19:58 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Presidente de Rusia, Vladímir Putin, y presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

    Putin reitera que el proyecto Turk Stream no va dirigido contra nadie

    © REUTERS / Murad Sezer
    Economía
    URL corto
    1290

    ESTAMBUL (Sputnik) — El gasoducto Turk Stream es un proyecto que no busca intimidar a nadie, declaró el presidente de Rusia, Vladímir Putin, durante la ceremonia de clausura del tramo marítimo de la tubería, en la que participó con su homólogo de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

    "Semejantes proyectos, y este en particular, no está dirigido contra intereses de nadie, proyectos de este tipo son de naturaleza exclusivamente constructiva, procuran desarrollar relaciones entre los Estados, crear condiciones duraderas para desarrollar la economía y mejorar el bienestar de nuestros ciudadanos", dijo Putin.

    El mandatario ruso señaló que el proyecto Turk Stream es totalmente consistente con los intereses nacionales de Turquía.

    "La implementación de proyectos de este tipo es un buen ejemplo de la capacidad de defender los intereses nacionales ya que el Turk Stream corresponde plenamente a los intereses de la economía nacional de la república turca", subrayó.

    Además, agradeció a su homólogo turco por la valentía y la voluntad política mostradas durante la realización del proyecto Turk Stream.

    "Expreso mi agradecimiento al presidente de Turquía, al señor Erdogan, por su valentía y la voluntad política mostradas (…) en condiciones de una competencia creciente sin eso resulta imposible realizar ese tipo de proyectos", dijo el líder ruso.

    Putin advirtió que la realización del Turk Stream mostró que Moscú puede contar con Ankara en la solución de los problemas más complicados.

    El mandatario resaltó que espera que la parte terrestre del proyecto se realice con la misma velocidad récord que la marítima, y pueda concluirse antes de que finalice el año 2019.

    Infografía: La dependencia de Europa del gas ruso, en cifras

    Rusia garantiza suministros seguros de gas a sus clientes, destacó el jefe de Estado.

    Para Putin, tanto el Turk Stream como la central nuclear Akkuyu, que construye actualmente en Turquía la empresa rusa Rosatom, simbolizan la estrecha cooperación existente entre Rusia y Turquía.

    Por su parte, el presidente turco declaró que el proyecto de construcción del gasoducto Turk Stream tiene una importancia especial no solo para Turquía y Rusia, sino también para la Unión Europea.

    Erdigan subrayó que Ankara y Moscú se esforzaron por implementar el proyecto Turk Stream.

    El proyecto "tiene una importancia histórica no solo para nosotros, sino también para nuestros vecinos", dijo Erdogan, al recordar que Turquía planea "suministrar la mitad del gas a Europa".

    El presidente turco aseguró que "todos los riesgos para los suministros de gas serán eliminados y el gasoducto desempeñará un gran papel en el abastecimiento" de gas a la región.

    El proyecto Turk Stream incluye el tendido de dos tuberías con una capacidad total de 31.500 millones de metros cúbicos anuales de Rusia a Turquía, a través del fondo del mar Negro.

    Tema relacionado: Rusia gana a EEUU la batalla por el mercado de la energía

    El tramo marítimo, con longitud de más de 930 kilómetros, se extiende desde la ciudad rusa de Anapa hasta la localidad turca de Kiyikoy, situada a unos 100 kilómetros al oeste de Estambul.

    De allí el gasoducto se prolongará hasta la ciudad turca de Luleburgaz, donde será conectado con la red de distribución de gas del país, y se extenderá a Ipsala, en la frontera con Grecia.

    Uno de los ramales se utilizará para suministrar gas directamente al mercado turco y el otro para transportarlo a Europa a través de Turquía.

    A finales de octubre el vicepresidente del consorcio ruso Gazprom, Alexandr Medvédev, comunicó que el inicio de la construcción del tramo terrestre del Turk Stream está previsto para el año que viene y la puesta en marcha del tramo marítimo, para diciembre.

    Relación comercial

    Además, Putin se fijó como objetivo lograr un intercambio comercial entre Rusia y Turquía de 100.000 millones de dólares.

    "Este año [el intercambio comercial] de Rusia y la República Popular China alcanzará 100.000 millones de dólares, y ¿por qué con Turquía debe ser menos? Lograremos con Turquía el mismo resultado, no tengo duda alguna", dijo Putin durante la ceremonia de clausura del tramo marítimo de Turk Stream.

    Por su parte, Recep Tayyip Erdogan declaró que una cifra récord de más de 5,1 millones de turistas rusos visitaron Turquía en los primeros nueve meses de este año.

    "Nuestras relaciones con Rusia se están desarrollando de manera muy positiva (…) en los primeros nueve meses de este año 5,1 millones de turistas rusos llegaron a nuestro país, es un nuevo récord", afirmó el mandatario turco.

    Agregó que las economías de ambos países se complementan y crean varias oportunidades.

    "El intercambio comercial entre nuestros países alcanzó unos 30.000 millones de dólares, nuestro objetivo es aumentarlo hasta 100.000 millones", concluyó Erdogan.

    Rusia y Turquía continúan fortaleciendo las relaciones bilaterales tras su deterioro en noviembre de 2015 cuando un caza turco derribó en territorio sirio un avión militar ruso Su-24 que retornaba a su base tras bombardear objetivos terroristas.

    En junio de 2016, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pidió perdón a Rusia por el derribo de la aeronave, dando así el primer paso para recuperar las relaciones bilaterales.

    Más tarde, Moscú y Ankara afianzaron su reconciliación retomando contactos en diversos ámbitos y firmando nuevos contratos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    lanzamiento, relaciones bilaterales, gasoducto, Turk Stream, Recep Tayyip Erdogan, Vladímir Putin, Turquía, Rusia