En directo
    Política
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, evitó comentar la disposición de Bielorrusia de enviar un contingente de paz a la zona del conflicto en Donbás, así como su eventual despliegue en la frontera ruso-ucraniana, al subrayar que es prerrogativa de las partes en conflicto.

    Preguntado al respecto, Peskov reconoció este 26 de septiembre que el mandatario bielorruso, Alexandr Lukashenko, formuló "una propuesta novedosa".

    "En primer lugar, es necesario comprender la actitud de las partes en conflicto hacia ella, a saber, Kiev y las autoproclamadas repúblicas en Donbás en este caso concreto", agregó.

    El representante del Kremlin indicó al mismo tiempo que el plan de acción trazado en los acuerdos de Minsk "no prevé tal punto".

    El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, mencionó poco antes la posibilidad de enviar fuerzas de paz o guardias fronterizos de su país para sellar un tramo de 400 kilómetros de la frontera ucraniana con Rusia en Donbás que no está controlado actualmente por Kiev, "si lo consienten ambas partes".

    Los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia, cuyo balance la ONU estima en unos 13.000 muertos, además más de 1,3 millones de desplazados.

    Con respecto al posible envío de una misión de paz a Donbás, el Gobierno de Ucrania insiste en que se extienda hasta la frontera con Rusia.

    El presidente ruso Vladímir Putin, por su parte, ha sugerido hasta ahora que los cascos azules en Ucrania se limiten a garantizar la seguridad de la Misión de Observación de la OSCE, sin desplegarse más allá de la línea divisoria entre las tropas ucranianas y las milicias de Donbás.

    Conversación telefónica entre Zelenski y Trump

    Peskov expresó su convicción de que la publicación de la transcripción de la charla telefónica mantenida el 25 de julio por los líderes de Estados Unidos y Ucrania, Donald Trump y Vladímir Zelenski, es un asunto interno de estos dos países.

    "Es un asunto estrictamente interno de EEUU y Ucrania, sobre todo, si esa publicación fue realizada de mutuo acuerdo", dijo Peskov.

    En este contexto, el portavoz presidencial se negó a continuar con este tema.

    Solamente agregó que "la publicación de la grabación completa de una conversación, ya sea telefónica o cara a cara, es algo que no sucede a menudo en la práctica diplomática internacional, al menos (...) hasta ahora".

    El 24 de septiembre, la Cámara de Representantes inició un proceso de destitución contra Trump bajo sospecha de que habría presionado al presidente ucraniano para investigar al hijo de Joe Biden, exvicepresidente y hoy precandidato presidencial del opositor Partido Demócrata para las comicios de 2020.

    Después de que un informante del Gobierno denunciara las supuestas presiones y el caso causara revuelo en los medios, la Casa Blanca se vio obligada a desclasificar y publicar la transcripción íntegra de la charla telefónica que Trump y Zelenski mantuvieron el pasado 25 de julio.

    La transcripción demuestra que Trump se refirió repetidamente al caso Biden durante la conversación, pero tanto él como su interlocutor ucraniano niegan que hubiera presión.

    En 2018, el exvicepresidente Joe Biden admitió públicamente haber amenazado a las autoridades de Ucrania con retirar 1.000 millones de dólares en garantías de préstamos de EEUU si Kiev no despedía al fiscal Víctor Shokin, acusado por Occidente de ignorar la corrupción.

    El hijo menor de Joe Biden, Hunter, se incorporó a la junta directiva de la compañía de gas ucraniana Burisma Group en mayo de 2014, a pocas semanas de que su padre, en aquel entonces vicepresidente de EEUU, realizara una visita oficial a Ucrania.

    En 2016 el entonces fiscal general de Ucrania, Víctor Shokin, comenzó a investigar a esta empresa por corrupción.

    Tras la destitución de Shokin en marzo de 2016, fueron cerrados todos los procesos judiciales contra Burisma Group, la compañía en la que trabajaba Hunter Biden.

    Etiquetas:
    Donald Trump, Volodímir Zelenski, Gobierno de Ucrania, Misión Especial de Observación de la OSCE, Dmitri Peskov, tropas, Bielorrusia, Donbás, Kremlin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook