08:29 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Pasaporte diplomático ruso (archivo)

    Los casos de expulsión de diplomáticos rusos entre 2011-2018

    © Sputnik / Oleg Zoloto
    Política
    URL corto
    0 0 0

    MOSCÚ (Sputnik) — El primer ministro de Eslovaquia, Peter Pellegrini, anunció que su país había expulsado el 22 de noviembre a un diplomático ruso, acusado de realizar "actividades de inteligencia", motivo por el que tuvo que abandonar el territorio eslovaco en un plazo de 48 horas.

    La Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961 otorga a los Estados el derecho de declarar en cualquier momento y sin ofrecer explicaciones persona no grata a cualquier diplomático extranjero.

    El Estado que presentó las credenciales deberá retirar a esta persona o cesarla en funciones en su representación diplomática, porque en caso contrario el Estado receptor puede negarse a reconocerle como diplomático.

    Los funcionarios diplomáticos están exentos de responsabilidad penal, civil y administrativa, salvo los casos excepcionales especificados en la convención y gozan de inmunidad diplomática.

    Te puede interesar: Juego de espías: ¿qué países están más pendientes de Rusia?

    Aunque están obligados a respetar las leyes del país receptor, no podrán ser detenidos tras cometer un delito.

    La declaración como persona no grata, que conduce automáticamente a la expulsión del país, es el único mecanismo que permite proteger al Estado receptor de los diplomáticos extranjeros.

    La expulsión de diplomáticos es una medida extrema y está vinculada habitualmente al espionaje ("actividad incompatible con el estatus de diplomático").

    Esta medida también suele significar también una expresión simbólica de descontento.

    Sputnik les ofrece un recuento de los casos de expulsión de periodistas rusos de otros países, ocurridos entre 2011 y 2018.

    Año 2018

    El 4 de octubre de 2018 se dio a conocer que los servicios secretos holandeses habían expulsado el 13 de abril a cuatro ciudadanos de Rusia con pasaportes diplomáticos, que supuestamente habían tratado de llevar a cabo un ciberataque contra la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

    Ámsterdam afirma que los rusos intentaron obtener el acceso a los archivos de la investigación del siniestro del Boeing 777 malasio en Donbás de 2014.

    El 11 de julio, los medios griegos informaron que Atenas había decidido expulsar a dos diplomáticos rusos y prohibir la entrada a otros dos por presuntas acciones ilegales contra la seguridad nacional, intromisión en los asuntos internos de Grecia, recopilación y difusión de datos e intentos de sobornar a funcionarios públicos.

    En marzo, el Reino Unido y otros 28 países anunciaron la expulsión de diplomáticos rusos —153 en total— como represalia por la supuesta implicación de Moscú en el envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal y su hija Yulia en la ciudad británica de Salisbury.

    Esta decisión fue tomada por varios países miembros de la UE (Alemania, Bélgica, Croacia, Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Francia, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, Rumanía, Suecia), así como Albania, Australia, Canadá, Estados Unidos, Georgia, Macedonia, Moldavia, Montenegro, Noruega y Ucrania.

    Rusia negó rotundamente su implicación en el presunto envenenamiento de los Skripal y respondió de manera simétrica, expulsando a 153 diplomáticos extranjeros.

    Años 2015-2017

    El 29 de mayo de 2017 se informó que Moldavia había declarado personas no gratas a cinco diplomáticos rusos.

    Según aseguró el primer ministro moldavo, Pavel Filip, la medida se tomó de acuerdo a datos obtenidos por los servicios secretos.

    El 26 de mayo del mismo año, Estonia decidió expulsar a dos diplomáticos rusos: el cónsul general en Narva, Dmitri Kazennov, y al cónsul Serguéi Surgáev, sin ofrecer explicaciones.

    El anterior presidente de EEUU, Barack Obama, anunció el 29 de diciembre de 2016 la expulsión de 35 diplomáticos rusos y el cierre de dos inmuebles de la misión diplomática de Rusia en el país.

    Tema relacionado: El Kremlin lamenta que el diálogo con EEUU "no esté saliendo bien"

    Obama afirmó que esas medidas respondían al supuesto acoso por parte del Gobierno ruso contra los funcionarios estadounidenses y presuntos intentos de Rusia de inmiscuirse en las elecciones estadounidenses.

    El 8 de julio de 2016 el entonces portavoz del Departamento de Estado de EEUU, John Kirby, informó que el 17 de junio su país había expulsado a dos diplomáticos rusos en respuesta al incidente acontecido con un diplomático estadounidense en Moscú.

    Los funcionarios fueron declarados personas no gratas por actividades incompatibles con el estatus de diplomático.

    Al día siguiente el Ministerio de Exteriores de Rusia confirmó ese hecho.

    El periódico Washington Post publicó un artículo donde se relataba que el 6 de junio supuestamente fue atacado uno de los funcionarios de la legación norteamericana en Moscú, a lo que la Cancillería rusa respondió que el diplomático era agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y atacó a un policía ruso que protegía la sede diplomática de EEUU.

    Petró Poroshenko, presidente de Ucrania
    © Sputnik / Servicio de prensa del presidente de Ucrania
    El 13 de julio de 2015, el Ministerio de Exteriores de Ucrania declaró persona no grata al cónsul general en funciones de Rusia en Odesa, tras lo cual el diplomático ruso abandonó el país.

    El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) explicó que "la decisión fue tomada debido a la incompatibilidad de sus actividades con las funciones diplomáticas".

    Ucrania no divulgó el nombre del diplomático expulsado y el 17 de julio el Ministerio de Exteriores de Rusia comunicó que esta medida estaba encaminada a incrementar las tensiones en las relaciones bilaterales.

    Años 2011-2014

    El 17 de noviembre de 2014, varios diplomáticos polacos fueron expulsados de Rusia por actividades incompatibles con su estatus, a lo cual Polonia respondió con la expulsión de diplomáticos rusos.

    Polonia ya había expulsado a varios diplomáticos rusos supuestamente por actividades incompatibles con su estatus, luego de detener a un coronel polaco al que acusaron de espiar para Rusia.

    El 8 de abril de 2014, de acuerdo con los medios canadienses, las autoridades de ese país obligaron a un diplomático ruso en Ottawa a abandonar el territorio nacional en un plazo de dos semanas. El Ministerio de Exteriores de Canadá no explicó los motivos de la expulsión, aunque esta se produjo con el telón de fondo del deterioro de las relaciones bilaterales por la situación en Ucrania.

    Además: Cancilleres de Suiza y Rusia abordan la actividad de los servicios de inteligencia rusos

    A principios de diciembre de 2013, las autoridades de EEUU acusaron a varios diplomáticos rusos y sus familiares de realizar una estafa con seguros médicos.

    Según la policía estadounidense, esas personas declararon ingresos menores para acceder a los servicios del programa Medicaid, en tanto compraban objetos de lujo.

    En la causa se enumeraron los nombres de 49 personas, diplomáticos rusos y sus esposas, que supuestamente recibieron un total de alrededor un millón y medio de dólares en calidad de compensaciones del seguro.

    A fines de ese año los diplomáticos rusos acusados de estafa retornaron a su país.

    La Cancillería rusa consideró que estas acusaciones fueron una venganza por la solución de temas ajenos a las relaciones bilaterales de Moscú y Washington.

    El 1 de febrero de 2011, las autoridades de Irlanda anunciaron la expulsión de un funcionario de la Embajada rusa en Dublín.

    Según afirmaron las fuerzas del orden del país, los agentes rusos falsificaron pasaportes que luego utilizaron, con datos de ciudadanos irlandeses.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    casos, diplomáticos, expulsión, Rusia