En directo

    Venezuela contra la "presunción hegemónica" de EEUU

    En Órbita
    URL corto
    1120
    Síguenos en

    El Kremlin puso a disposición del presidente Nicolás Maduro sus servicios especiales para investigar lo que el canciller ruso, Serguei Lavrov, catalogó como una "incursión de mercenarios". 'En Órbita' consultó al intelectual argentino Atilio Borón.

    El 3 de mayo, Fuerzas de Seguridad venezolanas detuvieron a mercenarios estadounidenses en el marco de la Operación Gedeón. Desde esa fecha se han sucedido nuevas detenciones a implicados en el intento de violación de soberanía del país sudamericano.

    El presidente estadounidense, Donald Trump, ha negado cualquier participación en la acción. Pero uno de los detenidos, el capitán Antonio Sequea Torres, confesó a las autoridades venezolanas que el diputado opositor Juan Guaidó se reunió en la Casa Blanca en marzo con Jordan Goudreau, uno de los mercenarios estadounidenses capturados.

    En Órbita consultó al sociólogo, politólogo y escritor argentino Atilio Borón.

    "Desde EEUU siempre ha habido lo que analistas llamamos 'presunción hegemónica', de que esta región del mundo le pertenece, un área que supuestamente tiene que ver con su seguridad nacional. Y en la medida de que en la región aparezcan gobiernos desafectos con sus políticas [Washington] buscará una acción militar u otro tipo de desestabilización que conduzca a lo que se llama 'golpes blandos'", dijo el entrevistado.

    América Latina y el Caribe "siempre han tenido problemas con un vecino tan poderoso e inescrupuloso como EEUU, que le quitó la mitad del territorio a México y se expandió en el Caribe luego de la derrota de España en la Guerra hispano-estadounidense de 1898", consideró Borón.

    "Esta región es para ellos [EEUU] la más importante del mundo, donde están el agua, el petróleo, minerales, litio, entre otros recursos, tan condensados como no se encuentran en otro continente".

    Hasta el momento fueron detenidas más de 40 personas implicadas en la acción. Las operaciones de búsqueda y captura del resto de los implicados están activadas a lo largo del territorio.

    "No hay nada parecido ni en Eurasia ni en Europa: no hay un país que busque la hegemonía en toda una región. La única parte del mundo donde pasan estas cosas es en América Latina", señaló el analista.

    Alerta roja en Chile

    El presidente Sebastián Piñera anunció la cuarentena total en Santiago por el avance del coronavirus. El sistema de salud de la capital y sus alrededores se encamina al colapso, con un 87% de las camas de cuidados intensivos ocupadas. El contagio continúa en ascenso en el país. En las últimas 24 horas se confirmaron 2.600 nuevos infectados.

    Este miércoles 13 se activó un protocolo sanitario en la sede del Gobierno. La decisión fue tras la confirmación de un caso de COVID-19 entre los trabajadores de los medios de comunicación que cubren las actividades en el Palacio de la Moneda.

    "Este es el mayor confinamiento en el país desde el comienzo de la pandemia, con una cuarentena en 38 comunas del área metropolitana del Gran Santiago. Estas son medidas duras ante un claro recrudecimiento de los contagios", dijo a En Órbita la corresponsal de Sputnik en Chile, Carolina Trejo.

    El país sudamericano ha reportado 34.381 personas contagiadas y 347 fallecidas por el nuevo coronavirus.

    El ministro de Salud, Jaime Mañalich, exhortó al Congreso a que apruebe un proyecto de ley que permita a médicos extranjeros trabajar en los servicios sanitarios sin rendir un examen de conocimientos, que hasta ahora es obligatorio. También informó sobre la contratación de 7.000 personas del área de la salud para reforzar el sistema.

    La corresponsal de Sputnik señaló que la actual situación ha llevado al sistema de salud a un nivel límite, pero que las autoridades, según han reconocido, "no temen un colapso: han reconvertido camas y trasladado enfermos. Pero piden colaboración a la población a que respete las medidas de control sanitario que se implementan".

    Contra recortes en Uruguay

    Los estudiantes del Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas de Uruguay (PEDECIBA) solicitaron al Gobierno que deje sin efecto el recorte del 15% para esa área. Al asumir en marzo de este año, el presidente, Luis Lacalle Pou, emitió un decreto para reducir en ese porcentaje el gasto público con el fin de atender el déficit fiscal.

    Según la orden, la medida no afecta los salarios pero en el caso del PEDECIBA no hay rubro específico con ese destino.

    En Órbita consultó a Florencia Tomasina, licenciada en bioquímica y estudiante del doctorado de biología por ese programa. La entrevistada es una de las más de 400 estudiantes que firmó la carta pública para dar a conocer la situación.

    El PEDECIBA nuclea a más de 1.000 investigadores y 800 alumnos en todo el país, e incluye la coordinación de posgrados en química, biología, matemática, física, informática y geociencias.

    Profesionales formados por el programa lideran trabajos relacionados con la atención del COVID-19, como el desarrollo de kits de diagnóstico y la secuenciación de genomas del virus.

    El presupuesto actual es de 68 millones de pesos anuales (un millón y medio de dólares) para la compra de insumos, cursos en el país o en el extranjero, entre otras necesidades. Para este año estaba previsto que cada estudiante recibiera 18.000 pesos anuales (alrededor de 400 dólares). "No alcanza ni para una computadora", remarcó Tomasina.

    En Uruguay, la inversión total en ciencia, tecnología e innovación, es del 0,34% del Producto Interno Bruto.

    Estas y más noticias en En Órbita. Pueden escucharnos todos los días a las 19 horas de México, las 21 horas de Uruguay y las 0 GMT.

    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, coronavirus, recortes, Uruguay, Luis Lacalle Pou, Sebastián Piñera, Santiago de Chile, Chile, mercenarios, incursión, Juan Guaidó, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook