Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La economía, el desafío del Gobierno de Argentina tras la derrota electoral

© AP Photo / Natacha PisarenkoAlberto Fernández, presidente de Argentina
Alberto Fernández, presidente de Argentina - Sputnik Mundo, 1920, 15.09.2021
Síguenos en
La derrota del oficialismo en las elecciones primarias en Argentina es interpretada como un voto castigo al rumbo de la economía nacional. La diferencia de votos a favor de la oposición es otra brecha que el Gobierno de Alberto Fernández buscará reducir, de cara a los comicios generales de medio término del 14 de noviembre.
Los resultados de las elecciones primarias fueron interpretados como un voto castigo a la falta de respuestas a la crisis económica y a errores no forzados del Gobierno, que batalla con las consecuencias de la pandemia.
Los mercados financieros reaccionaron con optimismo frente a la derrota gubernamental: las acciones argentinas en dólares subieron 19%, la bolsa de valores local aumentó 6,8% y bajó 6% el índice de Riesgo País a las inversiones.
El ascenso en las acciones, sin embargo no es un síntoma muy optimista. "No es un Gobierno muy pro mercado ni que estimule el funcionamiento de los negocios, de las empresas; se ha pasado los últimos meses poniendo trabas a las operaciones de capitales. Ahora bien, es una suba especulativa porque las elecciones todavía no pasaron y tampoco creo que vayan a haber cambios en el esquema económico suficientemente rápido. Argentina no es interesante hoy para el mundo", dijo a Sputnik el economista Fausto Spotorno.

¿Cómo reaccionarán el dólar y la inflación?

La gran expectativa es qué pasará con el dólar y la inflación. En los días anteriores a las PASO, el dólar paralelo blue superó los 187 pesos, generando la mayor brecha en lo que va de 2021, de 90%, en comparación con la cotización oficial, que es cercana a 100 pesos.
La brecha cambiaria es consecuencia de un mercado de cambios alternativo al oficial creado en respuesta las fuertes restricciones a la compra de divisa extranjera, apodado "cepo", establecidas por el Estado con el objetivo de evitar la fuga de capitales, cuidar las reservas del Banco Central y llevar adelante una devaluación controlada y gradual que evite una hiperinflación. Es uno de los síntomas evidentes de un modelo económico de crisis.
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, da declaraciones a la prensa luego de votar en las PASO 2021 - Sputnik Mundo, 1920, 13.09.2021
América Latina
¿Quién ganó y quién perdió? Las conclusiones de las primarias argentinas
En una economía bimonetaria como la argentina, que usa tanto el peso como el dólar como referencia, la devaluación de la moneda local termina por ser la principal determinante de la inflación, que osciló entre el 25% y el 55% en los últimos 10 años, que destruye el poder adquisitivo de los salarios, en combinación con la emisión monetaria usada para financiamiento del gasto público, estrategia del Gobierno evitar el colapso social.

"La situación económica es muy inconsistente: nunca va a dar resultados porque no cierran los números. Argentina tiene problemas de crecimiento desde hace una década. El cepo cambiario y ese tipo de medidas te salvan unos meses pero a la larga te congelan el sector exportador", comentó Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de la consultora OJF.

Paradoja del "cepo" como mal menor

Según la teoría económica a la que se suscriba, existen diversos factores que provocan el descontrol de subas de precios, como los aumentos en los servicios básicos, los impuestos, las materias primas o las tasas de interés de la política monetaria, el remarcamiento arbitrario y especulativo por parte de agentes formadores de precios, y la emisión de la base monetaria.
Argentina está limitada en su capacidad de recuperación debido a los efectos de la pandemia, la restricción externa de dólares y la negociación de su deuda externa. El país arrastra más de una década de programas infructuosos llevados adelante por gobiernos de diferentes banderas políticas, lo que generó en estas elecciones el crecimiento de plataformas de derecha libertaria, que buscan cambios radicales en la economía.
Como cualquier otro país del mundo, necesita generar dólares para empujar el desarrollo y la inversión, y esto lo logra a través del mercado financiero internacional y de la exportación. Pero tiene el problema interno de que los gobiernos, y por consecuencia la moneda nacional, no generan la confianza externa ni de sus propios habitantes, que recurren al dólar como reserva de valor en detrimento del peso.
Fuera FMI de Argentina y de toda América Latina - Sputnik Mundo, 1920, 14.09.2021
Economía
El día después de la derrota: ¿qué hará el Gobierno argentino con el dólar, la inflación y el FMI?
Los controles de cambio buscan frenar esas corridas, pero generan un mercado paralelo y diferentes tipos de valores y, al mismo tiempo, la posibilidad de generar un "atraso" cambiario.
"Sincerar" el tipo de cambio implicaría generar más inflación, pero mantenerlo provoca la pérdida de competitividad internacional, que impacta en las inversiones y el comercio exterior, que es el principal generador de dólares genuinos vía exportación.
Spotorno argumentó que el proceso de recuperación posterior a la crisis de 2001, puesto en práctica durante los gobiernos de Eduardo Duhalde (2002-2003) y Néstor Kirchner (2003-2007), se empezó a frenar en 2007.
A partir de ese momento, se estimuló la economía, golpeada a nivel mundial por la crisis bancaria, mediante el aumento del gasto público, y se combatió la inflación con el congelamiento de tarifas de servicios públicos y a través de discrecionalidad y reglas inflexibles.
"2011 fue el último año con crecimiento, después se empezó a acabar la plata y empezaron las retenciones a las exportaciones. A partir de ahí, empieza un proceso de creciente déficit fiscal, cepo cambiario, faltante de dólares, todo esto con contrapartida de emisión monetaria y pérdida de reservas", resumió el economista.
Vista de la fachada del Instituto Nacional de Estadistica y Censos (INDEC) de Argentina durante una protesta de los empleados reclamando la restitucion de la ex-directora Graciela Bevacqua, el 01 de febrero de 2007 en Buenos Aires - Sputnik Mundo, 1920, 14.09.2021
América Latina
Inflación de Argentina en agosto alcanza 2,5%
En 2015, asumió Mauricio Macri (2015-2019), quien cambió el modelo por uno abierto al libre mercado financiero, pretendió achicar el déficit fiscal de forma gradual, eliminó regulaciones estatales y buscó la llegada de inversiones extranjeras.
La falta de restricciones generó una masiva fuga de capitales al extranjero, que derivó en el default virtual de la deuda pública que provocó el acuerdo de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 45.000 millones de dólares para financiar su modelo, pero que provocó el fracaso político de la gestión y empeoró todos los problemas económicos preexistentes.

Grandes desafíos para Alberto Fernández

El plan que tenía Alberto Fernández cuando asumió atacaba el problema que se genera al final del gobierno de Macri: no poder acceder al mercado de capitales teniendo un problema fiscal monumental y no poder seguir emitiendo pesos, explicó Spotorno.

"Decide subir impuestos, bajar el gasto, mantener el cepo para evitar la volatilidad en el tipo de cambio, reestructurar la deuda externa y postergar el pago con el FMI. El problema de falta de crecimiento no estaba. La pandemia tiró el programa al demonio, y reaccionó mal. De acá a las elecciones, el Gobierno va a hacer más anuncios que cosas, porque no tiene tiempo", argumentó.

El economista resumió que el Estado tiene hoy un déficit fiscal, entre intereses y primario, de 5 puntos del PBI, a lo que se le suma que en Banco Central genera un déficit cuasifiscal de 3 puntos del PBI.
"Hoy 60% de los depósitos del sistema financiero se están usando para financiar al Estado. El crédito al sector privado quedó muy chico y bajó en términos reales casi 55% desde el 2018. No podés seguir financiando el déficit fiscal por mucho tiempo más, a menos que decidas patear la inflación donde se tenga que ir, emitiendo. El modelo no es consistente sin crecimiento, con caída continua de la productividad que no es de ahora, lleva ya desde 2012", analizó el economista.
En las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) legislativas del 12 de septiembre, el oficialista Frente de Todos (centroizquierda) sumó menos del 30% de los votos a nivel nacional, mientras que la principal oposición, Juntos por el Cambio (centroderecha), fuerza del expresidente Mauricio Macri (2015-2019), superó rozó el 40%.
El oficialismo sufrió una derrota mayor a la esperada en la provincia de Buenos Aires, donde vive un tercio de la población y bastión del peronismo, el movimiento político más popular del país, representado por la coalición gobernante.
Alberto Fernández, presidente de Argentina - Sputnik Mundo, 1920, 14.09.2021
América Latina
Presidente de Argentina promete corregir errores tras derrota en elecciones primarias
Con el objetivo de promover una reactivación y generar empleo, el Gobierno nacional anunció que lanzará medidas económicas, con foco en la construcción de obra pública, inversiones industriales y la presentación de un proyecto de Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, demorada desde principios de 2021.
"Lo que hicimos mal, lo corregiremos; lo que no hicimos, lo haremos. La unión del capital y el trabajo es lo que dinamiza el crecimiento. Entre los que especulan y los que invierten, vamos por los que producen. La obra pública convoca al trabajo, nada es más importante. Gobernar es dar trabajo", dijo el presidente, Alberto Fernández, el 14 de septiembre en la presentación de un conjunto de obras de infraestructura.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала