10:31 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    Una refinería de gas en Irán

    ¡Gracias, EEUU! Rusia e Irán sustituyen su rivalidad por una alianza en el ámbito gasístico

    © AP Photo / Vahid Salemi
    Economía
    URL corto
    3531

    Durante muchos años Rusia e Irán han estado entre los líderes —y rivales— de la producción de gas, según los datos estadísticos publicados por British Petroleum. Gracias a la presión de EEUU y a la creciente demanda, su rivalidad se transformó en una amistad en el ámbito gasístico, opina el viceministro iraní de Petróleo, Hamid Reza Araghi.

    El político considera que el ejemplo tal vez más destacado de esta cooperación es la que Rusia e Irán realizan en el marco del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), al que también suelen llamar la 'OPEP de gas'.

    Esta organización desempeña un papel muy eficaz a la hora de determinar la estrategia, los volúmenes de extracción y el consumo de gas para los próximos años. Por eso Rusia e Irán, sobre todo, son aliados en el marco de este mecanismo.

    "La experiencia en el ámbito de la exportación del combustible azul, la gasificación de pueblos y ciudades enseña que el país persa necesita una cooperación estrecha con Rusia para implementar distintos proyectos en el sector gasístico", recalcó.

    También: La receta contra EEUU en la guerra de sanciones con Irán

    Hace dos años, Irán y Rusia crearon cinco comités, cuyo objetivo consiste en realizar proyectos conjuntos, incluidos los de licuefacción y venta de gas.

    Además, en los últimos cinco años Teherán y Moscú han realizado una gran investigación y como resultado han podido obtener conocimientos técnicos valiosos. Por eso ahora el país persa produce por sí mismo las mezclas odorantes de mercaptanos naturales. Una tecnología con la que cuentan pocos países, recordó el interlocutor de Sputnik.

    El gigante ruso Gazprom está interesado en invertir en el sector de petróleo y de gas de Irán. El proyecto quizá más importante de la cooperación ruso-iraní es la construcción por parte de Rusia de un gasoducto marítimo a través de la isla Kish. La tubería se utilizará para suministrar gas de Irán a Pakistán y la India. Previamente Pakistán y Rusia ya firmaron un memorándum para este proyecto.

    "Para Rusia es importante que las inversiones asignadas por ella puedan ser reembolsadas con los suministros de gas. Si el país consigue llegar a un acuerdo con otros países interesados en el proyecto puedo decir que este será el más grande y más importante en la historia de la cooperación bilateral en el ámbito gasístico", destacó.

    Rusia e Irán no le temen a EEUU

    Si bien Washington amenaza con castigar a los Estados que negocien con el país persa, Rusia e Irán no temen las sanciones estadounidenses. Al contrario, la presión de Washington podría servir como un estímulo que fortalecerá las relaciones ruso-iraníes.

    El interlocutor de Sputnik recordó que Washington durante casi 40 años había introducido sanciones contra Irán por razones políticas o sociales.

    A veces estas sanciones eran muy fuertes y a veces se producía un deshielo tal y como ocurrió durante la Administración Obama. Tras la firma del acuerdo nuclear que tuvo lugar en 2015, la situación había cambiado considerablemente y ahora volvió de nuevo a empeorar.

    "El mundo vio que EEUU rompió el acuerdo nuclear de forma unilateral. Claro está que las sanciones estadounidenses afectan el sector energético y no pueden pasar sin dejar huellas. Sin embargo, tenemos distintos métodos con los que podemos contrarrestar la presión de EEUU", destacó.

    A Hamid Reza Araghi le gusta que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, no acepte las decisiones de EEUU, muestre una firme postura de Rusia contra las sanciones unilaterales estadounidenses, así como desee seguir invirtiendo recursos en el sector de petróleo y de gas iraní. Según el experto, actualmente Irán, Rusia y Turquía "están en el mismo barco".

    Más: Moscú y los socios elaboran plan de trabajo con Irán contra nuevas sanciones de EEUU

    Rusia no es el único jugador internacional que está descontento con la presión de EEUU en relación a Irán. La UE también busca distintas maneras para preservar el acuerdo iraní para evitar problemas con sus ciudadanos.

    "Si fracasan en conservarlo, los europeos pueden decirles a sus autoridades: ¿acaso son empleados de la Administración Trump?", ironizó Hamid Reza Araghi a la vez que agregó que las autoridades persas esperan que "las amenazas de Washington den una oportunidad para conseguir la autosuficiencia y el crecimiento del país".

    Una catástrofe global

    El viceministro de Petróleo de Irán considera que la política de Trump, que busca paralizar el mercado de gas iraní, corre el riesgo de sufrir un fiasco. El gas no es un producto como el petróleo que puede ser eliminado del mercado de una manera muy fácil por medio de sanciones.

    "Si el gas llega a cualquier parte de nuestro planeta, eso significa que los tipos de combustibles no ecológicos, como el combustible diésel, gasoil o carbón, no pueden usarse allí", recalcó.

    Hoy en día, la Unión Internacional del Gas recomienda que los países sustituyan el combustible no ecológico por gas. Por eso, el alto funcionario opina que si Trump trata de atentar contra el sector gasístico iraní "cualquiera de sus acciones conducirá no solo a un colapso de combustible sino a una catástrofe ecológica". 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    gas, Foro de Países Exportadores de Gas, FPEG, Hamid Reza Araghi, Irán, EEUU, Rusia