06:21 GMT +317 Octubre 2018
En directo
    Kim Jong-un, líder de Corea del Norte (archivo)

    El botón rojo de Kim: "Corea del Norte propone no medir quién lo tiene más grande"

    © REUTERS / KCNA
    Asia y Oceanía
    URL corto
    Denis Lukyanov
    7311

    La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de cancelar su reunión con el líder norcoreano Kim Jong-un, anunciada el 24 de mayo, sembró dudas acerca de las verdaderas intenciones de la Casa Blanca. El experto ruso Konstantín Asmólov explicó en una entrevista con Sputnik qué se esconde detrás del juego de la Casa Blanca.

    Las dudas acerca de la necesidad del viaje de Trump a la cumbre con Kim Jong-un existían desde el principio. El nivel de demonización de Kim como el líder de un 'país malvado' es tan alto que cualquier encuentro con él se percibe como un gran error, expuso el experto.

    "Sí se puede organizar una cumbre entre Trump y Kim, pero si no llegan a ningún acuerdo, entonces ¿qué sentido tiene todo esto?", se preguntó Asmólov.

    Resultó que la información según la cual las sanciones presionaron a los norcoreanos hasta tal punto de que estaban listos para rendirse no tuvo nada que ver con la realidad, profundizó.

    "Cuando Washington pensó que todo iba sobre ruedas, empezó a hurgar incluso más en la herida presentando cada vez más exigencias. Pensaron que los norcoreanos se habían echado atrás, por lo cual, los podrían vencer", dijo Asmólov.

    Los norcoreanos dijeron que estaban listos para celebrar la cumbre en cualquier momento, pero propusieron "hablar y no medir quién tiene el botón rojo más grande", interpretó el entrevistado.

    Más aquí: Por qué a Trump le ha dado miedo reunirse con Kim Jong-un

    Además, Pyongyang afirma estar a favor de la desnuclearización, pero aboga por la idea de que es un proceso largo y paulatino, apuntó.

    "Los norcoreanos dicen: "Si nosotros damos un paso, ustedes también deben darlo. Ya hicimos gestos de buena voluntad, ¿dónde están los suyos?", reflexionó Asmólov.

    Trump quería evitar que la cumbre se celebrara dando a entender que era él quien había dejado plantado a Kim, por lo cual, quería que Corea del Norte cancelara el evento por iniciativa propia. Sin embargo, más tarde quedó claro que no había ninguna capitulación por parte de Pyongyang.

    Según recordó, entonces Pyongyang proclamó que si Washington seguía recurriendo a la estrategia de la presión unilateral, la cumbre podría ser cancelada.

    "En aquella situación quedó claro que en caso de que los norcoreanos hubieran sido los primeros en cancelar la cumbre, esto habría sido una humillación enorme para Trump. Por eso el presidente estadounidense encontró una justificación para ser el primero en cancelar la reunión", subrayó el entrevistado.

    Si bien la cancelación es un hecho bastante triste, no hay que esperar una escalada en un instante, aseveró el analista.

    "Esto es solo posible si continúa el lenguaje acalorado y si se introducen nuevas sanciones contra Pyongyang. Una de las posibles opciones es el traslado del foco de las tensiones hacia Irán", enfatizó.

    No te lo pierdas: ¿Golpe de Estado en Corea del Norte? Los temores de Kim a una reunión con Trump

    Asmólov tachó de insinuaciones los informes acerca de que Kim tenía miedo de viajar lejos de su país, en particular, a Singapur para reunirse con el líder de Estados Unidos. Subrayó que el dirigente norcoreano ya había viajado a China para reunirse con el presidente chino Xi Jinping.

    El experto también trató el tema del 'escenario libio' para Corea del Norte.

    Las recientes menciones del 'escenario libio' fueron percibidas en Corea del Norte de manera negativa. Asmólov precisó que al mencionar dicha opción Trump no quería decir que fuese a invadir el norte para matar a Kim Jong-un.

    No obstante, esto fue percibido como una amenaza en Pyongyang. A Washington le faltó el entendimiento de la naturaleza específica de Corea del Norte, precisó.

    Te puede interesar: Trump cede ante China en su guerra comercial a cambio de Corea del Norte

    "Si Kim fuera otra persona, se lo podría sobornar con dinero y garantías de seguridad. Pero el líder norcoreano no es así", explicó.

    El pasado 24 de mayo Trump envió una carta al líder norcoreano, Kim Jong-un, anunciando su decisión de cancelar la reunión bilateral, prevista inicialmente para el 12 de junio, debido a la "hostilidad" de Pyongyang.

    Fue precisamente el 24 de mayo cuando Corea del Norte desmanteló su polígono de pruebas nucleares en Punggye-ri.

    No obstante, Kim Jong-un expresó su disposición a sentarse a negociar con el mandatario de EEUU "en cualquier fecha y formato".

    Trump calificó de "muy buenas noticias" la reacción de Pyongyang, e incluso más tarde declaró que la cancelada cumbre con Kim podría llevarse a cabo el 12 de junio en Singapur, tal y como estaba previsto.

    Más: Senador de EEUU: la guerra con Pyongyang tendría lugar en el 'jardín trasero' de China

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Rusia no se sorprende por cancelación de la cumbre EEUU-Corea del Norte
    China promete no permitir nueva guerra o disturbios en la península de Corea
    ¡No tengo ganas de encuentro! Trump decide cancelar su reunión con Kim Jong-un
    Putin se pronuncia en contra de la agresión hacia Corea del Norte
    EEUU no descarta una opción militar para Corea del Norte
    Etiquetas:
    botón nuclear, encuentro, desnuclearización, reunión, cumbre, Konstantín Asmólov, Donald Trump, Kim Jong-un, Singapur, Corea del Norte, EEUU