En directo
    El Kremlin de Moscú

    El Kremlin advierte que las presiones a Irán son contraproducentes

    © Sputnik / Natalya Seliverstova
    Política
    URL corto
    Irán abandona parcialmente acuerdo nuclear (81)
    180

    MOSCÚ (Sputnik) — El Gobierno ruso estimó que las presiones contra Irán obstaculizan las negociaciones para resolver las discrepancias.

    "La política de máxima presión acorrala a un país (...) y nunca da resultados, al contrario lleva al atolladero al proceso de negociaciones y no favorece a una mayor flexibilidad de ninguno de los bandos", señaló el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en una comparecencia ante la prensa.

    En estos términos el funcionario se refirió a la estrategia de máxima presión contra Irán anunciada por Estados Unidos.

    Peskov constató que tanto Rusia como el Reino Unido, Francia y Alemania abogan por el mantenimiento en vigor del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), como se conoce al acuerdo nuclear.

    "Rusia y los europeos instaron a que se cumplan totalmente los términos del PAIC y que el pacto se mantenga vigente", remarcó.

    Irán declaró el 8 de mayo, un año después de que EEUU anunció su salida del PAIC, que dejaba de cumplir ciertos compromisos en el marco de ese acuerdo, en particular, las cláusulas relacionadas con el uranio enriquecido y el agua pesada.

    Teherán, en concreto, indicó que detendría las modificaciones en el reactor de Arak, cuyo objetivo es impedir la producción de plutonio de uso militar. Además, prevé guardar sus excedentes de uranio enriquecido y de agua pesada.

    Más: "La declaración de Irán es una respuesta razonable a la retirada de EEUU del acuerdo nuclear"

    Trump anunció el mismo 8 de mayo sanciones a los productos minerales iraníes, pero a la vez expresó voluntad de lograr un nuevo acuerdo y de reunirse "algún día" con la dirigencia iraní.

    Relaciones de Rusia con China y EEUU

    Además, Peskov declaró que la situación reinante en las relaciones entre Rusia y EEUU es hoy por hoy mucho peor en el plano del desarrollo que los lazos con China.

    El representante del presidente ruso destacó que Moscú pretende seguir desarrollando sus relaciones con Pekín.

    "En lo referente a EEUU, las circunstancias son mucho peores, me refiero a la esfera del desarrollo de las relaciones bilaterales, aunque nuestro presidente [Vladímir Putin] haya reiterado que estamos interesados en desarrollar la cooperación comercial y económica con Estados Unidos", dijo el portavoz.

    Al referirse a la reunión que sostendrá en breve el líder ruso con el secretario de Estado del país norteamericano, Mike Pompeo, Peskov advirtió que una nueva etapa entre los dos países podría comenzar solo después del encuentro de Putin con el mandatario estadounidense, Donald Trump.

    Por otra parte, el portavoz aseguró que los eventos relacionados con la rama armamentista que el jefe del Estado ruso tiene previstos para hoy, no representan ninguna señal especial dirigida a Washington.

    Peskov también precisó que Putin debatirá con Pompeo y el canciller ruso, Serguéi Lavrov, problemas de los puntos candentes del planeta, como Irán, Siria y Venezuela, así como el tema del desarme.

    Te puede interesar: Putin cataloga las relaciones Rusia-EEUU como un factor crucial de la estabilidad global

    "El presidente recibirá al señor Pompeo y al ministro Lavrov, que serán los primeros en informar al mandatario sobre los resultados de los contactos que tendrán hoy [14 de mayo] en Sochi, también se debatirán las relaciones bilaterales, la estabilidad estratégica, el desarme, los puntos candentes regionales: Irán, Siria y Venezuela, la desnuclearización de la península de Corea y otros temas importantes", dijo Peskov.

    Guerra comercial

    El portavoz del presidente ruso afirmó que la guerra comercial entre EEUU y China repercutirá de forma negativa en el clima de la economía global.

    "Sin duda, la guerra comercial entre EEUU y China no puede sino tener consecuencias para el clima de la economía global", dijo al precisar que se trata de consecuencias más bien negativas que positivas.

    Al mismo tiempo, Peskov descartó consecuencias importantes para Rusia.

    "No se debe exagerar estas consecuencias para nuestro país, nuestra economía, que desde el punto de vista de parámetros principales, se desarrolla de manera bastante estable", dijo.

    Asunto relacionado: Revelan una desventaja de EEUU en su impase con China

    Peskov destacó que las batallas comerciales entre Washington y Pekín no es guerra de Rusia.

    "Rusia está interesada en construir las relaciones independientes tanto con China como con EEUU", dijo.

    Los días 9 y 10 de mayo tuvo lugar en Washington la 11 ronda de las negociaciones comerciales de EEUU y China que concluyó sin avances.

    El mismo 10 de mayo Estados Unidos aumentó los aranceles del 10 al 25% a los productos chinos por valor de unos 200.000 millones de dólares.

    Además, el presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó empezar a elevar aranceles en prácticamente todo el resto de los artículos importados de China por un valor estimado de 300.000 millones de dólares.

    En respuesta China anunció que elevará a partir del 1 de junio los aranceles a las importaciones de artículos estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares.

    También: Negocios vs política, ¿qué factor gana en la batalla entre China y EEUU?

    Desde el año pasado las dos economías más grandes del mundo continúan implicadas en una guerra comercial a gran escala.

    Tema:
    Irán abandona parcialmente acuerdo nuclear (81)
    Etiquetas:
    guerra comercial, relaciones bilaterales, negociaciones, Kremlin, China, Irán, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik