En directo
    España
    URL corto
    Por
    España de nuevo en estado de alarma (91)
    0 109
    Síguenos en

    España está dividida. Mientras algunos presidentes autonómicos solicitan al Gobierno que endurezcan las medidas, el Ejecutivo piensa que aún es pronto para ver los resultados del toque de queda. Conversamos con el exdirector de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Daniel López Acuña, sobre la situación actual de España.

    Castilla y León, Melilla, Asturias y Navarra creen que la mejor manera de aplanar la curva de casos por coronavirus es aplicar medidas más drásticas, sin embargo, otros presidentes autonómicos como los de Madrid, Extremadura o Cataluña no están por la misma labor. Sanidad considera que aún es pronto para hacerlo. De momento, Castilla y León ha anunciado duras restricciones. A partir del viernes 6 se cerrará la restauración y la hostelería, los gimnasios y tiendas comerciales de más de 2.500 metros cuadrados, pero se mantendrá el comercio minorista durante los próximos 14 días. 

    En Melilla, que tiene la mayor incidencia acumulada de coronavirus en los últimos 14 días (1.356 casos por 100.000 habitantes), el presidente de la ciudad autónoma solicitó al Gobierno aplicar el confinamiento domiciliario y sopesar las clases no presenciales. Asturias vacía bares y restaurantes a partir del martes 3 noviembre y su nuevo toque de queda se adelanta a las 22:00 horas. Aragón confina sus tres provincias y ordena el cierre de actividad a las 20:00. Navarra no baja la guardia, y mantendrá la hostelería cerrada otras dos semanas a la vista de los malos datos de la región.

    Es notorio que el estado de alarma aprobado por el Gobierno español está dividiendo a médicos y autoridades. Hay quien cree que deben endurecerse las medidas a pesar de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, solicitase el martes 3 de noviembre esperar algo más de tiempo para comprobar la eficacia de las medidas adoptadas para frenar la segunda ola de la pandemia antes de recurrir al confinamiento domiciliario de la población. En este contexto de incertidumbre, ¿qué sería lo mejor: esperar a obtener los resultados o decretar el confinamiento domiciliario cuanto antes?

    "Confinamiento domiciliario ya"

    En conversación con Sputnik, Daniel López Acuña, epidemiólogo y exdirector de Acción Sanitaria en Situaciones de Crisis de la OMS, señala que "hay que tomar medidas más drásticas ya" y lo fundamenta en el crecimiento que está teniendo la incidencia, la presión asistencial y el número tan elevado de fallecimientos.

    "Desde un punto de vista teórico o académico se podría pensar que se puede esperar hasta el 9 de noviembre cumplidas las dos semanas, pero cuando vemos cifras como las de ayer con 55.000 nuevos contagios, y la elevación de la presión asistencial en camas y UCIs, los epidemiólogos sabemos que hay que tomar medidas drásticas sin tener que esperar a que se completen los ingresos para poder interrumpir el curso de la epidemia y reducir la bola de nieve que se va creando en las UCIs", manifiesta.

    Por otro lado, cree que llevar a cabo un toque de queda es "poner un dique" en esas horas que se aplique y "cuanto más amplio mejor" —países como Francia lo han hecho desde las 21.00 horas y otros como Italia cierran la hostelería desde las 18.00 horas— para poder reducir contactos de personas y mantener la actividad diurna de movilidad de asistencia a escuelas y trabajo de modo que se afecte lo mínimo posible la economía. 

    "El gran problema está en que llegado cierto nivel de incidencia, el toque de queda no basta y eso es lo que ha generado que otros países europeos como Francia, Bélgica, Austria o Reino Unido hayan optado por ir al confinamiento domiciliario un paso más allá del toque de queda", argumenta el epidemiólogo. 

    "Habría que impulsar la elaboración de un estado de alarma revisado que permita el confinamiento domiciliario lo antes posible", recalca.

    ¿Es posible un cierre de las escuelas?

    Francia cerró más de 20 escuelas a principios de septiembre para frenar un repunte de contagios del nuevo coronavirus. ¿Estará España barajando esa posibilidad? Por el momento, algunas comunidades como Galicia ya están estudiando un plan para que los centros educativos sepan cómo actuar en caso de confinamiento y para que las clases sean "lo más parecidas posibles" a las presenciales, en palabras del conselleiro de Educación y Cultura Román Rodríguez, quien habló de una "réplica virtual" de las clases y recomendó estar "en alerta". Asturias también va en esta línea y ha decretado el cierre de la Universidad excepto actividades imprescindibles que no puedan realizarse de forma telemática.

    Para López Acuña la presencialidad en los centros educativos es algo que tenemos que estar vigilando muy estrechamente. "Si tenemos evidencia de que el confinamiento domiciliario sin abarcar las escuelas no nos contiene la transmisión y evidencia brotes en el ámbito escolar, no hay que tener la menor duda y hay que volver a la virtualidad o la suspensión de la actividad presencial en los colegios", concluye, "de lo que se trata es de reducir al máximo el número de contagios".

    La OMS sigue alabando el trabajo de España

    Desde el principio de la pandemia, la OMS ha puesto muchas veces el foco en el país ibérico. Unas veces lo ha criticado por la confrontación política y otras, como la actual, lo ha halagado por su gestión de la pandemia en esta segunda oleada, especialmente en el plano deportivo. En esta ocasión la OMS compara a España con países como Nueva Zelanda o Corea por sus "respuestas integrales al COVID-19".

    ​En esos vídeos publicados en su cuenta oficial de Twitter, no se habla ni de Francia ni de Reino Unido ni de Portugal, que son algunos de los países que ante el fracaso de medidas menos estrictas han decretado nuevos confinamientos con confinamiento domiciliarios para intentar contener la propagación de COVID-19.

    El exdirector de la OMS considera que la afirmación de que España se trata de un país que tiene un abordaje integral es adecuada porque "no únicamente ha emprendido medidas sanitarias sino también económicas y sociales". 

    "No obstante, eso no quiere decir que en todas las comunidades autónomas por igual haya sido óptimo el reforzamiento de la atención primaria, el rastreo exhaustivo o la realización de PCR. Sabemos que hay espacios de mejora notables en varias comunidades autónomas", explica el doctor. 

    En este panorama de desconcierto una duda asalta la cabeza de miles de españoles y es si se podrá salvar la campaña de navidad. A este respecto, el epidemiólogo señala que las medidas que se van a tomar en las próximas semanas van a ser decisivas, pues estará en juego reducir la incidencia de la enfermedad y también la presión asistencial, lo cual es muy importante en esta época de otoño-invierno "porque viene la gripe estacional" y por amplia que sea la cobertura de vacunación, "tenemos una cierta proporción de riesgo de incidencia de gripe estacional que pueden requerir hospitalización en cuidados intensivos". 

    "Debemos tratar de actuar ahora para reducir que tengamos una doble carga de enfermedad y se solape la gripe con el COVID-19. Podremos salvar la navidad si tomamos medidas drásticas ahora, porque si no las tomamos nos podemos ir olvidando de que esto va a ceder para la época navideña. Eso sí, no podemos volver a un frenesí navideño como tuvimos el frenesí del verano de la playa y el turismo. Está más que demostrado que tener concentraciones de personas masivas nos genera un alto índice de transmisión". 

    Pese al debate del confinamiento domiciliario, el Gobierno trabaja con la precisión de que sus medidas funcionen antes de llegar al extremo para doblegar la curva. Los expertos advierten que estamos en momentos en los que debe siempre primar el criterio epidemiológico y la base científica para saber responder de acuerdo a la evolución de la pandemia. "Lo sensato sería por parte del Gobierno central y de las comunidades autónomas buscar a toda costa el poder interrumpir la transmisión del virus y en estos momentos solo tiene un nombre y es el confinamiento domiciliario".

    A la espera de nuevas informaciones, el 4 de noviembre se tratará este asunto en el Consejo Interterritorial para ver si finalmente se llega a un acuerdo para endurecer las restricciones o si España se queda a la espera de que surtan los efectos de las medidas del Ejecutivo central. 

    Tema:
    España de nuevo en estado de alarma (91)
    Etiquetas:
    Organización Mundial de Salud (OMS), COVID-19, Europa, confinamiento, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook