus vecinas. Se quiso adelantar "para no llegar tarde". No vaya a ser. "Siempre he querido venir para el programa", dice. "Me gusta porque es muy franco".

    No dejes de leer: #JuanitoAlimañaTeRobaYEngaña: Cabello revela una nueva estafa de Guaidó

    Pero a Elvia lo que le gusta es Diosdado. Se ríe nerviosa antes de confesar que ha llegado temprano para ver si tiene oportunidad de verlo antes del show y puede hacerse una foto con él. Está nerviosa. "Diosdi, me encantas", reconoce. Y no es la única. 

    El "fenómeno Diosdado" traspasa la política. Levanta pasiones de macho en ellas y de aire de prócer en ellos; furor en la carne y en la palestra de la Asamblea Nacional Constituyente. Su historia no decadente en la Revolución, sus maneras de personal militar, sus caídas y ascensos y el halo de misterio que rodea a una personalidad arrolladora han creado un personaje de libro que vive para contar su propia historia. 

    Y quizá por eso "el Mazo" tiene tanto éxito. Porque es él sin tapujos en un escenario que podría ser el salón de su casa lleno de obsequios prohibidos propios de país del Eje del Mal.

    El mayor Fran Morales fue a la última edición de 'Con el mazo dando': este constituyente participó activamente de la Revolución bolivariana y estuvo con Chávez en su intento de golpe de Estado a Carlos Andrés Pérez en 1992
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    El mayor Fran Morales fue a la última edición de 'Con el mazo dando': este constituyente participó activamente de la Revolución bolivariana y estuvo con Chávez en su intento de golpe de Estado a Carlos Andrés Pérez en 1992

    La cola de La Casa del Artista la completan algunos constituyentes, como el Mayor Fran Morales que ha venido con un outfit muy para la ocasión: chaqueta deportiva tricolor con la bandera de Venezuela a lo largo y ancho de todo su cuerpo; boina militar del 4F —4 de febrero de 1992, intentona fallida de levantamiento cívico militar encabezada por Hugo Chávez contra el presidente Carlos Andrés Pérez— donde participó activamente y discurso de patriota: "La clave del triunfo del programa es que dice la verdad".

    Más sobre el país: El pueblo de Venezuela se prepara así contra una invasión militar

    Por allí rondamos algunos periodistas que hemos tenido la suerte de que nos inviten hoy. Está a punto de conmemorarse el 'Día del Comunicador' en Venezuela y Diosdado nos va a hacer una mención como reconocimiento a nuestra labor en un país donde ser periodista es un estigma.

    ​Reconozco que soy un poco fan del carisma del personaje, no sé si por lo de los aires de "macho" o de "prócer", pero cada miércoles echo un ojo obligado al programa. El Mazo nació hace cinco años y hoy es la emisión número 258. 

    Maduro, Bolívar y Chávez están representados a gran escala en el estudio de 'Con el mazo dando'
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Maduro, Bolívar y Chávez están representados a gran escala en el estudio de 'Con el mazo dando'

    Son horas de televisión que marcan las agendas de los medios de comunicación del día siguiente. No importa si son afines al gobierno u opositores. El Mazo saca exclusivas, analiza noticias, habla de la oposición con hemeroteca y sorna en un país donde no hay ironía en las calles. 

    Puedes leer: Lo que te han contado de la hiperinflación en Venezuela (y lo que de verdad es)

    No es por nada, pero no abundan los chistes con doble sentido en el clamor del humor venezolano. Diosdado se salta las normas de lo cultural haciendo un programa tremendamente prototípico con algunas cuestiones que conciernen a la idiosincrasia del país, pero rompiendo las barreras de la expectativa.

    Como constata la corresponsal de Sputnik, el fenómeno Diosdado traspasa la política
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Como constata la corresponsal de Sputnik, el "fenómeno Diosdado" traspasa la política

    Me han puesto mi pulserita roja donde dice "Invitado" junto al logo del show: un mazo, un basto como el de las barajas de cartas. Diosdado tiene uno de tamaño real en su mesa de trabajo en el estudio y lo utiliza de vez en cuando para anunciar cosas o simplemente porque sí. Es espectáculo sin explicaciones.

    En contexto: ¿Por qué el chavismo sale a la calle tras un año de las polémicas elecciones que ganó Maduro?

    Entramos al teatro donde en apenas una hora va a comenzar la emisión del día. Hay bastante gente de todos los colores, algunos han traído pancartas con la Misión a la que pertenecen o el barrio de donde vienen. La energía es contagiosa. 

    ​Hay un grupo de salsa con el maestro de los tambores, Mundito, al frente, que ya está animando el ambiente. Los camarógrafos preparan sus focos bailando y Carolis Pérez, 'la Negra', asistente incondicional del jefe, sancionada como él por EEUU, chaqueta militar verde, pantalón blue jean, camiseta revolucionaria y porte imponente, está supervisando todo en silencio desde el escenario.

    Salsa, política, entretenimiento, sarcasmo, análisis: todo esto está presente en 'Con el mazo dando'
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Salsa, política, entretenimiento, sarcasmo, análisis: todo esto está presente en 'Con el mazo dando'

    Detrás de ella, la imagen de siempre de un programa itinerante que hoy se hace en Caracas y la próxima semana no sabemos donde será ni lo sabremos hasta pocas horas antes. Cuestión de seguridad y de costumbres del Caribe. Los tiempos aquí, como decía al principio de este texto, son otra cosa. La paciencia, también.

    Si te gusta este artículo, sigue leyendo: Venezuela debate tras el fracaso del golpe de Estado: "¿Qué estamos haciendo mal?"

    El 'atrezzo' es sencillo: una mesa, unas estatuillas de Chávez, Bolívar y algunos próceres sobre el escritorio; el mencionado mazo de las barajas clásicas y algunos 'hashtags' básicos tallados con tinta negra y roja en la madera de la mesa frontal: #AquíNoSeHablaMalDeChávez, #LealesSiempreTraidoresNunca. 

    El estudio de 'Con el mazo dando', el programa de Diosdado Cabello en Venezolana de Televisión
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    El estudio de 'Con el mazo dando', el programa de Diosdado Cabello en Venezolana de Televisión

    Los retratos casi a tamaño real de Nicolás Maduro, Simón Bolívar y el expresidente Hugo Chávez colocados estratégicamente detrás de Diosdado, completan el look básico de la sala que lucirá VTV.

    Puede interesarte: Hablan los extranjeros que eligen Venezuela como hogar: ¿por qué se quedan?

    A mi lado se ha sentado un personaje que me provoca curiosidad pero también cierto recelo porque invade mi espacio vital con aliento a café. Es un hombre de unos 60 años que dice que se llama Carlos y que es documentalista. 

    Me cuenta que ahora está preparando un largometraje sobre el intento fallido de la entrada de la ayuda humanitaria a Venezuela el pasado 23 de febrero. El trabajo se llama o se va a llamar 'Los puentes del Táchira'. No hablamos mucho más.

    Uno de los productores de Diosdado se llama Hernán. Es un chico joven y brillante aunque responde poco al teléfono. Los periodistas siempre le rogamos a él cuando queremos algo del presidente de la ANC. 

    Echa un vistazo: Cómo está matando gente el bloqueo a Venezuela (aunque no te lo quieran contar)

    Nos atiende un momento entre prisas (el programa está a punto de comenzar) a mi colega brasileña del diario Brasil de Fato y a mí. Hernán coge en brazos a su hija pequeña que le reclama atención desde el suelo y responde rápido cuando le preguntamos cuál es el secreto del éxito del show. 

    "El descubrimiento de quién lo conduce, su propia personalidad", dice, refiriéndose a Diosdado. "Tú le ves en el programa y es él mismo pero la gente se siente identificada porque su manera de ser es como la de un tipo cualquiera que nació en un pueblo del interior de Venezuela y te está contando anécdotas".

    Maduro, Bolívar y Chávez están representados a gran escala en el estudio de 'Con el mazo dando'
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Maduro, Bolívar y Chávez están representados a gran escala en el estudio de 'Con el mazo dando'

    Hernán asegura que su jefe cuida todos los detalles del programa y que en el proceso participa un grupo de entre 30 o 40 personas entre personal fijo y colaboradores. Otro de los productores audiovisuales me dirá después que el éxito del Mazo es hacer "contrapropaganda sin odio en clave de humor" y me pareció una respuesta definitoria.

    ​Mundito y sus compañeros cantan los hits de la salsa caribe. El público está enfervorecido: baila, canta, aplaude. Comienza el programa y aparece Diosdado como una estrella del pop. Saluda y repasa su guión hecho exclusivamente por él, tal y como nos reconocerá a un par de compañeras periodistas y a mí en una entrevista muy personal al finalizar la emisión, en un salón pequeño entre bambalinas, ya en horas de la madrugada.

    Además: Falló el golpe en Venezuela, ¿y ahora qué podrá pasar?

    El comienzo del Mazo es un clásico. Cada miércoles, Diosdado anuncia la etiqueta que marcará la pauta de la noche y sobre la que se basarán las noticias que analizará en el programa. La transmisión no tiene una medición concreta de audiencia en lo que a telespectadores se refiere, aunque está considerada la más vista del país.

    Lo que sí tiene son cifras de sus interacciones en internet a través de sus etiquetas. El Mazo suele ser tendencia en redes sociales todas las semanas y han alcanzado —según datos de sus productores— hasta 2.000 millones de impresiones en la red.

    El hashtag (etiqueta) de esta semana es #JuanitoAlimañaTeRobaYEngaña y el público lo corea constantemente. Juanito Alimaña es Juan Guaidó. Casi todos los opositores tienen su propio apodo en el programa de Diosdado y sus "nicks" se han convertido en clásicos. Muchos aseguran que a los propios opositores les gusta ser mencionados en el show por aquello de la fama inminente. 

    Diosdado Cabello habla durante su programa
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Diosdado Cabello habla durante su programa

    El poder del ego no entiende de colores políticos ni siquiera en Venezuela. Con esta etiqueta está claro que la primera parte del programa estará dedicada a las últimas noticias sobre el robo de los fondos de la ayuda humanitaria por parte de los colaboradores de Guaidó (Juanito Alimaña) en Colombia y a las revelaciones de una nueva intentona golpista que el gobierno de Nicolás Maduro frustró y que estaba prevista para los pasados 23 y 24 de junio.

    No te lo pierdas: Cómo EEUU utiliza el bloqueo para provocar hambre en Venezuela (o al menos lo intenta)

    Esos temas son los favoritos de la "Cartelera" de la semana. La Cartelera es una de las secciones estrella y es algo muy rudimentario. Son recortes de periódico o impresiones de tuits que hablan mal y bien de Venezuela pegados en varios paneles o pizarras en el estudio.

    "Con la cartelera hacemos una descripción de la intencionalidad de las noticias", cuenta el propio Diosdado en nuestra entrevista posterior. Le preguntamos por qué no eligió colocar una gran pantalla táctil para enseñar esas noticias y tuits como presumiblemente hubiera hecho cualquier otro programa de televisión moderno.

    Rudimentaria pero efectiva: así es la cartelera de 'Con el mazo dando'
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Rudimentaria pero efectiva: así es la cartelera de 'Con el mazo dando'

    Pero explica que la Cartelera viene de una costumbre militar. "Soy soldado y cuando estaba en el ejército siempre había un oficial que se levantaba muy temprano por las mañanas y colocaba en la Cartelera del cuartel las noticias que consideraba más relevantes para suplir la falta de periódicos. Podría haber hecho algo más técnico pero preferí esto más artesanal y creo que a la gente le gusta", explica.

    ​El resto del programa está lleno de secciones con nombres del tipo "Directas bien Directas" o "Cara 'e Tabla" (expresión venezolana que significa "cara dura") compuestas por montajes muy minuciosos de vídeos tremendamente irónicos con la firma de productores como "Chicharrón (cerdo frito) Films" o "Hitler y Mussolini Productions".

    El límite entre la diversión y la información se vuelve difuso en 'Con el mazo dando'
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    El límite entre la diversión y la información se vuelve difuso en 'Con el mazo dando'

    Todos los videos los comenta Diosdado sin pelos en la lengua y la gente se ríe hasta el final. Ni siquiera abandonan en el receso. Sí, hay una pausa de diez minutos cerca de la medianoche en la que dan un sándwich, agua, café y galletas al público.

    No dejes de leer: Putin afirma que no hay tropas en Venezuela

    Recordar el legado de Chávez es otra cuestión imprescindible. Durante el programa se emiten varios vídeos del expresidente en momentos memorables de su trayectoria política que también ha elegido personalmente el jefe. En uno de ellos, el público se ha levantado de las sillas del teatro para aplaudir y corear "Viva Chávez". La adrenalina es impresionante.

    Llegamos a casa pasadas las dos de la mañana en una camioneta que va repartiendo periodistas por la ciudad en silencio. Subo a casa y me pongo a editar los videos de la entrevista, a compartir información en mis redes y a pensar en si finalmente Elvia, la costurera que conocí en la entrada de La Casa del Artista, pudo conseguir su foto con Diosdado y darle un abrazo al final del show o tendrá que volver otro miércoles.

    Etiquetas:
    programa, televisión, Diosdado Cabello, PSUV, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik