Widgets Magazine
10:50 GMT +320 Septiembre 2019
En directo
    Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia

    Moscú no descarta que el caso Skripal fuera un montaje de Londres

    © Sputnik / Ekaterina Chesnokova
    Política
    URL corto
    Escándalo diplomático en torno al envenenamiento de Serguéi Skripal (122)
    5220
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Ninguna de las hipótesis sobre el caso de envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury, formuladas por Reino Unido, es sostenible, declaró el director del Departamento de No Proliferación y Control de Armas del Ministerio de Exteriores de Rusia, Vladímir Ermakov.

    "Ninguna de las hipótesis [de Reino Unido] que ya hemos escuchado es sostenible", dijo al intervenir en Moscú ante más de 50 embajadores y otros representantes de Estados extranjeros.

    Según el representante de la Cancillería rusa, "la lógica elemental sugiere solo dos opciones posibles: o las autoridades británicas son incapaces de garantizar la protección contra ese tipo de, digamos, atentado terrorista en su territorio, o ellos mismos [los británicos], directa o indirectamente, (…) planearon el ataque contra la ciudadana rusa [Yulia Skripal]".

    "Es cada vez más obvio que el ataque contra Skripal en Salisbury probablemente es una nueva aventura burdamente fabricada e ilegal, solo resta identificar quién estuvo detrás de ella y que objetivos tenía", señaló.

    Además: Lavrov sugiere a Londres "calmarse" en el caso Skripal

    Ermakov advirtió que las autoridades británicas "se metieron en un callejón sin salida" con sus acciones en el marco del caso Skripal.

    Theresa May, primera ministra del Reino Unido
    © REUTERS / Parliament TV handout via Reuters
    "Al final estarán obligadas a responder a una cantidad cada vez más grande de las preguntas que van llegando", remarcó.

    El diplomático no descartó además que lo ocurrido en Salisbury pueda haber sido planificado "desde el otro lado del océano".

    "No es un secreto para nadie que el aliado más cercano del Reino Unido es el único Estado en mantener oficialmente el mayor arsenal de armas químicas en el mundo", dijo en referencia a Estados Unidos.

    Ermakov afirmó que Moscú no está implicada en el envenenamiento del exespía Serguéi Skripal.

    "Lo único que está claro es que Rusia no tiene nada que ver con eso, al menos por una simple razón de que para Rusia sería una improvisación inadmisible y, de todas formas, inútil", dijo Ermakov.

    Añadió que "lo único que queda es solo suponer quién y para qué intenta enredar al Reino Unido en una nueva provocación sucia y perjudicial para Londres pero esta vez dirigida contra Rusia".

    Ermakov señaló que Rusia no incentivará ni mucho menos responderá por esas acciones descaradas de un Estado que pretende ser civilizado.

    Además, criticó el nivel profesional de los diplomáticos y expertos británicos y dijo que está escandalizado por sus declaraciones y que le da vergüenza esas personas.

    Le puede interesar: Moscú considera un atentado terrorista el ataque contra Skripal y su hija en Salisbury

    Asimismo Rusia no acusa de nada a la República Checa, Eslovaquia o Suecia, ni tampoco a ningún otro país en relación con el caso de envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal en Salisbury, aseguró  durante una reunión en Moscú con diplomáticos de países extranjeros, centrada en la situación en torno al envenenamiento de Skripal.

    El 17 de marzo, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova declaró al hablar del caso Skripal que "el origen más probable de esa sustancia química son países que, desde finales de los años 90 y hasta hoy en día, llevan a cabo intensos estudios de las sustancias del proyecto Novichok", al que Londres equipara la sustancia A234, y precisó que "esos países son el Reino Unido, Eslovaquia, la República Checa, Suecia", así como posiblemente Estados Unidos.

    "Quiero subrayar: Rusia no acusa a nadie de nada; pedimos a las capitales que no tergiversen lo que realmente decimos", dijo Ermakov.

    Explicó que las "referencias al potencial químico y tecnológico de la República Checa, Suecia y algunos otros países", hechas por funcionarios rusos, son nada más que un ejemplo del nivel de desarrollo de esas investigaciones en ese ámbito en el mundo entero.

    "Pedimos que eso no sea visto como reclamaciones contra nuestros socios", enfatizó.

    En cuanto a la República Checa y Eslovaquia, Ermakov indicó que esos países fueron mencionados como partes de la antigua Checoslovaquia, que, según comprobó la Cancillería rusa, tenía un "gran potencial de desarrollos químicos y tecnológicos".

    "Eso no significa en ningún caso que acusemos a Checoslovaquia de algo (…) resultó por casualidad, por nuestro error que no solo la República Checa sino también Eslovaquia fueron mencionadas entre esos países, así que les presentamos disculpas por haber permitido esa casualidad", expresó.

    Al dirigirse al representante de Suecia, dijo: "Si usted encontró acusaciones contra Suecia en la intervención de nuestra directora del Departamento de Información y Prensa (Zajárova), estoy dispuesto a ofrecerle disculpas, porque claramente por nuestra parte no hubo ninguna acusación contra Suecia".

    Recordó que la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) reconoció oficialmente que Rusia destruyó todas sus armas químicas.

    "Recordemos que en colaboración con 17 países miembros de prestigio de la OPAQ, con la participación directa de la Unión Europea y bajo un estricto control de la OPAQ Rusia cumplió con éxito con su programa nacional de destrucción de armas químicas", dijo.

    Lea más: Rusia reitera que eliminó todos sus arsenales químicos

    Ermakov señaló que "se eliminó por completo el arsenal de armas químicas que heredamos de la URSS y que era uno de los mayores del mundo, de unas 40.000 toneladas".

    "Esos datos fueron minuciosamente verificados y confirmados por numerosos grupos de inspección de la secretaría técnica de la OPAQ", recalcó.

    El alto diplomático insistió en que Londres no logrará minar el prestigio de la OPAQ con el caso Skripal.

    "Londres no conseguirá denigrar o socavar el prestigio de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas y la Convención sobre las Armas Químicas", dijo al subrayar que "los sucios intentos de los políticos británicos de generar confusión" no les honran.

    Aseguró que "los 192 Estados, todos nosotros, los participantes de pleno formato de la Convención sobre las Armas Químicas, no permitiremos que se haga".

    "Sería una catástrofe no solo para el proceso de la destrucción de las armas químicas sino también para el desarme en general", mencionó.

    Añadió que la OPAQ corroboró oficialmente la eliminación total del arsenal químico de Rusia en octubre de 2017.

    "Rusia cumplió con éxito su programa nacional de destrucción de armas químicas con la colaboración de 17 países miembros de la OPAQ y la Unión Europea (…) Los datos fueron verificados y confirmados por los numerosos grupos de inspección de la Secretaría técnica de la OPAQ", destacó.

    En la cita participan más de 50 embajadores y representantes diplomáticos.

    "Rusia eliminó completamente cerca de las 40.000 toneladas de armas químicas que heredó de la Unión Soviética", precisó Ermakov.

    También: EEUU y el Reino Unido prometen hacer que Rusia responda por el caso Skripal

    Asimismo, declaró que Moscú espera que Londres le presente un informe oficial sobre el envenenamiento del exespía Serguéi Skripal y su hija.

    "Esperamos de Londres y de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) un informe detallado sobre lo que sucede en el marco del caso Skripal, necesitamos conclusiones de pleno formato con pruebas detalladas", dijo Ermakov. 

    Rusia cuestionará los resultados de la investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y el Reino Unido sobre el caso Skripal si no participa en ella, agregó Vladímir Ermakov.

    "Estas intenciones, francamente deshonestas, de indagar algo sin revelarlo a nadie y luego presentar los resultados como la verdad absoluta, no son algo que admitiremos", dijo al intervenir ante diplomáticos extranjeros en Moscú.

    Así respondió a la pregunta de una representante francesa de si Rusia se fiará de las conclusiones de la investigación de expertos británicos y la OPAQ.

    Ermakov reveló que Rusia tuvo la oportunidad de preguntar al director general de la OPAQ y a sus colegas británicos lo sucedido, pero no obtuvo "respuestas de peso".

    "Nuestros colegas evitaron contestar a las cuestiones más importantes para nosotros", agregó.

    Asimismo, Ermakov alegó la Convención sobre Armas Químicas al resaltar que la secretaría técnica de la OPAQ no tiene el derecho de investigar lo que le solicitó el Reino Unido.

    Lea también: Londres presiona a la OPAQ para que apoyen las acusaciones a Rusia

    Señaló que Moscú ve absurdo que Londres exija sus explicaciones sobre el envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal y su hija.

    "Las autoridades británicas ni siquiera comparten con nosotros la información obtenida durante su investigación, ni responden a ninguna de las preguntas rusas sobre Yulia Skripal, no disponemos de datos fiables de lo ocurrido con la ciudadana rusa en las últimas dos semanas" por tanto "es absurdo exigir de Rusia explicación alguna", dijo Ermakov.

    El diplomático ruso destacó que Moscú está sorprendida también por el hecho de que las autoridades británicas no concedan acceso consular a la hija de Skripal violando las normas internacionales.

    Agregó que los expertos británicos consideran que el ataque a los Skripal fue perpetrado con el uso de "agentes químicos neurotóxicos" capaces de provocar numerosas víctimas.

    No obstante, señaló Ermakov, "de acuerdo con la información recibida de Londres, la situación en Salisbury fue diferente".

    Hablando de las pruebas encontradas durante la investigación británica, el diplomático supuso que "con el tiempo las pruebas reales podrían haber desaparecido como ocurrió en el Reino Unido en diversas ocasiones".

    Enfatizó que Moscú propone a Londres entablar un diálogo concreto a nivel de expertos para investigar el caso Skripal.

    El representante del Ministerio de Exteriores ruso aseguró que en su momento oportuno los británicos recordarán su profesionalismo y los dos países podrán investigar conjuntamente el envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal y su hija Yulia.

    "Creo que ya llegará el momento cuando nuestros colegas británicos recuerden también su profesionalismo diplomático altísimo y su gran nivel en calidad de expertos", señaló Ermakov.

    El diplomático aseguró que Rusia no tiene que "presentar nada a Reino Unido, pues se trata de un ataque contra dos ciudadanos rusos en el territorio de Reino Unido, podemos realizar juntos la investigación con todos los datos al descubierto".

    Ermakov llamó a dejar a un lado cualquier insinuación sobre el supuesto uso de un gas A-234 (Novichok), pues se trata de un vocabulario que se suele asociar más bien con series de televisión.

    Las autoridades británicas no responden a las cuestiones rusas sobre el estado de Yulia Skripal y Moscú no dispone de datos fiables de lo ocurrido por tanto "es absurdo exigir que Rusia dé explicación alguna", apuntó.

    Asistieron a la reunión los embajadores de Brasil, Corea del Norte, Egipto, Indonesia, Irak, Libia, Siria y Sudán, así como representantes de países europeos, árabes, africanos y asiáticos.

    El exoficial de inteligencia militar rusa, residente en Reino Unido, y su hija fueron hallados inconscientes el 4 de marzo cerca de un centro comercial en esa ciudad británica.

    Ambos continúan en estado crítico y reciben tratamiento por intoxicación con una sustancia de acción neuroparalizante.

    No se lo pierda: Rusia vs. Reino Unido: ¿qué país tiene más interés por la verdad sobre el caso Skripal?

    Skripal fue reclutado por el servicio secreto británico MI6 cuando servía en las Fuerzas Armadas rusas en los años 1990.

    En 2006 la justicia rusa lo condenó a 13 años de cárcel por espiar a favor de un Estado extranjero y cuatro años después fue canjeado junto con otros dos espías por diez personas detenidas en Estados Unidos.

    El Reino Unido acogió a Skripal y le concedió la ciudadanía británica, según confirmó Scotland Yard.

    La semana pasada, la primera ministra británica, Theresa May, responsabilizó a Moscú de lo ocurrido en Salisbury —que calificó de intento de asesinato— y anunció, como represalia, la expulsión de 23 diplomáticos rusos y la cancelación de todos los contactos de alto nivel entre ambos países.

    Moscú, que rechazó todas las acusaciones por infundadas, exigió en respuesta la salida de 23 empleados de la Embajada británica, además de anunciar el cierre del consulado británico en San Petersburgo y de la oficina del British Council en Moscú.

    Tema:
    Escándalo diplomático en torno al envenenamiento de Serguéi Skripal (122)

    Además:

    Las mentiras son "parte del repertorio" de la política exterior del Reino Unido
    Diputado: Rusia responderá a EEUU si impone sanciones por el caso Skripal
    Embajador ruso sobre la actitud de Londres: "No perdonamos cosas así"
    La Unión Europea condena el ataque en Salisbury
    Etiquetas:
    montaje, acusaciones, Reino Unido, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik