20:40 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Los combatientes kurdos en Afrin, Siria

    Lavrov: EEUU está jugando peligrosamente la carta kurda en Siria

    © AFP 2018 / George Ourfalian
    Política
    URL corto
    8333

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, advirtió que los intentos de EEUU de jugar la carta kurda en Siria son muy arriesgados.

    "Jugar la carta kurda es parte de lo que EEUU está haciendo al este del Éufrates y en otras zonas de Siria donde mantiene grupos de operaciones especiales y asesores", declaró Lavrov en una entrevista concedida al canal Rossiya 1 en los márgenes de la cumbre del Grupo de los Veinte (G20) en Buenos Aires.

    El canciller ruso agregó que "es un juego muy peligroso, habida cuenta de lo espinosa que es la cuestión kurda en varios países de la región, no solo en Siria sino también en Irak, Irán y, por supuesto, Turquía".

    Además, según Lavrov, a pesar de que EEUU trata de presentar su presencia en Siria como temporal, todos entienden que lo que sucede en el este del Éufrates viola la integridad territorial del país.

    El ministro subrayó que "en la orilla este del Éufrates suceden cosas inaceptables"

    "EEUU intenta formar allí estructuras cuasi estatales, invierte cientos de millones de dólares en equipar estas áreas para que la gente pueda reanudar su vida pacífica normal, pero se niega a restaurar la infraestructura en los territorios controlados por el gobierno sirio", agregó.

    EEUU intervino en el conflicto de Siria en septiembre de 2014, al frente de una coalición internacional que empezó a bombardear las posiciones de grupos terroristas sin el consentimiento de Damasco.

    Además: Las Fuerzas Democráticas Sirias reciben 300 vehículos con armas de EEUU

    Asimismo, los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, acordaron una serie de medidas para garantizar el cumplimiento del acuerdo sobre la zona desmilitarizada en Idlib, dijo Serguéi Lavrov.

    Durante una reunión que tuvo lugar al margen de la cumbre del Grupo de los Veinte en Buenos Aires, los dos mandatarios constataron que "no todos los extremistas se plegaron a la demanda de abandonar la franja de 20 kilómetros", declaró Lavrov.

    Putin y Erdogan, según él, "acordaron las medidas siguientes para hacer respetar el acuerdo sobre la zona desmilitarizada e impedir que los extremistas intenten sabotearlo".

    El 17 de septiembre los líderes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, firmaron en la ciudad rusa de Sochi un memorando que busca mejorar la situación en la gobernación Idlib, a donde se habían ido trasladando los grupos rebeldes reacios a abandonar la lucha armada contra el Gobierno sirio.

    El acuerdo establece en la provincia una zona desmilitarizada de 15 a 20 kilómetros en la línea de separación entre la oposición armada y las tropas sirias, libre de terroristas, sin armamento pesado en manos de opositores, y controlada por las tropas turcas y la policía militar rusa.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    La solución del conflicto se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por los países garantes de la tregua: Rusia, Turquía e Irán.

    Relaciones entre Rusia y EEUU

    El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, dijo que Moscú aspira a normalizar el diálogo con Washington, en cuanto la otra parte esté lista.

    Lavrov señaló que el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, reiteró al asesor del presidente ruso para asuntos internacionales, Yuri Ushakov, que EEUU quisiera normalizar el diálogo con Rusia.

    "Estamos dispuestos a hacerlo en cuanto nuestros colegas estén listos", aseguró el canciller ruso.

    A la pregunta de si pudo entrevistarse con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, durante la cumbre del Grupo de los Veinte en Buenos Aires, Lavrov respondió negativamente.

    "No se ha dirigido a mí y yo, lógicamente, no he estado cazándole", aclaró.

    Más: Putin declaró que conversó brevemente con Trump al margen del G20

    Así, el diplomático ve "demasiada coincidencia" en que el incidente naval cerca de Kerch haya tenido lugar en vísperas del encuentro, programado y luego cancelado, de los presidentes de Rusia y EEUU, Vladímir Putin y Donald Trump, en Buenos Aires.

    "No soy partidario de las teorías conspirativas, pero últimamente sobran esas coincidencias, provocaciones que se arman de cara a un acontecimiento importante y son utilizadas después para reavivar la retórica de las sanciones", declaró Lavrov en una entrevista.

    Petró Poroshenko, presidente de Ucrania
    © Sputnik / Nikolay Lazarenko / Press Service of the President of Ukraine
    El canciller mencionó además que "la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ya con un pie fuera de la Unión Europea, está exigiendo a Bruselas que endurezca la política con respecto a Rusia".

    Lavrov subrayó que "hay amenazas reales, no ficticias, y no se gana nada con sacrificar la lucha contra las mismas en aras de una coyuntura geopolítica".

    Donald Trump anunció el 29 de noviembre a través de su cuenta de Twitter que cancelaba la reunión con Putin programada en Buenos Aires por la situación de los buques ucranianos que fueron detenidos por Rusia el domingo 25 de noviembre por haber violado la frontera nacional rusa y entrado en una zona provisionalmente cerrada en las aguas rusas del mar Negro.

    Te puede interesar: Zajárova explica por qué canceló Trump la reunión con Putin

    Por su parte, el presidente ruso lamentó que se malograra un encuentro "muy necesario" para la estabilidad estratégica, sobre todo ahora que EEUU anunció la intención de abandonar el Tratado INF sobre misiles de alcance medio y más corto.

    Según Putin, Rusia y EEUU deben dialogar sobre todos los asuntos complicados en las relaciones, como los Tratados INF y START, ya que "es importante para otros países también".

    Además, se pronunció por recuperar los contactos comerciales y económicos e impulsar la cooperación sobre otros problemas, como Siria, Afganistán o Corea del Norte.

    Para George H. W. Bush

    El canciller ruso catalogó de "gran político" al expresidente de EEUU, George H. W. Bush, y elogió su aporte en que Washington enfocara de manera responsable su rol en el mundo.

    "Considero que esa persona hizo un gran aporte en el desarrollo de EEUU y en que ese país enfocara con responsabilidad el papel que juega, tomando su peso en los asuntos internacionales", dijo el canciller, agregando que "era un gran político".

    Bush padre, el 41 presidente de EEUU, falleció a la edad de 94 años.

    "Creo que todas las palabras que escuchamos ahora sobre sus méritos reflejan realmente un respeto sincero por esa persona", señaló el canciller ruso, quien sostuvo varios encuentros personales con el exjefe de Estado del país norteamericano.

    Al mismo tiempo Lavrov desmintió el comentario que hicieron algunos canales estadounidenses de que Bush ayudó a los países que integraban la antigua Unión Soviética a realizar un "aterrizaje suave" tras la desaparición de esta última.

    "En realidad, George Bush padre no tenía ningún objetivo de ayudar a nadie a realizar un aterrizaje suave, él quería que la gente que vivió por siglos y decenas de años en un país no sufriera las consecuencias de ciertos juegos geopolíticos", destacó el jefe de la diplomacia rusa.

    Además: Gorbachov recuerda el rol de George Bush en poner fin a la guerra fría

    Bush padre ocupó la Casa Blanca entre 1989 y 1993, y entre sus méritos se encuentra el mejoramiento de las relaciones con el Kremlin y el anunció del fin de la guerra fría, realizado en Malta durante una reunión conjunta con el primer presidente de la desaparecida Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    kurdos, Serguéi Lavrov, Idlib, Siria, EEUU, Rusia