Widgets Magazine
20:39 GMT +319 Octubre 2019
En directo
    Dicen y Diremos

    Fallos de memoria

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    Hablamos de la crisis en relaciones entre Rusia y Estados Unidos. En vísperas de la cumbre del G20, que se celebrará a finales de junio en Osaka, muchos observadores se preguntan si el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, harán un intento de reanudar el diálogo tras una larga pausa.

    Sería, en caso de celebrarse, su primera reunión cara a cara tras el fin de la investigación del Fiscal Especial, Robert Mueller, quien no encontró pruebas de vínculos entre Donald Trump y Moscú. Pero la realidad es que por el momento no hay ninguna garantía de que los dos presidentes tengan una conversación bilateral en Osaka.

    Tema relacionado: Moscú desestima el informe de Mueller y rechaza las acusaciones de injerencia electoral

    Más aun, en la víspera de la cumbre del G20 lo que estamos viendo son nuevas muestras de tensión entre Moscú y Washington.

    Quizás el ejemplo más sintomático ha sido la reciente reunión de los líderes mundiales para conmemorar el 75 aniversario del Día D. Como destacan varios medios internacionales, entre los que se unieron a la reina Isabel II y otros jefes de Estado el pasado 6 de junio, uno estuvo notablemente ausente: el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

    En su ausencia el papel del líder sin objeción alguna lo ha monopolizado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

    Hay que destacar que no solo Putin estuvo notablemente ausente. En sus declaraciones, los líderes occidentales evitaron por sistema cualquier mención de Rusia o Unión Soviética, su principal aliado en la Segunda Guerra Mundial.

    Más información: Así cambió el Ejército Rojo el curso de la Segunda Guerra Mundial

    La CNN ofrece un fragmento del discurso de Trump pronunciado en la ceremonia oficial.

    Ni una palabra de Rusia. Al escuchar las declaraciones de Trump y de otros líderes mundiales uno podría preguntarse de qué guerra estaban hablando precisamente. Porque sin mencionar el papel de la Unión Soviética sería imposible explicar qué es el Día D y qué es lo que realmente están conmemorando.

    Simplemente no se entiende para qué se abrió el segundo frente si nos olvidamos del primero. Lo mismo sostiene el autor de una crónica publicada en la página web de la CNN.

    Una revista de los medios internacionales podría crear la sensación de que la Segunda Guerra Mundial y la Gran Guerra Patria son dos cosas muy diferentes.

    Desde esta perspectiva no es de extrañar que casi nadie se acuerda ya de que durante tres años, el Reino Unido y luego Estados Unidos se demoraron abriendo el segundo frente e intervinieron cuando el resultado de la guerra ya se había decidido en el frente oriental.

    Además: El 75 aniversario del Día D en Portsmouth: los barcos zarpan hacia Normandía

    La omisión de Moscú en las celebraciones del Día D no ha sido casual. Como tampoco ha sido casual el incidente en la alta mar entre  dos buques de guerra, uno de Estados Unidos y otro de Rusia, que han estado a punto de colisionar en aguas del Pacífico casi en el mismo momento cuando los líderes mundiales estaban celebrando el aniversario Día D.

    El Chancerllorsville, un crucero de misiles guiados, y el destructor ruso Almirante Vinogradov, se quedaron uno de otro a tan solo una distancia de entre 15 y 50 metros, según informes opuestos sobre lo sucedido de los respectivos mandos navales. Ambas partes sostienen que sus barcos fueron forzados a realizar maniobras de emergencia para evitar la colisión.

    "Tensión entre Washington y Moscú", escribió el diario español ABC en una de sus crónicas.

    Teniendo en cuenta todos estos desencuentros e incidentes no es de extrañar que esta semana el presidente ruso, Vladímir Putin, haya asegurado que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos van deteriorándose y "son cada vez peores".

    También te puede interesar: Putin acusa a EEUU de desestabilizar el sistema de seguridad global

    Esto es lo que señaló en una entrevista para el canal de televisión Mir, comentada en una crónica que se publicó en la página web del diario español ABC.

    Parece evidente que nuestros colegas de los medios internacionales dan casi por perdida la oportunidad de aprovechar la cumbre del G20 en Osaka para reanudar el diálogo entre Putin y Trump. La verdad es que sobran las razones para tener semejante punto de vista.

    Y las declaraciones de Putin que constata que las relaciones son cada vez peores es la prueba más contundente de que realmente es así.

    Más: Moscú espera que se celebre una reunión personal de Putin y Trump

    Sin embargo, esto no impide a los medios rusos afirmar que la reunión Putin-Trump en Osaka todavía no está descartada.

    "Donald Trump y Vladímir Putin, dispuestos a reunirse en el marco del G20”", titula esta semana el diario ruso Kommersant a una de sus crónicas. Y precisa que "los problemas en las relaciones ruso-americanas ya han madurado lo suficiente como para discutirlos".

    Si Kommersant realmente sabe algo que no sepan nuestros colegas de los medios internacionales es una buena noticia. Porque cualquier contacto directo entre los dos presidentes puede tener efectos muy importantes en el escenario internacional. En este sentido estoy totalmente de acuerdo con varios medios rusos que al igual que Kommersant sostienen que los problemas en las relaciones ruso-americanas han madurado lo suficiente como para discutirlos. Si esto no ocurre cada vez estaremos más cerca de una colisión al igual que los dos buques de guerra, el Chancerllorsville, un crucero de misiles guiados, y el destructor ruso Almirante Vinogradov, que como le hemos contado se quedaron hace poco uno de otro a tan solo 15 metros de distancia.

    Efectivamente, esperemos que en el tiempo que queda hasta la cumbre de Osaka, las partes consigan acordar por lo menos una conversación sustancial entre Putin y Trump.

     

    Etiquetas:
    informe, Robert Mueller, buques, relaciones, Vladímir Putin, Donald Trump, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik