En directo
    España
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El Congreso de los Diputados de España acogerá desde este 31 de mayo el debate sobre la moción de censura presentada por el PSOE contra el Gobierno que preside Mariano Rajoy, cuya formación política —el conservador Partido Popular (PP)— fue condenado recientemente como partícipe a título lucrativo en la trama corrupta Gürtel.

    "La permanencia en la Presidencia del Gobierno del máximo responsable de una formación política declarada judicialmente como parte de un auténtico sistema de corrupción institucional afectaría gravemente a la credibilidad de la Presidencia, del Gobierno y de la propia dignidad de la democracia española", reza el texto de la moción presentada por el grupo socialista.

    En caso de que la moción de censura prospere, el candidato propuesto por el PSOE para ocupar el Palacio de la Moncloa —sede del Gobierno español— es su secretario general, Pedro Sánchez.

    Para ser aprobada, la moción de censura debe recibir el apoyo de al menos 176 diputados, la mitad más uno de los 350 que componen la cámara.

    A falta de que varios partidos comuniquen oficialmente el sentido de su voto, la moción parece despertar simpatías suficientes como para pensar que la permanencia de Rajoy en la Moncloa corre peligro.

    Además: El Congreso español celebrará el 31 de mayo la moción de censura a Rajoy

    Con toda probabilidad, la moción contará con el apoyo de los 84 diputados del PSOE y con el voto favorable de un diputado extra de Nueva Canarias, socio electoral de los socialistas.

    Otro de los potenciales apoyos para la postulación de Sánchez se encuentra en la coalición de izquierdas Unidos Podemos —67 diputados—, cuyos líderes se manifestaron públicamente a favor de la moción.

    De hecho, Unidos Podemos ya registró el pasado mes de junio una moción de censura contra el Gobierno en minoría de Mariano Rajoy por motivos similares a los que ahora esgrime el PSOE.

    La propuesta fue rechazada por la mayoría de la Cámara, pero durante su debate se produjo un acercamiento dialéctico entre Unidos Podemos y el PSOE, mostrándose ambas partes favorables a explorar las vías para conformar mayorías alternativas al Partido Popular.

    Además: Rajoy cancela su agenda tras la presentación de la moción de censura

    Pese a que la conformación de esa mayoría parece más cercana que nunca, el apoyo de la coalición a la moción no está cerrado, ya que Podemos se encuentra realizando una consulta en la que 498.456 inscritos en partido pueden votar hasta la tarde del jueves 31 para fijar la posición final de la formación.

    Para que la propuesta prospere, será vital el papel de partidos con poca representación como los independentistas catalanes —que suman 17 escaños en dos grupos diferenciados—, los nacionalistas vascos —7 escaños en dos grupos— o el grupo valenciano de izquierda Compromís, que cuenta 4 legisladores.

    Pese a que la figura de Sánchez despierta recelos entre las filas independentistas por su apoyo a la intervención de las instituciones en Cataluña el pasado mes de octubre, algunos destacados representantes soberanistas llamaron no perder la oportunidad de hacer caer a Mariano Rajoy, su principal rival político en los últimos años.

    Además: Los liberales españoles dan por "liquidada" la legislatura y piden nuevas elecciones

    "A nosotros nos hace la misma poca gracia votar con ustedes que seguramente a ustedes votar con nosotros; pero es que echar a ladrones y carceleros de Moncloa no es una opción, es una obligación", dijo, aludiendo a las filas socialistas, el parlamentario Gabriel Rufián, de Esquerra Republicana de Cataluña, uno de los dos grupos independentistas con representación parlamentaria.

    A pocas horas de la celebración del debate, la gran incógnita se sitúa en saber qué votará el Partido Nacionalista Vasco (PNV), una formación que cuenta con cinco escaños que pueden hacer caer la balanza hacia uno u otro lado

    El PNV, de corte conservador, es una formación muy crítica con el desempeño del Gobierno español en la crisis catalana, pero en distintas ocasiones mostró cintura a la hora de negociar con el Partido Popular, llegando incluso a acuerdos para ayudar a Rajoy con cuestiones como la aprobación de los presupuestos.

    En consecuencia, resulta difícil adelantar hacia qué lado —y a cambio de qué— se decantará el PNV esta ocasión.

    Hasta la fecha, la formación liberal Ciudadanos (32 diputados) insistió en que no apoyará la moción si Sánchez es el candidato designado para suplir a Rajoy, lo que hace prever que rechazarán la propuesta del PSOE.

    No obstante, la formación liberal —a la que las encuestas otorgan un considerable crecimiento en caso de ir a elecciones— llegó a plantear en las últimas horas que, en caso de fracasar la moción de Sánchez, podrían presentar una moción propia con la única intención de convocar unos nuevos comicios.

    Finalmente, parece claro que los 137 diputados integrados en el Partido Popular o en los distintos grupos de sus socios electorales rechazarán la moción, al igual que la representante de Coalición Canaria, una formación conservadora cercana a las posiciones del Gobierno.

    El plan de Sánchez 

    De llegar a la Moncloa, el plan de Pedro Sánchez pasa por el establecimiento de un periodo de estabilidad antes de proceder a la convocatoria de elecciones.

    "Hemos planteado una salida constitucional, una moción de censura constructiva para un Gobierno del PSOE que garantizará el orden constitucional y que tiene como hoja de ruta la moción, la estabilidad y la convocatoria de elecciones", dijo Sánchez.

    Esta hoja de ruta no tiene unos plazos determinados, por lo que la fecha para la convocatoria de elecciones podría ser negociada con otros grupos, según explicó el propio el líder socialista.

    Rajoy no se plantea dimitir 

    Pese al cuestionamiento hacia él y hacia el partido que preside, Mariano Rajoy anunció que no dimitirá y que su intención es cumplir su mandato, cuyo término está previsto para para el año 2020.

    En opinión de Rajoy y del Partido Popular, la sentencia sobre el caso Gürtel no debe alterar el escenario político porque los ciudadanos le exoneraron en las urnas, otorgándoles su confianza en repetidas ocasiones pese a que muchos de los hechos referidos en la sentencia ya se conocían.

    "Desde que se conocen los hechos me he presentado en tres ocasiones a las elecciones generales: en 2011 las gané, en 2015 las gané y en 2016 las gané", dijo Rajoy durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

    La sentencia de la trama Gürtel considera probado que distintos cargos del PP en municipios madrileños tejieron, junto a empresarios locales, una red corrupta para amañar y encarecer procesos de contratación pública, lo que después era compensado con el pago de comisiones y regalos a los políticos facilitadores.

    Además: Los conservadores califican de "traición a España" la moción de censura contra Rajoy

    Según los jueces, las cantidades detraídas sirvieron directamente para pagar gastos electorales del Partido Popular o fueron a parar como donaciones a la llamada "Caja B" del partido, consistente "en una estructura financiera y contable paralela a la oficial existente al menos desde el año 1989".

    Entre las 29 personas condenadas en el caso destaca la figura del Partido Popular como ente jurídico, pero también el extesorero del partido (Luis Bárcenas, condenado a 33 años de cárcel) o la exministra de Sanidad durante el primer Gobierno de Rajoy, Ana Mato, señalada también como partícipe a título lucrativo.

    Rajoy destacó que la sentencia no condena a ningún miembro del Gobierno ni a ninguna persona que actualmente esté en las filas del PP.

    Además, afirmó que la sentencia no condena al Partido Popular, sino que "se limita a "establecer una responsabilidad civil como partícipe a título lucrativo por hechos ocurridos hace quince años".

    En opinión del presidente del Gobierno, la moción de censura es un movimiento "inquisitorial" por parte de un Pedro Sánchez que "quiere ser presidente del Gobierno de cualquier manera siempre que no tenga que pasar por las urnas".

    El debate

    El debate sobre la moción de censura comenzará este 31 de mayo a las 09.00 (hora local) en el Congreso de los Diputados de España.

    Está previsto que finalice en la tarde del viernes 1, aunque no se puede hacer una predicción exacta ya que todo dependerá del uso que cada ponente haga de sus turnos de palabra.

    La última moción de censura, presentada por Podemos contra Rajoy, duró un total de dieciséis horas y media repartidas en dos días: once en la primera jornada y cinco y media en la segunda.

    La moción de mañana será la cuarta que se debata en la historia de la democracia española.

    Las tres mociones anteriores se presentaron contra el Gobierno de Adolfo Suárez en 1980, contra el de Felipe González en 1987 y contra Rajoy en 2017; resultado, todas ellas fracasadas. 

    Además:

    Partido Popular: la moción de censura contra Rajoy pretende poner "patas arriba España"
    Socialistas españoles aceptan convocar elecciones anticipadas si ganan moción de censura
    Podemos apoya "sin condiciones" la moción de censura contra Rajoy
    El PSOE registra una moción de censura contra Rajoy
    Etiquetas:
    moción de censura, Mariano Rajoy, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook