En directo
    Política
    URL corto
    21023
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia, Turquía e Irán repudian los ataques israelíes contra Siria que desestabilizan la situación en el país árabe, se desprende de la declaración de los líderes de los tres países.

    Los presidentes, Vladímir Putin, de Rusia, Recep Tayyip Erdogan, de Turquía, y Hasán Rohaní, de Irán, sostuvieron este 1 de julio una videoconferencia sobre Siria.

    Los líderes "consideran desestabilizadores los ataques israelíes en Siria que violan la soberanía y la integridad territorial del país y aumentan las tensiones en la región", dice la declaración publicada en página web del Kremlin.
    El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el presidente de Irán, Hasán Rohaní, en la videoconferencia entre Rusia, Irán y Turquía sobre Siria
    © Sputnik / Alexey Druzhinin
    El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el presidente de Irán, Hasán Rohaní, en la videoconferencia entre Rusia, Irán y Turquía sobre Siria

    Moscú, Ankara y Teherán también condenaron la decisión EEUU sobre los Altos del Golán sirios ocupados al subrayar que "supone una amenaza a la paz y la seguridad regionales".

    El plan de paz para Oriente Medio que el presidente de EEUU, Donald Trump, presentó a finales de enero pasado da luz verde a Israel para anexionarse vastas áreas de Cisjordania y prevé la creación de un comité israelo-estadounidense para establecer las fronteras exactas del territorio que se incorporará al Estado hebreo.

    El plan es totalmente contrario al derecho internacional, que aboga por el establecimiento del Estado palestino en las fronteras anteriores a la guerra de 1967, en la que Israel ocupó Gaza, Cisjordania, Jerusalén este, los Altos del Golán sirios y la península egipcia del Sinaí.

    El pacto de gobierno firmado en abril por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el líder de Azul y Blanco, Benny Gantz, prevé que el proceso de anexión de la Cisjordania ocupada se inicie a partir del 1 de julio con el respaldo de EEUU. 

    Coordinación sobre Siria

    Asimismo, los líderes de los tres países acordaron reforzar la coordinación sobre Siria.

    Los mandatarios "reafirmaron su compromiso de fortalecer la coordinación trilateral sobre la base de los acuerdos mutuos", dice el comunicado. 

    También se confirmó el firme compromiso con la "soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de Siria, así como con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas".

    En este sentido, los presidentes rechazaron todos los intentos de "crear nuevas realidades 'en la tierra' con el pretexto de la lucha contra el terrorismo, incluidas las iniciativas ilegales de autogobierno".

    Los presidentes "expresaron su determinación de resistir a los planes separatistas destinados a socavar la soberanía y la integridad territorial de Siria y amenazar a la seguridad nacional de los países vecinos", añade la nota.

    El documento reitera que el conflicto sirio "no tiene solución militar y se puede resolver solo mediante el proceso político, dirigido por los sirios con la asistencia de la ONU, de acuerdo con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas".

    Situación humanitaria en Siria

    Además, Rusia, Turquía e Irán están preocupados por la situación humanitaria en Siria en medio de la pandemia de coronavirus.

    "Expresaron una seria preocupación por la situación humanitaria en Siria y el impacto de la pandemia del coronavirus al admitir que obstaculiza el funcionamiento del sistema sanitario de Siria y la situación social, económica y humanitaria", dice el documento publicado en la página web del Kremlin.

    En este contexto los líderes de Rusia, Turquía e Irán instaron a la comunidad internacional a aumentar la ayuda humanitaria a todos los sirios "sin discriminación, politización y condiciones previas".

    Los presidentes "rechazaron las sanciones unilaterales que violan las normas del derecho internacional, del derecho humanitario internacional y la Carta de la ONU en el contexto de la pandemia".

    ​A finales de marzo, el presidente de la Asamblea General de la ONU, el nigeriano Tijjani Muhammad-Bande, instó a levantar las sanciones unilaterales impuestas contra los países en vías de desarrollo más vulnerables ante la pandemia.

    Además, el secretario general de la ONU, António Guterres, llamó a los líderes del Grupo de los Veinte a abolir las sanciones que obstaculizan el suministro de alimentos, equipos médicos y artículos de primera necesidad para que los países puedan luchar contra el COVID-19.

    El 3 de abril Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido, Ucrania y Georgia no permitieron que la Asamblea General de la ONU adoptase un proyecto de resolución ruso que llama a levantar las sanciones unilaterales que impiden a los países combatir el nuevo coronavirus.

    En Siria, según los últimos datos, se confirmaron 279 casos de contagio por el virus, entre ellos nueve letales.

    Presión económica de EEUU en Siria

    A su vez, Putin llamó a Rohaní y Erdogan a aunar los esfuerzos para ayudar al Gobierno sirio en medio de las sanciones de EEUU.

    "Las sanciones que eluden a la ONU se suman a los problemas, también son ilegales. Dada la presión que las sanciones están ejerciendo sobre este país necesitamos aunar nuestros esfuerzos y tomar medidas para ayudar al país", dijo Putin en la telecumbre con los presidentes de Turquía e Irán sobre la crisis siria.

    El mandatario ruso también se mostró dispuesto a viajar a Teherán tan pronto como sea posible.

    Asimismo Putin propuso pensar en cómo organizar la ayuda humanitaria a Siria ante las sanciones contra el país árabe.

    Según el líder ruso, todavía no se han implementado todas las decisiones sobre Siria, pero los esfuerzos de los tres países surten resultados tangibles.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    La solución de la crisis se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

    Etiquetas:
    Hasán Rohaní, Vladímir Putin, Recep Tayyip Erdogan, rechazo, ataque, Israel, Turquía, Rusia, Irán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook