15:56 GMT +320 Septiembre 2018
En directo
    La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko

    Merkel llama a definir el papel de Ucrania en el tránsito de gas

    © REUTERS / Hannibal Hanschke
    Política
    URL corto
    106

    BERLÍN (Sputnik) — La implementación del proyecto Nord Stream 2 debe estar precedida por la definición del papel de Ucrania en el tránsito de gas a Europa, declaró la canciller de Alemania, Angela Merkel.

    "Ayer [9 de abril] mencioné en una conversación telefónica con el presidente ruso [Vladímir Putin] que es imposible que Ucrania pierda su papel como país de tránsito de gas a causa del Nord Stream 2", aseguró en una rueda de prensa conjunta con el mandatario ucraniano, Petró Poroshenko.

    Insistió en que "sin que tengamos claro el rol futuro del tránsito ucraniano la realización del proyecto Nord Stream 2 es, en nuestra opinión, imposible".

    "Como ven no es un proyecto puramente económico también depende de factores políticos", señaló.

    La rusa Gazprom, las alemanas E.ON y BASF, la anglo-neerlandesa Shell, la austriaca OMV y la francesa ENGIE firmaron el 4 de septiembre de 2015 un acuerdo para construir dos hilos, en paralelo al gasoducto Nord Stream, para transportar 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año.

    Lea más: Las tres piedras en el camino del Nord Stream 2

    La infraestructura que conectará a Rusia y Alemania por el fondo del mar Báltico fue concebida para diversificar las rutas del suministro de gas a Europa y fomentar la seguridad energética.

    La situación en Ucrania

    Por su parte, el presidente ucraniano declaró que el proceso de la solución pacífica del conflicto en el este de Ucrania no avanza.

    "No hemos avanzado hasta ahora en las negociaciones del proceso de Minsk y esperamos que las propuestas presentadas conjuntamente por Francia, Alemania, Ucrania y EEUU sobre el proyecto del Consejo de Seguridad de la ONU respecto al despliegue de una misión de paz [se acuerden]", dijo.

    Agregó que Rusia de momento no ha formulado su postura sobre el envío de la misión.

    Según el mandatario, es difícil garantizar el cese de hostilidades en el territorio bajo control de las milicias después de que Rusia se retirara del Centro Conjunto de Control y Coordinación (CCCC).

    "No contamos con representantes rusos en el CCCC en el territorio ocupado que podrían velar con eficacia por el alto el fuego", afirmó.

    Lea también: Poroshenko: el armisticio es clave para desplegar cascos azules en Donbás

    La canciller destacó a su vez la ausencia de "una tregua verdadera" y reiteró que Kiev y Berlín quieren "seguir aplicando todos los esfuerzos para desplegar una misión de cascos azules".

    Merkel subrayó que la decisión de introducir las fuerzas de paz debe ser acordada con todas las partes involucradas por lo que "nunca apoyaremos una misión 'antiucraniana' y que no se corresponda con las necesidades presentes".

    A mediados de diciembre pasado, el Ministerio de Exteriores ruso anunció que Moscú suspendía su trabajo en el CCCC alegando a dificultades causadas por acciones de Kiev.

    El Kremlin no descartó el regreso de observadores militares rusos al CCCC si Kiev cesa las provocaciones en su contra.

    Además: UE: cascos azules pondrían fin a los disparos en Donbás

    El centro, integrado por oficiales de los Estados Mayores Generales de Rusia y Ucrania, fue creado por orden de los presidentes Vladímir Putin y Petró Poroshenko tras la firma de los acuerdos de Minsk.

    Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

    Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 10.300 muertos.

    A mediados de marzo, el ministro ucraniano de Exteriores, Pavló Klimkin, declaró que la ONU debe enviar más de 15.000 cascos azules a la zona convulsionada de Donbás.

    Escuche: Donbás: una guerra peligrosamente olvidada

    Rusia había expresado su apoyo al envío de los cascos azules a Ucrania siempre y cuando su misión consista en garantizar la seguridad de los observadores de la OSCE, tanto en la línea de separación entre los bandos del conflicto ucraniano como en otras zonas de Donbás donde realizan su labor.

    Kiev, por su parte, considera que la misión de paz debe extenderse hasta la frontera con Rusia.

    El uso de armas químicas en Siria

    La canciller alemana, Angela Merkel, calificó de evidentes las pruebas de que fueron utilizadas armas químicas en Siria.

    "Creo que son evidentes las pruebas de que allí [en Siria] fueron utilizadas armas químicas", dijo Merkel en una rueda de prensa con el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, en Berlín.

    Los denominados Cascos Blancos, cuyos voluntarios dicen dedicarse al rescate de víctimas en zonas controladas por grupos rebeldes en Siria, denunciaron que un helicóptero lanzó el 7 de abril un barril con una sustancia química sobre la ciudad siria de Duma causando decenas de muertos y heridos.

    El presidente de EEUU, Donald Trump, declaró el 8 de abril que los responsables de ese ataque químico en Siria van a pagar un alto precio por su atrocidad y culpó a Rusia e Irán por respaldar al presidente sirio, Bashar Asad.

    No se lo pierda: Los errores que cometieron los autores de las noticias sobre el presunto uso de armas químicas en Siria

    El Ministerio de Exteriores de Rusia afirmó a su vez que las falsas denuncias de ataques químicos buscan justificar una intervención militar en Siria.

    El Ministerio de Defensa de Rusia, por su parte, llevaba tiempo avisando de que se preparaba una provocación con armas químicas en Siria para culpar al régimen de Asad.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El gas ruso continuará siendo una fuente de energía importante para Europa
    La UE no apoyará el proyecto Nord Stream 2
    Sávchenko propone un nuevo plan para reformar Ucrania
    El Kremlin critica la postura de varios países sobre el presunto ataque químico en Siria
    Etiquetas:
    conflicto, gas, Nord Stream 2, Angela Merkel, Petró Poroshenko, Alemania, Ucrania, Siria