En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 33
    Síguenos en

    La campaña nacional por el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo insiste en no postergar más el tratamiento del proyecto entregado en 2019, mientras el Gobierno promete que presentará este año uno propio, pero que fue demorado por la pandemia.

    Diferentes ciudades de Argentina fueron testigos del regreso de la marea verde en una nueva manifestación de poder ciudadano del conjunto de los colectivos feministas para reclamar por la legalización del aborto, simbolizada en los pañuelos de ese color.

    La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que cumplió 15 años, organizó una caravana desde la Plaza de Mayo, centro institucional de la capital nacional, hasta el Congreso, pero esta vez llamaron a desplazarse en vehículos y copar las redes sociales, para respetar el distanciamiento social en el marco de la pandemia de COVID-19.

    ​La caravana verde y otras acciones creativas se replicaron en ciudades de las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Tierra del Fuego, La Pampa, Mendoza, Santa Fe, Neuquén, Jujuy, Santiago del Estero y Tucumán desde las 17:00.

    "No queríamos marchar o movilizar sino hacernos presentes, que la marea verde se vea en las calles de una manera creativa, donde nos convocamos en bici, moto, skate, patines, autos. Es noviembre y se cierra el año dentro del Congreso y queremos que se discuta nuestro proyecto de ley, que fue presentado por octava vez en mayo de 2019, construido colectivamente con lo mejor de lo aprendido en las calles y en el debate legislativo de 2018", dijo a Sputnik Yanina Waldhorn, integrante del comité organizador de la Campaña.

    La sanción de una ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) —luego de que en 2018 el Senado rechazara un proyecto que fue históricamente aprobado por Diputados— tiene mayores posibilidades de concreción desde la llegada al Gobierno de Alberto Fernández, primer presidente en ejercicio en manifestarse a favor, quien prometió que entregará un boceto paralelo antes de que termine 2020.

    "Nuestro proyecto de ley tiene estado parlamentario desde hace más de un año, si hoy les diputades y senadores quisieran lo podrían discutir. Por otro lado, hay una voluntad política por parte del Poder Ejecutivo de presentar un proyecto, pero que desconocemos. Es una deuda de la democracia hacia todas las personas con capacidad de gestar", comentó la referente.

    Promesas, política y (des)penalización

    • Caravana convocada por Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito
      Caravana convocada por Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Caravana convocada por Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito
      Caravana convocada por Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Caravana convocada por Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito
      Caravana convocada por Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    1 / 3
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Caravana convocada por Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito

    En la apertura de las sesiones parlamentarias del 1 de marzo, el presidente prometió que presentaría dentro de los 10 días siguientes un proyecto de legalización del aborto, que cumpliera con su compromiso electoral.

    Sin embargo, fue demorado por el inicio de la pandemia, con su consecuente suspensión temporal y readecuación de las actividades parlamentarias y la asunción de prioridades acordes a la crisis económica y sanitaria.

    La Campaña impulsa su propio proyecto, que contempla la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 14 semanas de gestación, pero reconoce que una ley del Ejecutivo podría arrastrar votos en el seno del Frente de Todos, el partido gobernante y con mayoría en ambas cámaras.

    Hay legisladores, tanto dentro del peronismo como de la oposición, reticentes a la ley por tratarse de un asunto controversial para los sectores conservadores de la sociedad, influenciado por el rechazo de instituciones religiosas como la Iglesia católica, cuyo líder es el papa Francisco, argentino y cercano al oficialismo, así como del conjunto del evangelismo cristiano.

    "En Argentina hay 39.025 internaciones por aborto inseguro por año y, desde la recuperación de la democracia en 1983 hasta el 2019, al menos 3.200 mujeres murieron por esta causa. Se realizan entre 370.000 y 520.000 abortos clandestinos por año, 54 por hora. Cada 3 horas, una niña de entre 10 y 14 años es forzada a gestar, parir y criar", enumeró Waldhorn para destacar la gravedad de la situación.

    La ley vigente, que tiene casi un siglo desde su aprobación, en 1921, describe como delito en el Código Penal la interrupción voluntaria del embarazo. La autoriza como no punible únicamente cuando se trata del resultado de una violación o se encuentra en peligro la salud de la mujer, incluida la integridad psicológica, con la presentación de una declaración jurada ante un médico, desde un fallo de la Corte Suprema en 2012.

    No obstante, en los hechos esto no se respeta en gran parte del país, donde en la mayoría de los casos existe una ausencia del apoyo de la Justicia y respeto de las instituciones sanitarias a los protocolos hospitalarios para que el procedimiento se realice en tiempo y forma adecuados.

    "Confiamos en nuestra fuerza y en la despenalización social que hubo a lo largo de estos 15 años, y sobre todo desde 2018, con respecto a este derecho humano. Confiamos en que hay una sociedad que está esperando y reclamando que quienes deciden políticamente lo aprueben para que este derecho se legisle", concluyó.
    Etiquetas:
    Gobierno de Argentina, Alberto Fernández, Congreso de Argentina, marcha verde, Aborto seguro, legal y gratuito, aborto, ley del aborto, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook