En directo
    España
    URL corto
    Por
    Coronavirus en España (124)
    0 70
    Síguenos en

    Ante un probable contagio o su confirmación, las autoridades sanitarias españolas también aconsejan aislarse y tratarse en casa. Lo denominan manejo domiciliario y las viviendas e inquilinos tienen que reunir una serie de condiciones. La medida puede ayudar a rebajar el pánico que amenaza con prender en buena parte de la sociedad española.

    En situaciones de crisis de salud pública como la que se vislumbra en España a cuenta de la extensión de la Covid-19, es de obligada necesidad apelar a la calma. Y no con frases hechas, sino con directrices basadas en el rigor científico. Aparte de su, hasta ahora, muy moderado efecto letal, las primeras consecuencias de la epidemia apuntan a una saturación del servicio público de salud. No hay suficientes plazas hospitalarias para atender el ingreso del abrupto número de nuevos enfermos, las consultas de atención primaria se desbordan con facilidad.

    En este contexto, conviene subrayar la existencia de los protocolos que los propios centros médicos elaboran a partir de las directrices del Ministerio de Sanidad. Concretamente, los que atañen al aislamiento antes, durante y después del diagnóstico.

    Así, por ejemplo, el servicio de Medicina Preventiva del Hospital General de Alicante ha adaptado las pautas ministeriales y recuerda que "el manejo domiciliario de pacientes considerados casos en investigación, probables y confirmados de Covid-19" es perfectamente posible si la vivienda y demás inquilinos cumplen una serie de condiciones.

    "En la provincia hay varios casos de afectados con coronavirus y casi todos se encuentran en sus domicilios", explica Pere Llorens Soriano, jefe del Servicio de Urgencias del citado hospital.

    Este doctor confirma la validez de la opción domiciliaria, pues, hasta el momento, "se trata de casos leves, por lo que es preferible que se les aísle en sus casas".

    Aislamiento, protección y limpieza

    El paciente deberá alojarse en una habitación individual (con ventilación directa a la calle y puerta cerrada) y utilizar un baño propio (o desinfectar siempre tras su uso uno de uso compartido). Sus convivientes no podrán ser personas de edad avanzada, con enfermedades crónicas, inmunodeprimidas o embarazadas. Deberá usar mascarilla de tipo quirúrgico cuando alguien se halle a una distancia menor de un metro y respetar de manera escrupulosa el hábito de higiene de manos y respiratoria (cubrirse el rostro al estornudar o toser).

    Es deseable que solo una única persona proporcione cuidados al enfermo y cumpla con el lavado de manos tras cualquier contacto. Se aconseja lavar la ropa, sábanas y toallas a una temperatura no menor de 60 ºC y depositarla hasta su lavado en bolsas cerradas. También se deberá acometer la limpieza diaria de superficies en contacto con el enfermo con un desinfectante de hogar que contenga lejía diluida al menos en una proporción de 1/10.

    Si existe la opción, es preferible lavar los platos en el lavavajillas. Y, por supuesto, es requisito imprescindible apelar a la responsabilidad de tanto enfermo como convivientes, pues deben ser capaces de aplicar las medidas básicas de higiene, prevención y control de la infección. Siguiendo estas pautas, los servicios sanitarios pueden proceder a las evaluaciones médicas que consideren necesarias, también vía telefónica.

    De esta manera, los centros médicos buscan evitar una masificación que podría resultar desastrosa, pues no se puede desatender a pacientes con otras patologías. En la Comunidad de Madrid, la más afectada de toda España, las recomendaciones son también muy claras al respecto. 

    Tema:
    Coronavirus en España (124)
    Etiquetas:
    prevención, aislamiento, Ministerio de Sanidad de España, salud pública, coronavirus, coronavirus en España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook