En directo
    Política
    URL corto
    111
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró que Madrid no tendrá "ninguna contemplación" a la hora de actuar para detener la investidura del líder independentista Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat (Ejecutivo catalán).

    "No vamos a tener ninguna contemplación con él", dijo Méndez de Vigo en una entrevista con la radio pública española.

    El portavoz gubernamental insistió en que Madrid no permitirá "de ninguna manera" la investidura del líder independentista, ya sea de forma tradicional o simbólica.

    "¿Qué es eso de simbólica? Es para darle un sueldo a este señor", afirmó Méndez de Vigo.

    Además, el representante del Gobierno central recordó que, en su opinión, Puigdemont no debe ser elegido máximo representante del Estado en Cataluña porque está "huido de la justicia" tras haber sido acusado de "delitos muy graves".

    No se lo pierda: Carles Puigdemont: ¿presidente o prisionero?

    En un sentido similar se expresó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que en una entrevista con el diario 20minutos donde afirmó que "no puede haber un Gobierno en el exilio" y que "Puigdemont no va a ser presidente".

    "Si tuviera más respeto a Cataluña, favorecería que hubiese un presidente de la Generalitat que recupere la convivencia, la economía y la buena relación con el Gobierno central y el resto de autonomías. La vía de la unilateralidad está cerrada", dijo la vicepresidenta.

    Carles Puigdemont se encuentra huido de la Justicia española desde principios de noviembre, fecha en la que se desplazó a Bruselas tras la apertura de una investigación contra más de una veintena de cargos catalanes por instigar una "insurrección activa" con el objetivo de proclamar la independencia de Cataluña.

    En ese proceso, que aún se encuentra en fase de instrucción, Puigdemont podría afrontar una acusación por delitos de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos, prevaricación y desobediencia; lo que llevaría aparejado la posibilidad de penas de prisión de más de 30 años.

    Pese a que el Parlamento de Cataluña propuso a Puigdemont como candidato a la investidura tras las elecciones del pasado mes de diciembre, el Tribunal Constitucional (TC) decidió suspender su elección de forma cautelar en el supuesto de que este no se presentara físicamente en la cámara para el debate previo a la votación.

    Además: Excanciller español: Puigdemont está ganando la batalla mediática internacional

    Además, según el TC, tampoco podrá procederse a la investidura "sin la pertinente autorización judicial aunque comparezca personalmente en la Cámara", lo que previsiblemente le obligaría a comparecer ante el Tribunal Supremo antes del debate de investidura, con el consiguiente riesgo de ser enviado a prisión preventiva.

    Ante el complicado escenario legal que enfrenta el candidato, el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, decidió aplazar el pleno de investidura de manera indefinida mientras los partidos independentistas buscan fórmulas para sacar adelante la investidura.

    Además:

    "Hay pánico en la Moncloa" ante la posible investidura de Puigdemont
    Puigdemont acusa al Ejecutivo español de tener "pánico a la voluntad popular"
    Puigdemont se reúne con miembros de su partido en Bruselas para tratar su investidura
    La investidura de Puigdemont divide al bloque independentista en Cataluña
    Etiquetas:
    investidura, Carles Puigdemont, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook