Widgets Magazine
16:03 GMT +321 Octubre 2019
En directo
    Una mujer en burka (imagen referencial)

    Atracción fatal: ¿qué empuja a las jóvenes alemanas a los brazos de Daesh?

    © AFP 2019 / Aref Karimi
    Seguridad
    URL corto
    223
    Síguenos en

    Linda Wenzel, de 16 años, se convirtió al islam en su ciudad natal, Pulsnitz, en el este de Alemania. La joven huyó de casa para unirse a los yihadistas después de haber sido entrenada 'online' por un reclutador de Daesh.

    Sputnik intentó aclarar cómo se desarrolla un proceso así, desde radicalización en Alemania hasta la partida para combatir junto a Daesh —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países—.

    Lea también: La propaganda de Daesh conecta con los códigos culturales occidentales

    'El efecto Romeo': la radicalización comienza en Alemania

    Según Birgit Ebel, activista de Herford (Alemania) y fundadora de la iniciativa 'Extrem dagegen!' ('¡Definitivamente en contra!', en español), hay varios detonantes para las jóvenes féminas radicalizadas.

    "Se puede tratar de una chica de una familia musulmana estricta que, de repente, se vuelve mucho más religiosa de lo que exigen sus padres y hermanos. A continuación, busca contactos con los salafistas radicales [movimiento ultraortodoxo del islam], con los que se puede contactar en internet sin ningún problema", comenta Ebel.

    Otra opción hipotética es la crisis personal de una chica europea. Tal vez su familia no le presta demasiada atención y empieza a interesarse por el islam, continúa la experta.

    En la mezquita, adolescentes ya radicalizados se ponen a hablar con la joven. Aquí Ebel habla del 'efecto Romeo': los hombres saben que las mujeres quieren casarse y pueden ejercer influencia sobre ellas mediante las promesas de boda.

    "Partimos del hecho de que en Alemania hay más de 650 islamistas potencialmente peligrosos, algunos de los cuales son muy jóvenes. Por ejemplo, se sabe que hay células terroristas en Detmold y Osnabrück", recalca Ebel.

    En 'la boca del lobo' por 25 euros

    Primero, las muchachas arriban a Turquía. A la llegada las esperan salafistas, que luego las trasladan a territorios plagados de yihadistas, como Irak y Siria, asegura Ebel.

    El punto de transbordo es Gaziantep, situada a 12 horas en automóvil de Estambul, en el sur de Anatolia. Esta localidad turca se encuentra a 50 kilómetros de la frontera con Siria. Desde Gaziantep, un taxi a Siria cuesta tan solo 25 euros. Además, la frontera turco-siria es larga y difícil de controlar.

    Tareas para las europeas en Daesh

    Por supuesto que a las emigrantes no les espera nada bueno entre los yihadistas. Pueden ser utilizadas como esclavas sexuales, si bien algunas reciben tareas más exclusivas, como policía de la moral para hacer cumplir las estrictas normas islámicas. Otras pueden luchar en las filas de Daesh o trabajar para el aparato de propaganda de los radicales.

    De acuerdo con Ebel y otros expertos, la única manera de contrarrestar el problema es una correcta formación escolar y universitaria en Europa. Solo educando a las jóvenes europeas se les puede hacer llegar la idea de lo que realmente significa el islam radical y cuáles son sus peligros.

    Asimismo, el Gobierno federal alemán intenta prestar atención a la prevención de la radicalización entre sus ciudadanos, explica Thomas Ritter, un representante de la Oficina Federal de Migración y Refugiados en Núremberg.

    Así, en el 2012, por iniciativa del Ministerio del Interior, se creó el centro de consulta 'Radicalización' para combatir los desafíos del islamismo y el salafismo, donde pueden llamar parientes y otras personas cercanas a las víctimas del reclutamiento terrorista.

    Además:

    Condenada en Alemania una adolescente que apuñaló a un policía en nombre de Daesh
    Cinco supuestos miembros de Daesh detenidos en operación especial en Alemania
    Alemania informa de 17 terroristas de Daesh que llegaron a Europa como refugiados
    Etiquetas:
    experto, opinión, jóvenes, peligro, reclutamiento, islamismo, Daesh, Alemania, Irak, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik