En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    100
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Las declaraciones del presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, contrarias al aborto causaron polémica dentro del opositor Frente Amplio (centro-izquierda) y del movimiento feminista, quienes advirtieron en diálogo con Sputnik que temen que el Gobierno intente restringir los derechos de las mujeres.

    "Lo que puede estar detrás de ese enunciado (de Lacalle Pou) es un recorte de derechos, ya sea desde el punto de vista de leyes o cercenar desde el punto de vista presupuestal (…) Nosotros vamos a estar alertas, prefiero hablar de frente y claro", dijo a esta agencia la senadora Sandra Lazo, vicepresidenta del Frente Amplio.

    Por su parte, la coordinadora de la organización feminista Cotidiano Mujer, Lilián Celiberti, opinó, al ser consultada por esta agencia, que las declaraciones de Lacalle Pou "dejan feliz" a una "minoría conservadora" y van en contra de las mujeres.

    "La convicción del presidente no le importa a nadie y menos a las mujeres; que tenga la convicción que tenga, es de su ámbito privado (…) Como presidente tiene que garantizar que esta sea una sociedad plural, laica, que se rige por principios democráticos y no religiosos (…) El presidente querrá ir contra los derechos de las mujeres, pero yo le contesto en el más liso y llano lenguaje que no pasará sobre nuestros cuerpos", aseguró.

    Lacalle Pou (centro-derecha) recordó en una conferencia de prensa que votó en contra de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en 2012.

    El mandatario dijo que se trata de una realidad que ya es ley en el país y explicó que, a su juicio, "Uruguay tiene que tener una fuerte protección a los niños por nacer, que hay que tener una política de desestimulo de los abortos".

    Agregó que, como había anunciado en la campaña electoral en 2019, su Gobierno tiene una agenda "provida" y habló de fomentar la adopción, de masificar los anticonceptivos y la educación sexual.

    Temores

    Por su parte, Lazo dijo que desde los movimientos sociales y desde el Frente Amplio existe el temor de que el Gobierno pretenda eliminar la agenda de derechos y, por consiguiente, la defensa a las mujeres y a otras minorías.

    "Esto termina siendo un tema de clase porque en definitiva quienes tienen determinado poder adquisitivo durante mucho tiempo tenían acceso a determinadas prácticas de aborto; pero las que morían eran las mujeres pobres que no tenían la posibilidad de tener una atención sanitaria acorde", indicó Lazo.

    Por "agenda de derechos" se entiende un paquete de leyes adoptadas en los gobiernos del Frente Amplio (2005-2020), que incluyó la legalización del aborto, el matrimonio igualitario, el reconocimiento de la identidad de género, la protección de las personas transexuales, la regulación del mercado de marihuana, entre otros.

    "Derecha conservadora"

    Por su parte, Celiberti dijo que con estas expresiones Lacalle Pou consolidó un "campo de derecha conservadora" que confronta con la subjetividad "amplia, diversa y plural" de los feminismos en Uruguay.

    "Las miles y miles de mujeres en Montevideo y en todos los rincones del país saldrán a confrontar esta postura (…) La pobreza existe, cosa que el presidente no conoce; entre otras miles de razones, puedo querer abortar para hacer una maestría o simplemente por ser pobre y no tener para mantener un hijo más; él lo simplifica a simplemente engendrar y nosotras le decimos que nuestros cuerpos no están en alquiler", afirmó.

    Consideró que es "terrible" que un presidente no entienda que su opinión es "minoritaria" cuando en las urnas no se logró llegar a un referéndum para derogar la legalización del aborto.

    El 23 de junio de 2013 se realizó la consulta popular voluntaria para intentar llegar a un referéndum con la intención de derogar la ley de interrupción voluntaria del embarazo, sancionada el 22 de octubre del 2012.

    Finalmente, las adhesiones a la consulta popular alcanzaron un 8,92% de los habilitados para votar, muy por debajo del 25% requerido para habilitar un referéndum obligatorio sobre este tema.

    El 6 de marzo varias activistas feministas dijeron a Sputnik que existe incertidumbre sobre las políticas de género que adoptará el nuevo Gobierno de Uruguay, por declaraciones contrarias a los derechos ganados que hicieron algunos de sus miembros y por la escasa presencia de mujeres en el poder público.

    No es la primera vez que el Gobierno se encuentra en una polémica por este tema; el 29 de febrero el senador oficialista y general retirado Guido Manini Ríos dijo que el "aborto y la comunidad LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexuales y queer) son parte del problema" de la constante caída de la tasa de natalidad que este país experimenta desde hace décadas.

    Manini añadió que la "agenda de derechos es un título lindo" que "tendría que ser defendido por todos, pero meten cosas que no sé si son derechos".

    El Gobierno de Uruguay está conformado por una colación en la que sus integrantes no siempre coinciden.

    La vicepresidenta de Uruguay, Beatriz Argimón, es feminista e impulsora de leyes a favor de la mujer como la ley de cuotas para dar más equidad en la participación en los cargos políticos.

    Etiquetas:
    aborto, mujeres, feminismo, Uruguay, Luis Lacalle Pou
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook