21:57 GMT26 Septiembre 2020
En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    La OMS declara la pandemia del COVID-19 (170)
    0 0 0
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El teletrabajo, tema de debates que duran ya medio siglo, se hizo actualmente una cuestión de supervivencia, en medio de la pandemia del coronavirus.

    Ante creciente número de casos de contagio por el SARS-CoV-2 —hasta la fecha se detectaron más de 139.000 infecciones en más de 130 países— una serie de empresas, incluidos gigantes como Apple, Google, Facebook, Twitter y Yandex recomendaron a sus empleados trabajar desde casa para impedir una mayor expansión del virus.

    Lo mismo hicieron algunos actores de Wall Street como Pershing Square Capital, Bridgewater Associates y Goldman Sachs.

    Al mismo tiempo las autoridades municipales de países como Brasil, Ecuador, España, Italia, Rusia y otros recomiendan a empresas adoptar medidas de teletrabajo y de flexibilización del horario laboral, pero, mientras el coronavirus continúe avanzando, no está claro si solo recomendar va a ser suficiente.

    Gran salto o extinción

    Para el empresario y miembro del ruso Partido de Crecimiento (no parlamentario) Serguéi Polonski, "el coronavirus lanzó un proceso que llevará a que dentro de un año viviremos en un mundo electrónico o no sobreviviremos".

    "Aquellos que no están dispuestos a pasar al teletrabajo, que están offline en sus oficinas, terminarán en quiebra y desaparecerán", afirmó.

    El también fundador de importantes empresas de inversiones Mirax y Potok recordó que en Rusia los debates sobre la necesidad de organizar el trabajo desde casa empezaron hace 12 años, y "el coronavirus se presenta como elemento catalizador de ese proceso".

    "Antes de esta situación, nosotros salimos del offline pero no conseguimos pasar al online, y ahora el coronavirus impulsa esta transformación", señaló.

    Polonski está seguro de que la pandemia del SARS-CoV-2 "cambiará de manera fundamental todas las estructuras relacionadas con los negocios, el consumo y las relaciones", y además afectará otros sectores.

    "Es evidente que dentro de un par de semanas como máximo cerrarán los colegios, las universidades, (…) así que pronto observaremos cambios del sistema de educación que tal vez jamás volverá al offline", subrayó.

    El político también abogó por mantener en funcionamiento remoto las instituciones públicas.

    "Ahora ya no se puede asistir a una sesión judicial, porque si llegas a un tribunal te vas a contagiar y te morirás, así que los tribunales deben funcionar online", insistió.

    Polonski recordó que el 12 de marzo parte de la Duma de Estado (Cámara Baja) fue puesta en una cuarentena después de sospechar un caso de contagio, "por ello también deben trabajar desde casa".

    "Un Estado no puede funcionar sin cosas fundamentales como empresas, educación y tribunales, así que las funciones principales de un país deben funcionar en directo", reiteró.

    Concluyó que dentro de un tiempo "terminaremos aislados en un cuarto, como si fuera una celda, pero los servicios online nos ayudarán a sentirnos libres".

    Teleseguridad

    Preguntado sobre los temores de que trabajar desde casa pueda afectar la seguridad de las empresas porque sus datos serán expuestas a la red, Polonski se mostró indignado.

    "Desde esta misma perspectiva, podemos llegar hasta desconectar el internet totalmente, o vamos a prohibir el alcohol porque hay menores que lo toman", ironizó.

    Algunos expertos en la seguridad informática coinciden en que el riesgo no aumenta.

    "Desde el punto de vista de la seguridad, este modo de funcionamiento no se debe considerar menos seguro, todo depende de las tecnologías y las soluciones que se toman para organizar el teletrabajo", dijo a Sputnik Serguéi Nikitin, jefe adjunto del laboratorio de la criminalística informática de Group-IB.

    Nikitin subrayó que si una empresa cuenta con "un servidor de terminales con la autentificación de dos factores y un agente DLP [prevención de pérdida de datos], el teletrabajo no genera ningún riesgo adicional siempre y cuando los dispositivos de los empleados están protegidos".

    "La mayoría de las empresas tienen los métodos para garantizar el teletrabajo para sus empleados, que fueron elaborados desde hace mucho tiempo considerando las cuestiones de seguridad, así que la tarea es solo expandir esta experiencia a mayor escala", señaló.

    Por su parte, el experto de la seguridad antivirus de la empresa Kaspersky Denís Legezo advirtió que, "organizar el trabajo fuera de la oficina para los empleados puede generar algunos riesgos".

    Legezo apuntó en un comentario a Sputnik que "una vez establecido este formato, aumentará el número de conexiones remotas con la oficina", lo que "requerirá medidas de seguridad adicionales por lo menos para las organizaciones que antes no ajustaban el teletrabajo o casi no lo usaban".

    "Primero, a la infraestructura de la compañía se conectarán mucho más dispositivos potencialmente infectados, y segundo, aumentará el volumen de tráfico con estas organizaciones, que deberá mantenerse cifrado, por ejemplo mediante túneles VPN", afirmó.

    Virus psicológico

    Polonski advirtió que la pandemia del coronavirus no solo amenaza con afectar la salud física, sino también la salud mental de la sociedad.

    "Debemos tener en cuenta que el coronavirus se convertirá en un virus psicológico, todos dejarán de confiar el uno en el otro", indicó.

    Subrayó que la gente debe aprender mejor cómo mantener la comunicación a través del internet.

    "Si no podemos comunicarnos online, la comunicación desaparecerá en sí, dejaremos de tener relaciones", indicó.

    Al mismo tiempo, vivir en un aislamiento no es una práctica común, a algunos incluso puede parecer una tortura. El empresario afirmó que por el coronavirus cada uno tendrá "un montón del tiempo libre" debido al cambio del sistema de consumo y su reducción, y por el momento "la gente no ha aprendido usar su tiempo libre, incluso lo temen".

    El político asevera que para que la sociedad aprenda a utilizar su tiempo libre, es necesario introducir la semana laboral de cuatro días.

    "Cuando uno tiene un día libre [sin contar sábados y domingos ocupados por visitas a padres, compras, etc.], aprenderá organizar su espacio libre, ahora la gente no sabe hacerlo", apuntó.

    Justo por ello, insistió el político, "introducir la semana laboral de cuarto días es vital desde el punto de vista de la psicología".

    Recetas de oficina casera

    En todo caso, numerosas empresas ya decidieron mantener sus operaciones remotas, y no solo por el coronavirus. Así, según un informe del español Adecco Group Institute, publicado esta semana, durante el cuarto trimestre de 2019 en España "se han registrado un 7,9% de personas ocupadas con teletrabajo".

    "Esta cifra, que equivale a poco más de 1,5 millones de personas, supone un nuevo máximo histórico y un aumento interanual de cuatro décimas", dice el estudio.

    Para muchos podría sonar como un sueño, pero en realidad trabajar desde casa no es tan fácil para aquellos acostumbrados a oficinas.

    Según recomienda el medio digital vc.ru, lo importante es tener en cuenta que un trabajo remoto sigue siendo trabajo y no tiempo libre.

    "No es que tienes ocho horas libres para tus asuntos personales o para cuidar a tu hijo. A lo mejor no vas a gastar tiempo para llegar a la oficina, pero (...) sigue siendo un trabajo, no debe mezclarse con los asuntos domésticos o personales", dice el medio.

    Se indica que para organizar la rutina laboral en casa, hay que hacer un horario propio, que incluirá intervalos de tiempo que requerirán una concentración máxima. Las pausas en el trabajo deben ser regulares y reglamentadas de manera muy estricta.

    Asimismo, va a ser necesario arreglar un puesto de trabajo, que será aparte del resto de la habitación. Hay que tener una mesa, silla, ordenador, preparar la papelería, asegurar que "el rincón de trabajo" tenga iluminación suficiente.

    Además, sería ideal utilizar los auriculares, que no solo ayudarán con llamadas telefónicas, sino también permitirán abstenerse del ruido.

    Otro punto importante, es garantizar que desde casa sea posible mantener la comunicación con los colegas. Uno siempre debe mostrar que está online: escribir en chats, decir que empieza a trabajar, que terminó una tarea, que necesita hacer una pausa.

    Al mismo tiempo, mejor evitar llamar por teléfono a sus colegas salve se trate de casos realmente importantes. Uno suele sentarse en su casa en un silencio absoluto para no despertar a su niño, y si ahora trabaja en casa, ese problema no desaparece sino se agrava aún más. Por ello, en la mayoría de los casos resulta mejor escribir un correo o recurrir a servicios de mensajería instantánea.

    Tema:
    La OMS declara la pandemia del COVID-19 (170)
    Etiquetas:
    enfermedad, virus, pandemia de coronavirus, coronavirus de Wuhan, coronavirus, casa, trabajo, teletrabajo, pandemia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook