10:33 GMT +316 Noviembre 2018
En directo
    Banderas de Rusia y la UE

    Rusia aboga por una UE fuerte e independiente

    © Sputnik / Vladimir Sergeev
    Política
    URL corto
    1100

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia aboga por una Unión Europea fuerte e independiente, declaró el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

    En una entrevista con la agencia alemana DPA, Lavrov subrayó que la UE y Rusia afrontan varias amenazas comunes y deben unir sus esfuerzos.

    "Por lo tanto estamos interesados en que la Unión Europea sea un actor unido, fuerte e independiente", señaló.

    Lavrov recordó que las relaciones entre Rusia y la UE pasan por un mal momento.

    "Las fuerzas rusófobas dentro de la UE, inspiradas por sugerencias del otro lado del charco, siguen imponiendo una imagen de Rusia como fuente de 'retos estratégicos'", realzó.

    El canciller lamentó que "Bruselas no logró mostrarse lo suficientemente independiente y puso en marcha la espiral de sanciones".

    "Nos sorprendió con qué rapidez la Unión Europea aceptó voluntariamente pérdidas de varios miles de millones, mientras que los estadounidenses ni tuvieron ni tienen pérdidas", insistió Lavrov al indicar que les incumbe a los europeos "decidir hasta qué punto les interesa".

    El ministro ruso aseguró que para Moscú "la Unión Europea no es un enemigo, sino un vecino y socio importante".

    "Las amplias relaciones ruso-europeas en diferentes ámbitos, una infraestructura energética y de transporte común determinan la complementariedad mutua y la buena interdependencia de nuestras economías y, en consecuencia, el carácter mutuamente beneficioso de nuestro diálogo", recalcó.

    Moscú, subrayó, espera que "se imponga la razón" y se restablezca el diálogo basado en el respeto mutuo y se alegró de que "en Europa crece el número de los que son totalmente conscientes de que es dañina la política de confrontación con Rusia".

    Lavrov añadió que Moscú lamenta que Bruselas esté siguiendo la pauta de Washington en materia de sanciones y al mismo tiempo confía en que el sentido común se imponga en sus relaciones con Rusia.

    Al constatar que las relaciones Rusia-UE no son de las mejores en la actualidad y que las fuerzas rusófobas dentro de la Unión Europea inspiradas desde allende del océano siguen presentando a Rusia como una fuente de "desafíos estratégicos", el canciller dijo que Moscú lo lamenta.

    "Nos ha extrañado mucho la prisa con que la Unión Europea ha aceptado sufrir las pérdidas de miles de millones de dólares, mientras EEUU no sufre ningunas", recordó.

    También señaló que Moscú espera que al fin de cuentas "el sentido común se imponga" y la Unión Europea vuelva a sostener con Rusia un diálogo basado en el respeto mutuo.

    "No puede menos que alegrarnos el hecho de que en Europa aumente el número de quienes comprenden el carácter pernicioso de la política de confrontación con Rusia", señaló.

    Relaciones con EEUU

    Lavrov declaró que Rusia está dispuesta a hacer lo posible para normalizar las relaciones con Estados Unidos.

    "Consideramos seriamente las declaraciones de [el presidente de EEUU] Donald Trump sobre la intención de normalizar el diálogo entre nuestros países, estamos dispuestos a hacer nuestra parte del camino para sacar las relaciones bilaterales de un callejón sin salida", dijo en entrevista con la agencia alemana dpa.

    Sin embargo, señaló, todavía no se ve en la práctica un interés en una cooperación constructiva.

    Según Lavrov, las relaciones de Rusia y EEUU siguen degradándose por la actitud de Washington.

    "Las señales positivas que da el líder estadounidense se anulan completamente por una rusofobia ilimitada en el establishment estadounidense, que considera a nuestro país como una amenaza al dominio geopolítico de EEUU y aboga por una contención sistemática de Rusia con sanciones unilaterales y otros medios de presión", expresó el canciller ruso.

    Además: Vicencanciller: Rusia resistirá a la presión política y económica de EEUU

    Lavrov indicó que Moscú seguirá con su postura pragmática y responderá a las medidas inamistosas.

    A la vez, lamentó que la cooperación de los dos países sobre asuntos internacionales no pueda arrancar, lo que tiene un efecto negativo en la situación en el mundo.

    "Se acumularon demasiados problemas que es imposible resolver sin la cooperación entre los dos estados", agregó.

    El ministro expresó la seguridad de que es en interés de Rusia y EEUU "sanear las relaciones" respetando los principios de la soberanía, respeto mutuo y la no intervención en los asuntos internos.

    "Cuanto antes Washington deje las ilusiones de que puede obligarnos a cambiar nuestra postura, presionando con restricciones económicas o mostrando el potencial militar, será mejor para todos", concluyó.

    Además, el canciller ruso afirmó que la seguridad internacional se ve afectada por la tensión entre Rusia y Occidente.

    "La tensión en las relaciones entre Rusia y los países de Occidente cuesta cara a la seguridad internacional y la estabilidad; pero aún no es tarde para revertir esa tendencia negativa", dijo Lavrov en declaraciones a la agencia alemana dpa.

    Para lograrlo, añadió el canciller, es necesario "renunciar a la lógica de juegos de suma cero y hacer que la comunicación se base en los principios de la honestidad, respeto mutuo e intereses de cada uno".

    En este contexto, se pronunció por cumplir estrictamente los principios de la Carta de las Naciones Unidas, que incluyen la igualdad soberana de los Estados, no intervención en sus asuntos internos y la resolución pacífica y diplomática de las disputas.

    Tema relacionado: "Rusia se ha convertido en un rehén de la lucha política interna en EEUU"

    Lavrov había declarado en abril pasado que el ambiente en las relaciones internacionales actualmente es peor que en los tiempos de la Guerra Fría.

    Según señaló el ministro ruso en julio, Occidente define su política hacia Rusia con formulaciones infundadas del tipo "altamente probable".

    En calidad de ejemplos, recordó las investigaciones de la supuesta injerencia de Moscú en las presidenciales de EEUU, así como la pesquisa del envenenamiento de los Skripal en el Reino Unido que "tampoco tiene transparencia alguna".

    El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia
    © Sputnik / Natalia Seliverstova
    Además, Lavrov acusó a finales de agosto a países occidentales de manipular a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) en cuanto al presunto uso de armas químicas en las localidades sirias de Jan Sheijun, en 2017, y Duma, en 2018.

    Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron a raíz del conflicto interno en Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96% de los votantes avaló esta opción.

    Te puede interesar: "Los crimeos no son un saco de trigo para negociarlo de un lado a otro"

    Desde entonces, EEUU, la Unión Europea y otros países aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia.

    Occidente relaciona la suspensión de las sanciones con el cumplimiento íntegro de los Acuerdos de Minsk, formulados por el Grupo de Contacto Trilateral (Rusia, Ucrania y la OSCE), que buscan solucionar la crisis ucraniana.

    Moscú, que respondió a las sanciones con un embargo alimentario, ha declarado reiteradamente que no es parte del conflicto interno de Ucrania, ni apoya a los separatistas y tampoco envía sus tropas a Donbás.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    tensión, relaciones, sanciones, UE, Serguéi Lavrov, EEUU, Rusia