En directo
    Europa
    URL corto
    132
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las últimas iniciativas del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, para resolver el conflicto en Donbás muestran que su equipo continúa la estrategia de su antecesor Petró Poroshenko en esta materia, según el vicedirector del Instituto de la Comunidad de Estados Independientes, Vladímir Zharijin.

    "El paradigma de Poroshenko fue heredado por el equipo de Zelenski, consiste en que la única forma que ven para salir de la situación en Donbás y Crimea es aumentar la presión de Occidente sobre Rusia, y que Rusia de alguna manera levante las manos y entregue a Donbás y Crimea", dijo Zharijin.

    Explicó que "está claro que esto no sucederá, pero tanto Poroshenko como él [Zelenski] no tienen otra opción para actuar, y no tienen la verdadera voluntad de aceptar fórmulas de compromiso sobre Los Acuerdos de Minsk".

    Esto significa, añadió, que no hay perspectivas de una solución al conflicto en el este de Ucrania en un futuro próximo.

    Zelenski había comunicado este 7 de agosto sobre su conversación telefónica con el líder ruso, Vladímir Putin, en la que le pidió a "influir en el otro lado" del conflicto en Donbás, refiriéndose a las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.

    Estas declaraciones llegan después de la muerte de cuatro soldados ucranianos en Donbás por el bombardeo de las milicias, según Kiev, aunque Donetsk y Lugansk niegan cualquier tipo de implicación.

    Zelenski también insistió en una reunión en el formato de Normandía (Rusia, Francia, Alemania y Ucrania) para discutir las formas de resolver el conflicto en Donbás.

    Según Zharjin, existe "una sensación de que él [Zelenski] no entendió completamente la situación".

    Recordó que, según Donetsk y Lugansk, los militares ucranianos podrían haber muerto tras la explosión de una mina terrestre y no como resultado de los bombardeos.

    En cuanto al llamamiento de celebrar una reunión en el formato de Normandía, el experto dijo que no hay requisitos previos para ella.

    "¿De qué hablar, si [Zelenski] dice que quiere discutir de quién es Crimea y quién está en Donbás? Cuando la pregunta se plantea de esta manera, no hay nada de qué hablar, porque no vamos a discutir de quién es Crimea, y ciertamente no tiene nada que ver con el formato de Normandía", explicó Zharijin.

    Según el interlocutor, Zelenski "no lo entiende o finge no entenderlo, esperando que Rusia se trague esta idea".

    Rusia "no lo va a tragar, no va a discutir los temas que decidieron no debatir en el formato de Normandía", añadió.

    Según Zharijin, el aumento de las actividades de Zelenski para la solución de la crisis en Donbás también puede estar relacionada con los factores políticos internos.

    "Hay una clara tendencia (...) de la reducción de confianza en Zelenski, porque prometió restaurar la paz, y al final todo va de tal manera que la situación tiene más probabilidades de empeorar que de avanzar hacia la paz, por lo que comenzó a tomar medidas tan caóticas", agregó el experto.

    Reiteró que "a pesar de todas las diferencias de la actitud de Zelenski, aquellos que dicen que Poroshenko y Zelenski están trabajando en la misma dirección tienen razón".

    Desde abril de 2014, Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio —Donbás— donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

    Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia, cuyo balance la ONU estima en unos 13.000 muertos.

    Las relaciones entre Rusia y Occidente empeoraron a raíz de la situación en Ucrania y la reincorporación de Crimea a Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96% de los votantes en la península avaló la decisión.

    Desde entonces la UE y otros Estados aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia, que respondió con un embargo a los productos agroalimentarios, provenientes de los países que la sancionaron.

    Rusia en reiteradas ocasiones subrayó que no es parte del conflicto en Ucrania.

    Etiquetas:
    acuerdos de Minsk, Donbás, Ucrania, Volodímir Zelenski
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook