En directo
    América Latina
    URL corto
    0 42
    Síguenos en

    Dos países latinoamericanos están restringiendo la circulación de personas según sean hombres o mujeres. Pese a que disminuyó la cantidad de gente en las calles, ambos países continúan enfrentando otros problemas: las aglomeraciones de personas en supermercados y farmacias, y de discriminación. Así se está aplicando la cuarentena en Panamá y Perú.

    Los Gobiernos de todo el mundo están tomando diferentes medidas para controlar el COVID-19 y evitar que continúe creciendo el número de personas contagiadas. La mayoría ha sido aplicada proporcionalmente; generalmente los Gobiernos comienzan exhortando a la población a no salir, luego instauran un toque de queda y, después, la cuarentena obligatoria

    No obstante, han habido autoridades locales y nacionales que han innovado en cómo hacer frente al coronavirus. Hemos visto lugares donde se testeó y diagnosticó a toda la población, así como otros que prefirieron crear una aplicación para rastrear la propagación de virus. Sin embargo, hasta ahora no se había restringido la circulación de personas basándose en si son hombres o mujeres. 

    La cuarentena según el sexo biológico en Panamá

    El 1 de abril el Gobierno de Laurentino Cortizo comenzó a implementar un programa de cuarentena basado en el sexo biológico de las personas en respuesta al COVID-19. Estipuló que los días lunes, miércoles y viernes sólo podrán salir de sus casas pura y exclusivamente para hacer compras en supermercados o farmacias, e al médico, quienes tengan un documento de identidad que indique que pertenecen al sexo femenino; los martes, jueves y sábados está permitida la salida de los del sexo masculino. Los domingos ambos deberán permanecer en sus casas. 

    Además, Cortizo determinó que la circulación por sexo también estará sujeta a franjas horarias, que dependerán del último número del documento de identidad de cada persona, a excepción de los adultos mayores y personas con discapacidad, que podrán realizar sus mandados entre las 11:00 y las 13:00, aunque deberán respetar los días de circulación según el sexo. Esta inusual medida ya ha desatado varios problemas, principalmente de discriminación y malos tratos. 

    Panamá es un país donde se exige la cirugía de reasignación de sexo para la modificación del sexo legal en los documentos oficiales; por ende la identidad que figura en los documentos de las personas transgénero no coincide con quienes realmente son. Según Human Rights Watch, la legislación va "en contravención del derecho internacional de los derechos humanos", y la restricción por sexo biológico "discriminan". 

    A su vez, HRW menciona que ya el primer día que empezó a regir la cuarentena por sexo ya se registraron problemas, y lo ejemplifica con lo que le sucedió a Bárbara Delgado, una mujer transgénero que trabaja como voluntaria en un centro de salud. 

    Delgado salió de su casa el miércoles (día asignado para las mujeres) rumbo al centro de salud; en el camino fue detenida junto a dos hombres y una mujer. Todos explicaron que estaban en la calle fuera del horario asignado en su documento de identidad porque se dirigían al voluntariado. No obstante, Delgado fue la única detenida porque su identificación no coincidía con su apariencia. 

    "En la comisaría un juez de paz la acusó de no ser mujer y señaló que era bueno que la hubieran acogido. A Delgado se le hizo pagar una multa de 50 dólares por violar las medidas de cuarentena y fue liberada después de tres largas y humillantes horas", se lee en HWR.

    Cuarentena por género en Perú

    En Perú la medida empezó a regir el 3 de abril, y los días fueron asignados al revés que en Panamá: los hombres podrán salir a realizar compras, ir al médico o al banco los días lunes, miércoles y viernes; mientras que las mujeres los martes, jueves y sábados. Al igual que en el país centroamericano, los domingos todos deberán permanecer en su casa. 

    La medida del Gobierno de Martín Vizcarra busca reducir "en 50% la circulación de las personas", con el objetivo de mantener su capacidad de respuesta a la par del nivel máximo que alcanza la curva de contagios por COVID-19. La medida regirá hasta el 13 de abril, cuando está previsto termine la cuarentena obligatoria y el toque de queda, que rige desde las 20:00 hasta las 5:00 (1:00 a 10:00 GTM).

    Con esta nueva medida de aislamiento social, el Gobierno busca dar "un segundo martillazo" contra la propagación del virus, y lograr que el número de contagios se duplique cada ocho días, según explicó el presidente en conferencia de prensa.

    Vizcarra aclaró que la nueva restricción no se aplica a los trabajadores de mercados, tiendas, farmacias y bancos, quienes deberán concurrir a sus trabajos para abastecer a la ciudadanía. También advirtió que sólo hay tres motivos por los cuales los ciudadanos pueden salir de sus casas: 

    • abastecimiento de productos de primera necesidad
    • compra de medicamentos
    • acudir a instituciones financieras

    Además, el presidente peruano aseguró que tanto la Policía como las Fuerzas Armadas, que serán las encargadas de controlar la circulación de personas según los días asignados, serán instruidas para no discriminar por razones de género. 

    ​Aunque las medidas implementadas en Perú y Panamá sí han logrado reducir la cantidad de personas que circulan en las calles, siguen siendo un problema los aglomeramientos en los lugares de acopio de alimentos y productos de primera necesidad. 

    Etiquetas:
    transgéneros, mujeres, hombres, estrategia, COVID-19, coronavirus, Panamá, Perú
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook