Widgets Magazine
En directo
    Líderes europeos se encuentran con Donald Trump en el marco del foro del G7 en Taormina (Italia), 26 de mayo de 2017

    Esta es la peor consecuencia de la política de Trump y todos se han olvidado de ella

    © AP Photo / Salvatore Cavalli
    Europa
    URL corto
    5131

    Las desavenencias entre la Unión Europea y Estados Unidos no hacen más que agravarse con la crisis por el acuerdo nuclear iraní de fondo y el poco tacto con el que el presidente estadounidense, Donald Trump, está dispuesto a tratar a sus socios europeos.

    Que existe una brecha trasatlántica no se le escapa a nadie. Tampoco al Washington Post, que en un artículo de opinión advierte que la distancia que ahora separa al estrambótico líder estadounidense de los líderes de la Unión Europea es tal que está empezando a erosionar peligrosamente una relación con décadas y décadas de vida.

    "La grieta europea y estadounidense es, quizás, la consecuencia más importante y, a la vez, la que menos se ha comentado de la política exterior de Trump. Su estilo disruptivo normalmente se ve como uno que desestabiliza a sus adversarios en Pyongyang, Teherán y Pekín, pero las bombas diplomáticas también están estallando en la capital de la Unión Europea, al igual que en París, Berlín y Londres. Y parece que estén causando graves daños", escribe el columnista David Ignatius.

    Señales de que el matrimonio entre ambos bloques no pasa por su mejor momento ya se están viendo en la Unión Europea. La retórica diplomática y conciliadora que ha caracterizado a los líderes europeos incluso cuando han tenido el viento de cara ha dejado paso a declaraciones y gestos que dejan claro que Estados Unidos ha dejado de ser un amigo para pasar a ser una mosca detrás de la oreja.

    Sin ir más lejos, la canciller alemana, Angela Merkel, acusaba a Trump de estar creando "una verdadera crisis" por haberse salido del acuerdo nuclear iraní. El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, bailaba al mismo compás y decía que Estados Unidos estaba actuando como "el policía económico del planeta" cuando imponía sanciones de manera unilateral.

    Te puede interesar: La UE buscará proteger sus compañías tras la retirada de EEUU de pacto con Irán

    Sin embargo, mucha más repercusión en los medios de comunicación tuvieron las palabras del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en Twitter.

    "Cuando observamos las últimas decisiones del presidente, es para que alguien se pregunte: con amigos así, ¿quién necesita enemigos?".

    Ignatius advierte que los europeos darán un paso simbólico, pero importante, para escenificar esa ruptura con Estados Unidos cuando tenga lugar la reunión entre Alemania, Francia y el Reino Unido, y Rusia y China a finales de mayo. Una reunión en la que se espera abordar el acuerdo nuclear iraní.

    Un alto diplomático de la Unión Europea reconocía que reunirse con los rusos y con los chinos no era plato de buen gusto para Bruselas. "Hacer esto nos duele", dijo. Y no es para menos: la Unión Europea se reunirá con países con los que no solo no está acostumbrada a tratar, sino con los que no se lleva del todo bien y, encima, para ir en contra de un aliado centenario. Los norteamericanos no les han dejado otra opción que hacerlo, dicen en Bruselas.

    Tema relacionado: Dirigentes de la UE y los Balcanes Occidentales se reúnen para una cumbre en Sofía

    "Los europeos están luchando por tranquilizar a Irán y mantenerlo dentro del acuerdo, en parte porque no quiere poner en peligro que se le controle. Según el protocolo de inspección actual, [gracias al acuerdo en Irán] hay cámaras que graban dos millones de imágenes al día en lugares clave del país. Gracias al acuerdo, el tiempo que necesita Irán para construir una bomba ha pasado de ser de unas pocas semanas a un año", explica Ignatius.

    Los europeos no quieren arriesgarse a perder eso y echar a perder lo que queda del acuerdo.

    "Estados Unidos nunca nos ha explicado cuál es su plan B. ¿Qué haremos cuando [los iraníes] echen a los inspectores?", dijo un diplomático de la Unión Europea.

    Si las amenazas al otro lado del Atlántico se cumplen, Estados Unidos impondrá sanciones contra las empresas europeas que hagan negocios en Irán y, por tanto, la brecha entre ambos se acentuará todavía más. A la UE no le quedará otra que responder a Estados Unidos. De hecho, ya lo ha empezado a hacer. La Comisión Europea anunciaba el 18 de mayo que actuará para proteger los intereses de las empresas que invierten en Irán.

    Tras el respaldo unánime de los 28 jefes de Estado y de Gobierno a las propuestas del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y de la Alta Representante y vicepresidenta de la Comisión, Federica Mogherini, la UE activará el estatuto de bloqueo. El mecanismo eximirá a las empresas de la UE de los efectos extraterritoriales de las sanciones estadounidenses y permitirá a las empresas obtener una reparación por el perjuicio resultante de esas sanciones.

    Tema relacionado: Que Merkel rechace el Nord Stream 2 es equivalente a suicidarse

    El objetivo es anular el efecto en toda la UE de las sentencias extranjeras basadas en dichas sanciones y entrará en vigor el 6 de agosto de 2018. Una suerte de escudo europeo contra un presidente estadounidense que solo sabe despotricar.

    Entre esas empresas figura la francesa Total, un gigante con acuerdos multimillonarios y proyectos de gas natural en Irán. El asunto no es ninguna broma.

    "Trump es tan impopular en Europa que definirlo no conlleva, prácticamente, ningún riesgo político. En temas como el comercio, el cambio climático y el conflicto entre Israel y Palestina y las políticas en materia de economía, el tradicional consenso político centrista prácticamente ha claudicado. Trump, con su bravuconería y vulgaridad, casi parece la caricatura del Estados Unidos violento y rudo que tantos europeos detestan", señala Ignatius.

    Te puede interesar: Merkel no ve solución al conflicto sirio sin Rusia, Turquía e Irán

    Además:

    ¡No des luz verde al Nord Stream 2! Trump intenta atraer a Merkel a la posición de EEUU
    Merkel considera de interés estratégico tener buenas relaciones con Rusia
    Merkel, decepcionada por la salida de EEUU del pacto nuclear con Irán
    A Merkel le parece que es hora de alejarse de Trump
    Merkel pide a Israel e Irán resolver la tensión por la vía política
    Etiquetas:
    cooperación, acuerdo nuclear, Donald Trump Jr, Angela Merkel, Unión Europea, EEUU, Rusia, Irán, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik