12:08 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
     Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

    Líderes latinoamericanos reaccionan a la renuncia de Evo Morales

    © REUTERS / Jorge Luis Plata
    América Latina
    URL corto
    Evo Morales renuncia a la Presidencia de Bolivia (130)
    211278
    Síguenos en

    Los líderes de la región se han pronunciado en contra de la renuncia del presidente boliviano Evo Morales y su Gabinete en lo que muchos califican como un golpe de Estado.

    México

    El Gobierno de México denuncia que existió un golpe de Estado contra el presidente Evo Morales en Bolivia y exigió respeto al orden constitucional en el país andino.

    "En primer lugar, señalamos que lo que ayer se produjo lo consideramos un golpe (...), el presidente Evo Morales resolvió presentar su renuncia para evitar una guerra civil, por consiguiente es un golpe, porque el Ejército pidió la renuncia del presidente y eso violenta el orden constitucional en ese país (...), la postura es reivindicar y demandar el respeto al orden constitucional", dijo el secretario de Relaciones Exteriores mexicano Marcelo Ebrard. 

    El Gobierno mexicano advirtió que hará valer el derecho de asilo, que ha ofrecido a Morales, un derecho internacional "que no solo lo ha promovido, sino lo ejercido en muy diferentes circunstancias históricas", recordó Ebrard.

    Respecto al estado de la relación con Bolivia, a la administración de López Obrador está pendientes de qué tipo de Gobierno se configura, "porque no solo se dio la renuncia del presidente sino del vicepresidente, de ministros senadores, senadoras y diputados y diputadas".

    Venezuela

    El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó su solidaridad con el ya exmandatario de Bolivia y denunció un golpe de Estado en contra de este.

    "Condenamos categóricamente el golpe de Estado consumado contra el hermano presidente @evoespueblo. Los movimientos sociales y políticos del mundo nos declaramos en movilización para exigir la preservación de la vida de los pueblos originarios bolivianos víctimas del racismo", escribió el líder venezolano en su cuenta de Twitter.

    Cuba

    El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, llamó a una movilización mundial para proteger la vida de Morales.

    "La derecha, con violento y cobarde golpe de Estado atenta contra la democracia en Bolivia. Nuestra enérgica condena al golpe de Estado y nuestra solidaridad con el hermano presidente Evo Morales. El mundo se debe movilizar por la vida y la libertad de Evo", escribió el mandatario cubano en su cuenta de la red social de Twitter.

    Más tarde, Díaz-Canel calificó como un golpe al corazón de la democracia de América la situación en Bolivia.

    "Golpe al corazón de la democracia y de los pueblos de nuestra América en Bolivia; ¿Cómo y quiénes se articularon frente al único Gobierno boliviano que hizo obra por los humildes? Se quebró la legalidad y se debe velar por la integridad física de Evo, otros líderes y pueblo boliviano", escribió Díaz-Canel en su cuenta de la red social de Twitter.

    ​El ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, también condenó el "golpe de Estado" en Bolivia y se solidarizó con Evo Morales.

    "Enérgica condena de @CubaMINREX al golpe de estado en Bolivia y nuestra solidaridad con el hermano Pdte @evoespueblo, protagonista y símbolo de la reivindicación de los pueblos originarios de #NuestraAmérica. Llamamos a la movilizacion mundial por la vida y la libertad de Evo", tuiteó.

    El 9 de noviembre, en una declaración emitida por el ministerio cubano de Relaciones Exteriores, se denunció la puesta en marcha del golpe de Estado contra el presidente Evo Morales, que fue calificado como "una amenaza para la estabilidad de Bolivia y de toda la región".

    Argentina

    El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, señaló que el golpe de Estado en Bolivia que ha motivado la renuncia del presidente de ese país no puede tolerarse y que por lo tanto deben convocarse cuanto antes nuevas elecciones.

    "El quiebre institucional en Bolivia es inaceptable; el pueblo boliviano debe escoger cuanto antes, en elecciones libres e informadas, a su próximo Gobierno", sentenció el dirigente peronista desde las redes sociales.

    ​Mientras el presidente saliente Mauricio Macri guarda silencio, el próximo mandatario de la nación aseguró que en Bolivia "se ha consumado un golpe de Estado producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del ejército".

    "Es un golpe perpetrado contra el presidente Evo, que había convocado a un nuevo proceso electoral", recordó el líder de la alianza opositora Frente de Todos.

    Como "defensores de la institucionalidad democrática", su espacio rechaza por tanto "la violencia desatada que impidió a Evo Morales concluir su mandato presidencial y alteró el curso del proceso electoral".

    En un mensaje al todavía jefe de Estado de Argentina, Fernández advirtió que las "actuales autoridades" deben actuar "bajo ese mismo principio preservando la integridad física de quienes puedan resultar perseguidos por el golpismo y colaboren hasta el 10 de diciembre con la recuperación de la democracia en Bolivia".

    "El compromiso de la Argentina con la institucionalidad y contra cualquier forma de golpe de Estado en el continente debe ser total", enfatizó.

    Tras afirmar que su agrupación defenderá "firmemente la democracia en toda América Latina", Fernández señaló que tras "este quiebre institucional, Bolivia debe volver cuanto antes al sendero de la democracia a través del voto popular y sin proscripciones".

    El canciller argentino, Jorge Faurie, justificó en cierta medida el golpe de Estado al afirmar al canal local TN "que las Fuerzas Armadas se declararon prescindentes, dijeron a la clase política que busque una salida y esto es lo que ha ocurrido".

     

    Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina entre 2005 y 2010, Jorge Taiana, afirmó en declaraciones exclusivas a Sputnik que debe respetarse la vida, la libertad y la integridad del presidente de Bolivia, Evo Morales, y de su vicepresidente, Álvaro García-Linera, tras el golpe de Estado perpetrado en ese país.

    "Exigimos se respete y garantice sus vidas, su libertad e integridad", señaló el actual diputado del Parlamento del Mercosur (Parlasur).

    El responsable de relaciones internacionales del Partido Justicialista (PJ) que apoya al presidente electo Alberto Fernández exigió que se restablezca "de inmediato el Estado de derecho y la democracia".

    "Toda mi solidaridad con los hermanos bolivianos, con los compañeros Evo Morales y Álvaro García Linera", expresó quien fuera canciller durante el Gobierno del fallecido Néstor Kirchner (2003-2007) y el de Cristina Fernández (2007-2015).

    El PJ advirtió en un comunicado que "la forzada renuncia del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera es la consecuencia de un golpe cívico, político y policial que de manera abierta intentó descalificar el triunfo electoral".

    "Incluso desde antes de las elecciones que se realizaron el 20 de octubre pasado, anunciaron la decisión de desconocer cualquier resultado electoral que favoreciera al presidente Evo Morales", señaló la fuerza que representa al grueso del movimiento peronista en Argentina.

    En los últimos días se multiplicaron "los actos de violencia con alto componente racista por parte de fuerzas opositoras, que violaron normas de convivencia básicas, intimidando y agrediendo a seguidores y autoridades del oficialismo, son la expresión de una escalada que buscó desestabilizar al gobierno democrático de Bolivia", añadió en el texto.

    Grupo de Puebla

    El Grupo de Puebla, que integran 32 líderes de doce países, achacaron a las fuerzas de la oposición el golpe de Estado en Bolivia que precipitó la renuncia de Evo Morales, y de su vicepresidente, Álvaro García-Linera, según expresaron en un comunicado al teŕmino de su segundo encuentro en la capital argentina.

    "Fuerzas de la oposición desencadenaron movilizaciones políticas acompañadas de actos de violencia, humillación de autoridades democráticamente elegidas, invasión, saqueo y quema de casas, secuestro y amenazas de familiares para llevar a cabo un golpe de estado y forzar la renuncia del presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García-Linera, legal y democráticamente elegidos", indicaron.

    El colectivo advirtió que "la constitución y el Estado de derecho de Bolivia fueron violados interrumpiendo un mandato constitucional" y recordaron que la Organización de Estados Americanos (OEA) sugirió un nuevo proceso electoral aceptado por el mandatario boliviano.

    La marcha de la central sindical en Bolivia
    © Sputnik / Marco Teruggi
    "Pero la oposición optó por la intransigencia, la radicalización y la ruptura democrática, abriendo un grave antecedente de un nuevo golpe de estado en la larga historia de interrupciones democráticas en el país", advirtieron.

    El Grupo de Puebla puso el foco en "los comportamientos ilegales e irresponsables de las fuerzas policiales y finalmente, de las propias fuerzas armadas que acompañaron al golpe".

    El colectivo también se solidarizó con la ciudadanía boliviana y exigió "el respeto a la integridad física de todos y cada uno de los miembros del Gobierno, autoridades locales, militantes, líderes sociales y sus familiares".

    "Es inaceptable la violencia a la que ya muchos fueron sometidos", señaló.

    La instancia regional reclamó que continúe la convocatoria de las elecciones de manera "transparente y sin restricciones".

    Además exigió a organismos internacionales de Derechos Humanos que aclaren "los actos de violencia cometidos", procedan a enjuiciar y castigar a los responsables, y restablecezcan "el orden, la paz, la convivencia social y la democracia en Bolivia".

    El documento es firmado por catorce dirigentes políticos, entre ellos excanciller brasileño Celso Amorim, y el argentino Jorge Taiana, el exministro de Economía de Chile Carlos Ominami, el exministro argentino de Trabajo Carlos Tomada y el excandidato presidencial por el Partido Progresista en Chile Marco Enríquez-Ominami.

    Colombia

    El Gobierno de Colombia pidió al Estado de Bolivia, así como a los diferentes actores sociales y políticos de ese país, trabajar de manera conjunta para garantizar una transición pacífica de gobierno.

    "Tras el anuncio de la dimisión del presidente Evo Morales, Colombia invita a los representantes de las instituciones del Estado, de los diferentes partidos políticos y de la sociedad en su conjunto, a trabajar de la mano por garantizar un proceso de transición pacífico, en estricto apego a las disposiciones constitucionales", indicó la Cancillería de Colombia en un comunicado.

    Asimismo, solicitó a la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que convoque una sesión del Consejo Permanente, "de manera urgente, a fin de buscar soluciones a la compleja situación institucional que se presenta en el Estado Plurinacional de Bolivia", la cual, agregó, necesita del acompañamiento de la comunidad internacional.

    Evo Morales, expresidente de Bolivia (archivo)
    © REUTERS / Freddy Zarco/Courtesy of Bolivian Presidency
    En otro apartado del comunicado, la Cancillería colombiana aseguró que el Gobierno de Iván Duque colaborará con Bolivia, en el marco de la OEA, y bajo las instancias y procedimientos establecidos dentro de ese sistema hemisférico, "para asegurar que los ciudadanos bolivianos se puedan expresar libremente en las urnas y elegir a un nuevo gobierno con plenas garantías para su participación".

    Tras conocerse de la renuncia de Morales, los partidos de izquierda de Colombia expresaron a través de redes sociales su solidaridad con el líder boliviano.

    "Solidaridad con Evo, símbolo de dignidad y reivindicación de los pueblos originarios de nuestro continente. Rechazo total al golpe de estado y ataques violentos a la democracia Boliviana. Digno quien insta al diálogo, la paz y la defensa de la vida", escribió en su cuenta de Twitter el máximo líder del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC, surgido tras la disolución de la guerrilla), Rodrigo Londoño, 'Timochenko'.

    ​Por su parte el partido Unión Patriótica (UP) expresó en Twitter que Morales renunció "para evitar una tragedia provocada por la derecha fascista" que, señaló, "quiere ganar a la fuerza lo que perdió en las urnas", en relación al expresidente y opositor boliviano Carlos Mesa.

    "La derecha planeó golpe de Estado para quitarle al pueblo su soberanía. Lo rechazamos", agregó la UP.

    ​Mientras, la Juventud Comunista Colombiana (Juco) consideró en Twitter que ante la situación social de Bolivia, lo que se observa es que "las Fuerzas Militares bolivianas, aliadas de las oligarquías racistas-fascistas y a las órdenes del imperialismo y la OEA, abandonan al pueblo boliviano a la suerte de las hordas golpistas".

    Brasil

    El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, atribuyó a las denuncias de presunto fraude electoral en los recientes comicios presidenciales de Bolivia la renuncia de Evo Morales.

    "Las denuncias de fraude electoral culminaron con la renuncia del presidente Evo Morales", manifestó el líder brasileño en su cuenta de Twitter.

    ​La lección para Brasil, prosiguió, es "la necesidad, en nombre de la democracia y la transparencia, de contar los votos que se pueden auditar".

    A su vez, el canciller Ernesto Araújo negó que se trate de un golpe de Estado en Bolivia y advirtió que la "narrativa golpista solo sirve para incitar a la violencia".

    "No hay estafa en Bolivia. El intento de fraude electoral masivo deslegitimó a Evo Morales, quien tuvo la actitud correcta para renunciar ante la protesta popular", tuiteó el ministro.

    Brasil "apoyará la transición democrática y constitucional" en el país andino, aseguró.

    Por su parte, la expresidenta brasileña Dilma Rousseff (2011-2016) dijo que la renuncia de Evo Morales fue causada por un golpe militar, lo que significa un ataque a la democracia en América Latina.

    ​"Total solidaridad con el legítimo presidente de Bolivia, Evo Morales, quien fue depuesto por un golpe militar, su casa fue allanada por la policía y sufrió una orden de arresto ilegal. Un ataque muy serio contra la democracia en América Latina y la violencia contra el pueblo boliviano", afimó Rousseff en su cuenta de Twitter.

    Ecuador

    El Gobierno de Ecuador expresó su rechazo a todo acto de violencia, cualquiera sea su origen, al referirse a los sucesos en Bolivia.

    "El Gobierno del Ecuador rechaza todo acto de violencia, cualquiera sea su origen. Formulamos un llamado a todos los actores políticos y sociales de la hermana Bolivia para aunar esfuerzos hacia el pronto restablecimiento de la paz, en un clima de respeto a los derechos humanos", afirmó la Cancillería ecuatoriana en un comunicado de prensa.

    El texto añade que el Gobierno ecuatoriano confía en que la vocación pacífica y democrática del pueblo boliviano contribuirá al pleno restablecimiento del sistema "con la organización de nuevas elecciones, libres y transparentes, convocadas por tribunal electoral renovado y acompañadas de la participación de países amigos, la OEA y otros mecanismos internacionales".

    Para Quito, el pronunciamiento de la auditoría de la OEA sobre las últimas elecciones en Bolivia no deja dudas de que estas "adolecieron de serios errores, manipulación informática y transparencia y, por tanto, sus resultados carecen de legitimidad".

    Rafael Correa

    El expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) declaró que la OEA es una de las principales causantes de la crisis que se vive en Bolivia.

    ​"La OEA es una de las grandes responsables de lo que está pasando, y la doble moral del secretario general Luis Almagro es clamorosa. Un grupo de expertos debe revisar el informe OEA sobre elecciones bolivianas. Si mintieron o no desmitieron, confirmaría que ya es hora de dejar el Ministerio de la Colonias", escribió Correa en su cuenta de Twitter.

    Fernando Lugo

    El expresidente de Paraguay Fernando Lugo (2008-2012) afirmó en una entrevista exclusiva con Sputnik que la renuncia del mandatario de Bolivia se debe a un golpe cívico, militar y electoral.

    "Hace ya como diez días que Evo estaba hablando que estaba en ciernes un golpe, y hoy se ha materializado ese golpe cívico militar, un golpe electoral", sentenció el exmandatario desde la capital argentina.

    El exjefe de Estado de Paraguay advirtió que lo sucedido en Bolivia durante los últimos días constituyó la "crónica de un golpe anunciado".

    "La responsabilidad del golpe es en primer lugar de los políticos opositores y de las fuerzas militares", advirtió en diálogo con Sputnik.

    Lugo alertó de que debido a este quiebre institucional, el presidente de Bolivia "se ve forzado a renunciar por la escalada de violencia que atacaba la ciudadanía y sobre todo, y también, a sus familiares".

    El exmandatario reconoció que "es difícil predecir" lo que pueda suceder de ahora en adelante en el país andino, pero no dudó en señalar que las entidades internacionales que velan por el respeto de derechos humanos deberían intervenir en defensa de Evo Morales y de la población.

    "Lo que ahora estamos diciendo es que organismos internacionales de derechos humanos deberían precautelar por la salud física de la ciudadanía, la salud física del presidente y vicepresidente (Álvaro García Linera), y la salud física de la democracia", destacó.

    El líder del Frente Guasú de Paraguay se expresó de este modo al término del segundo encuentro del Grupo de Puebla, una instancia regional que reúne a 32 líderes de doce países y que se reunió este fin de semana en Buenos Aires.

    Morales renunció el 10 de noviembre, después de declarar ante la televisión boliviana que su decisión la adoptaba para evitar la escalada de violencia, los ataques y agresiones de los líderes opositores Carlos Mesa y Fernando Camacho contra el Gobierno del Movimiento al Socialismo.

    Tema:
    Evo Morales renuncia a la Presidencia de Bolivia (130)
    Etiquetas:
    Bolivia, golpe de Estado, Evo Morales, Nicolás Maduro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik