En directo
    América Latina
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — El presidente venezolano, Nicolás Maduro, cumplió un año de haber juramentado su segundo mandato del período 2019-2025 en medio de conflictos con Estados Unidos y elevados índices de hiperinflación que afectaron la economía de esa nación sudamericana, opinaron diputados consultados por Sputnik.

    "Ha sido una gestión valiente y ha derrotado la conspiración y desestabilización financiada y dirigida por el imperialismo norteamericano, aquí en el país y en Latinoamérica", expresó el diputado del gobernante Partido Socialista Unido (PSUV), Saúl Ortega.

    Maduro se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el 10 de enero de 2019, pero ese mismo día los países del Grupo de Lima, Estados Unidos, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA) desconocieron la toma de posesión y la catalogaron como "ilegítima".

    Nicolás Maduro cuando asume su segundo mandato presidencial (archivo)
    © AP Photo / Ariana Cubillos
    Ortega, presidente de la comisión de Asuntos Internacionales de la Asamblea Nacional Constituyente, dijo que pese al rechazo internacional, Maduro logró "garantizar" la paz del país caribeño.

    "No es poca cosa haber resistido los embates de toda una agresión contra la estabilidad, la paz y la soberanía del país, ese es el primer objetivo logrado, haber garantizado la paz, la defensa, la soberanía territorial", afirmó.

    Durante el primer año del segundo período constitucional, el mandatario venezolano acusó a Estados Unidos y Colombia de apoyar el intento de golpe de Estado en su contra, liderado por los opositores Juan Guaidó y Leopoldo López, el 30 de abril de 2019.

    Por su parte, el diputado opositor Carlos Melo manifestó que el Gobierno de Maduro mantiene una deuda social pues el salario mínimo no se ajusta a la realidad de la economía venezolana.

    "El Gobierno de Nicolás Maduro tiene una gran deuda en materia social, en el tema del salario, uno de los salarios más pequeños (bajos) del mundo con relación a lo que es su inflación y sus niveles de gasto, un salario de 2 dólares al mes no existe sino aquí", señaló Melo.

    En agosto pasado, el Ejecutivo incrementó el salario mínimo en 150.000 bolívares mensuales (2,5 dólares, de acuerdo a la tasa oficial de 62.200 bolívares por dólar), y fijó el valor del bono de alimentación en otros 150.000 bolívares para un salario integral de 300.000 bolívares.

    La inflación en Venezuela cerró noviembre en 38,5%, la acumulada fue de 5.515,6% y la interanual 13.475,8%, de acuerdo a cifras de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral de mayoría opositora).

    Economía de guerra

    Algunos países como Estados Unidos y de la Unión Europea incrementaron las sanciones contra el Gobierno de Maduro, lo que a juicio de Ortega forma parte de la guerra económica para afectar a la nación sudamericana.

    "El Gobierno está haciendo lo que tiene que hacer frente a una economía de guerra, que es lo que realmente estamos viendo producto de una guerra económica del imperialismo de sus aliados, de la comunidad económica europea y de América Latina", expuso.

    Melo, del partido opositor Avanza Progresista, coincidió en que las sanciones no ayudan, sino al contrario, afectan a los ciudadanos y no al Gobierno.

    "Yo no comparto lo relacionado con las sanciones económicas que pretenden imponer algunos países, la interferencia permanente de algunos gobiernos poco ayudan, creo que esas sanciones y esas medidas los grandes afectados somos los que estamos en la clase media, en los sectores populares, esos son los grandes afectados", indicó.

    Maduro manifestó que desde que desde hace un año ha enfrentado "duras" batallas, que logró vencer "gracias a la unión que hoy se consolida como punta de lanza para los grandes cambios que necesita la Patria".

    El primer año del segundo mandato de Maduro, también estuvo enmarcado por la autoproclamación como "presidente encargado" del diputado Juan Guaidó, el 23 de enero de 2019; acción que Jefe de Estado calificó como un intento de golpe por parte de EEUU.

    En ese sentido, Ortega señaló que el Gobierno deberá garantizar la recuperación de los servicios públicos, que han sido "afectados" por el bloqueo que Washington utiliza como presión desde el año pasado.

    "Garantizar todo lo que es la recuperación de los servicios públicos que también han sido afectado por la conspiración, el bloqueo que no permite que al país se le vendan los insumos para los servicios hospitalarios, de agua potable, de electricidad, de telefonía", sostuvo.

    El Gobierno de Maduro también enfrentó en marzo pasado un apagón general que dejó sin luz a gran parte del país por varios días; el mandatario responsabilizó a Estados Unidos de impulsar un ataque electromagnético a la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, en el estado Bolívar (sur).

    Venezuela vive una tensión política, luego que 53 países reconocieran a Guaidó y desconocieran el segundo mandato de Maduro, quien resultó reelecto en los comicios presidenciales de mayo de 2018, con el 67,8% de los votos.

    Etiquetas:
    inflación, Nicolás Maduro, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik