01:04 GMT +321 Febrero 2019
En directo
    Pedro Duque, astronauta español

    España quiere aumentar inversión espacial y promover relaciones tecnológicas con Rusia

    © AP Photo / Mikhail Metzel
    Entrevistas
    URL corto
    481

    MADRID (Sputnik) — España quiere aumentar la inversión en ciencia y materia espacial y promover la colaboración empresarial y tecnológica con Rusia, declaró en una entrevista con Sputnik el ministro español de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, primer y único español hasta el momento en viajar al espacio.

    Duque llegó al Ministerio de la mano del Gobierno socialista de Pedro Sánchez el pasado mes de junio.

    Trabajó en varias empresas relacionadas con la aeronáutica hasta que en 1992 fue seleccionado en un concurso de la Agencia Espacial Europea para convertirse en cosmonauta, y para ello fue entrenado en la Ciudad de las Estrellas de Moscú y en Estados Unidos.

    Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de España
    © Sputnik / Sputnik
    Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de España

    Viajó al espacio hasta en dos ocasiones, la primera de ella fue la STS-95 del transbordador espacial Discovery, entre octubre y noviembre de 1998, durante nueve días en los que supervisó el módulo experimental de la Agencia Espacial Europea (ESA).

    De nuevo en octubre de 2003 participó en otro viaje, lanzado en una nave Soyuz TMA, donde visitó la Estación Espacial Internacional durante diez días.

    Poco antes de ejercer de ministro, lideró la Oficina de Operaciones de Vuelo, con responsabilidad sobre las actividades europeas en la Estación Espacial Internacional.

    Desde el 6 de junio de 2018 ejerce de ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, uno de los pocos que ocupa una cartera ministerial sin ser político de carrera.

    Ofrecemos a continuación el texto íntegro de la entrevista.

    — ¿Por qué la humanidad ha elegido otras prioridades para estudiar antes que el espacio?

    — Las empresas que se dedican a esta materia son muy complejas y necesitan una gran cantidad de personal dedicado a ellas. Por este motivo, no fue sencillo de mantener esa inversión desde la carrera espacial entre EEUU y la Unión Soviética.

    Durante la era APOLO en EEUU había 400.000 personas trabajando en el programa, lo que implica una gran cantidad de dinero, pero en ese momento, el motivo era la carrera aeroespacial. Cuando EEUU tenía claro que ganaban esa carrera, bajaron el presupuesto a la quinta parte, de un 5% a un 1%, antes incluso del penúltimo vuelo. En la Unión Soviética pasó lo mismo.

    La política no ha encontrado una forma de realizar el siguiente paso y promocionar la inversión.

    — ¿Cómo afectó la carrera espacial a su decisión de estudiar Ingeniería Aeronáutica y del Espacio y convertirse en el primer español en viajar al espacio?

    — Afectó en todo. Mi generación creció con la carrera aeroespacial y todos los niños queríamos ser astronautas, era mi sueño con apenas seis años.

    A mitad de los años 80 se produjo un gran cambio con la Ley de la Ciencia que destinaba recursos para promover el impulso a la ciencia. Desde España empezamos a participar más intensamente en la Agencia Europa del Espacio y al cabo de unos años ya era posible.

    Te puede interesar: "Hoy en día, los cosmonautas son ciudadanos del mundo"

    En mi caso, me presenté junto a varios españoles y chicos de otros países para ser cosmonauta en el marco de la Agencia Europa del Espacio y me seleccionaron.

    — El sueño de niño convertido en realidad…

    — Sí, en mi caso sí. Por eso es muy importante utilizar todos los enganches que podamos encontrar para fomentar la ilusión por el saber en los niños. Hay una gráfica significativa del presupuesto de la NASA y una gráfica de los estudios de doctorado de Ciencia e Ingeniería que aumentan o disminuyen a la vez, cuanto más se apuesta e invierte en ciencia, más niños quieren dedicarse a ello. En China es lo que está pasando porque ven que su país está creando unas grandes cantidades de tecnología, en particular en el programa espacial chino, y en las universidades de ingeniería ya no hay más sitio.

    — ¿Existe la posibilidad de que en un futuro próximo un español vuele al espacio?

    — Esperemos que sí. El problema no es que la gente no esté cualificada, los ingenieros españoles están en todas las industrias europeas y con altísimas calificaciones. Lo que ocurre es que Europa no ha tomado la decisión de ser una potencia de los vuelos tripulados. Es donde está el centro de la cuestión. Europa como economía gigante, dentro del mapa global, tiene una participación muy pequeña en los vuelos tripulados. Como hay poca participación europea en los vuelos tripulados, la posición española, no tiene mucho hueco.

    La última vez que se hizo una selección fue en 2009 y no entró ningún español. Ese es el origen de todo. Estamos muy esperanzados de que entre un español para la próxima.

    — ¿Cuáles son los nuevos proyectos más interesantes en el espacio en que participa España?

    — España participa en una gran proporción en proyectos dentro de la geografía europea del espacio. Además, hay algunos proyectos bilaterales.

    Por ejemplo, en la última nave aterrizada por EEUU en Marte hay un aparato hecho en España, es un proyecto bilateral con la NASA.

    Además, también hay un satélite de observación de la Tierra que se acabó hace poco y que este año tendría que lanzarse al espacio, así como a un satélite de la Agencia Europea del Espacio que por primera vez se está haciendo el montaje final y las pruebas en España.

    Más aquí: El primer satélite español de observación de la tierra es lanzado al espacio con éxito

    Vamos a proponer para este año en el consejo de la Agencia Europea del Espacio, que se va a desarrollar en Sevilla en octubre de este año, una serie de programas entre todos los europeos y España participará en muchos de ellos.

    — ¿Qué posición tiene España en estos proyectos?

    — España tiene cada vez mayor nivel de responsabilidad. En general, las industrias españolas tienen cada vez mayor nivel de responsabilidad en los programas de la Agencia Europea del Espacio.

    Yo soy partidario de continuar con la contribución a los proyectos espaciales y hacer los aumentos que se puedan.

    Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de España
    © Sputnik / Sputnik
    Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de España

    — ¿Es un área que quieren aumentar esta contribución?

    — Al principio de la crisis hubo una decisión muy nociva de reducir en más del 50% la contribución a los programas del espacio. Por esta longitud en los programas del espacio, una reducción en un determinado momento implica quedarse atrás para muchos años.

    Esta decisión se ha revertido y ya hemos aumentado las cuantías, pero todavía nos estamos recuperando de la ausencia de esos años. Por este motivo, y para que no vuelva a ocurrir esa ausencia, intentaremos aumentar la contribución en materia espacial porque es de gran utilidad. Tira de la ciencia y los científicos, tira de la juventud, tira de la industria.

    Tema relacionado: ¿Se puede llamar a los servicios de emergencia desde el espacio?

    Sin embargo, no será lo único que se aumente, trataremos de que el sistema completo de ciencia y tecnología se aumente. La ciencia está en muy buena situación de calidad en España, pero en algunas ocasiones con contratos laborales demasiado frágiles. También queremos fomentar la industria de la tecnología.

    — Usted indicó en numerosas ocasiones que los países que más invierten en investigación son más ricos y que hay que apostar por la innovación, apoyando el desarrollo tecnológico y la investigación básica. ¿Será una línea a seguir para el primer astronauta en un Gobierno?

    — Sí, queremos apostar por la investigación, la innovación, la ciencia y la tecnología. En España estamos en el 1,2% del PIB, tenemos que crecer más del doble y este es el objetivo que tenemos, amparados por resoluciones del Congreso.

    Además queremos apostar por otras líneas de trabajo, como mejorar la forma en que las Universidades rindan cuentas ante la sociedad.

    Otras cuestiones que barajamos es la entrada del Estado en el capital de pequeñas empresas de manera que las ayudemos a crecer y después el Estado vuelva a salirse.

    Tenemos también un fondo de inversión para empresas tecnológicas, participada por Estado y fondos privados. Hay que ayudar a las empresas pequeñas, su creatividad está demostrada, hay que ayudarlas a crecer.

    Te puede interesar: La NASA se niega a financiar un telescopio que podría salvarnos de un 'asteroide asesino'

    Además, tenemos un programa de compra pública innovadora, al estilo de las cosas que se hacen en el programa espacial. Es decir, el Gobierno decide si necesitamos un telescopio de rayos ultravioleta, ofrece un dinero, y las industrias tienen que hacer el desarrollo tecnológico. Después de que lo use el Estado, también pueden vender ese desarrollo.

    — España participa en el proyecto Observatorio Espacial Mundial — Ultravioleta, pero debido a problemas financieros, su participación se redujo en 2014. Luego se habló de que España realizaría una cámara ultravioleta adicional. ¿Cuál es la situación?

    — Para el proyecto ultravioleta sí que se redujo la contribución unos años atrás, pero este año hemos aprobado el gasto con el dinero y está todo firmado. De hecho, en estos últimos presupuestos hay dinero para la continuación.

    Se trata del observatorio espacial mundial WSO-UV, un proyecto internacional liderado por Rusia.

    — Hablando de Rusia, ¿considera que afectaron las sanciones en esta materia?

    — Yo no soy consciente de que afectasen las sanciones. De hecho, desde que llegué al Gobierno nadie me ha dicho que ayudase con las sanciones.

    — ¿Existen entonces proyectos bilaterales con Rusia? Usted habla de fomentar este mercado…

    — En relaciones bilaterales, Europa tiene con Rusia por ejemplo la próxima misión a Marte. Sin embargo, hay muchas cuestiones que tendríamos que iniciar con Rusia. Desde España vamos hacer el año Dual de Ciencia y Educación Superior, que en principio será este año o el próximo, pero intentaremos que sea lo antes posible porque hay mucha voluntad de impulsar estas relaciones, como ya se hizo con el turismo.

    Es muy importante que se sepa que España es un país de ciencia avanzada. Es el país de toda Europa que tiene el mayor número de proyectos conjuntos europeos en horizonte 2020. En la cantidad de dinero que la UE concede a empresas pequeñas, para proyectas competitivos, España es el número uno. Las empresas pequeñas españolas son las más tecnológicas de toda Europa y son las que más proyectos de la UE consiguen.

    — ¿No hay contactos entre empresas rusas y españolas?

    — Si una empresa en Rusia necesita un colaborador tecnológico, en Rusia se suele ir a Alemania. Sin embargo es posible que la tecnología que busquen, esté en España. Ese conocimiento podría ser muy rentable para las empresas rusas. La colaboración con España desde Rusia siempre es más fácil porque ninguna quiere estar por encima de la otra.

    Además, toda empresa tecnológica española está encantada de aumentar la colaboración con Rusia.

    — Usted voló al espacio con los estadounidenses y con los rusos. ¿Con quién es más difícil trabajar?

    — En esas esferas no se entiende de nacionalidades, pero creo que los españoles entendemos más la manera de hacer las cosas de los rusos que los alemanes o finlandeses.

    — Respecto a China, en su opinión ¿cree que en 20 años será el país líder en la industria espacial?

    — Para eso deberíamos partir de una hipótesis, y es que no incrementemos los recursos de Europa y EEUU y ellos sigan incrementando, si es así, es probable que ocurra.

    Sin embargo, seguramente tienen algunas carencias, no conozco en detalle el programa espacial chino. Conozco mejor lo que ocurre en Rusia. Alguna carencia debe haber, que se suple con ingenieros de otros países, notablemente rusos. También hay miles de ingenieros chinos que van a EEUU o Europa a estudiar y que después vuelven formados. Se suplirán esas carencias, pero el retraso del programa chino respecto de los otros países, se hace cada vez más pequeño.

    — Otro gran protagonista en la carrera espacial es Elon Musk ¿Cómo valora sus planes para crear un asentamiento en Marte?

    — Todo es posible. Ahora la tecnología en muchas áreas está muy desarrollada, no necesitamos las 400.000 personas del programa Apolo. Esas personas tuvieron que hacer todo, inventar desde cero muchas cosas, algo que colocó a EEUU al frente de la tecnología del mundo durante décadas, por lo que fue rentable la inversión.

    Ahora se necesitaría menos gente, pero entiendo que si hay un impulso en esta dirección tiene que ser desde los poderes públicos, porque por mucho que la industria de Elon Musk haga unos desarrollos es imposible que una industria privada que intenta ganar dinero tome como actividad hacer una colonia en Marte. ¿Cómo ganas dinero? No hay negocio.

    Respecto a la propuesta de colonizar Marte de Musk, lo complicado será hacer todo allí, porque ir a Marte y no volver es una tontería. Allí no hay aire, no hay comida, no hay agua, Hay que hacer todo. Todo dependerá de una altísima tecnología. Hay que mandar gente y toneladas de repuestos.

    No te lo pierdas: Cómo los científicos chinos planean crear un suelo fértil en Marte

    Al final Elon Musk tendrá que vender sus cohetes a un Gobierno. Es la única manera de que esto funcione, para que tenga una mayor proyección a largo plazo. No hay inversores privados a 25 o 30 años, porque eso solo se lo puede permitir un Gobierno.

    — ¿El turismo espacial?

    — El turismo espacial a Marte de momento no será fácil. Las cifras a cobrar serían astronómicas. Quizá tendría éxito los vuelos cortos al espacio, que comenzarán este año. Eso sí podría funcionar, subir a la atmósfera y bajar.

    Al principio el que volaba en avión era rico, loco y algunos no volvían. En el espacio lo haremos mejor, pero empezará también por ricos y locos.

    — Finalmente, una pregunta más política. ¿Cómo valora el auge de extrema derecha en España?

    — Hace poco de este auge en España, pero sí que creo que debemos reflexionar que es lo que lo motiva.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    viaje espacial, inversiones, cooperación espacial, espacio, Elon Musk, Pedro Duque, España, Rusia