En directo
    América Latina
    URL corto
    123
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, informó que pidió al fiscal general que cite a declarar a cinco personalidades de España, incluido el líder del partido Podemos, Pablo Iglesias, sobre un reciente incidente diplomático entre ambos países.

    "Del hecho suscitado y del cruce de información con eurodiputados de España aparecen los nombres de Pablo Iglesias, Iñigo Eerrejon (sic), Juan Carlos Monedero, José Luis Rodríguez Zapatero y Baltasar Garzón", justificó el ministro en un memorial enviado al fiscal general, Juan Lanchipa, y divulgado por la cuenta de Twitter de Murillo.

    ​La solicitud al fiscal fue formalizada tres días después de que Murillo recibiera con honores a dos dirigentes del partido ultraderechista español Vox, su vicepresidente Víctor González y el eurodiputado Hermann Tertsch, en pleno desarrollo de un impasse que incluyó la expulsión de Bolivia de ocho diplomáticos españoles.

    Los representantes de Vox, que se reunieron con varias autoridades locales, no ocultaron su simpatía con el Gobierno de facto de Jeanine Áñez, la presidenta autoproclamada el 12 de noviembre pasado tras la renuncia forzada de Evo Morales (2006-2019), durante la reciente crisis postelectoral de Bolivia.

    El ministro dijo que las personalidades españolas, algunas ligadas al Partido Socialista Obrero Español y a su aliado Unidas Podemos, deberían declarar "en calidad de testigos" sobre el incidente en el que la Policía local bloqueó a agentes diplomáticos españoles que trataban de ingresar a la Embajada mexicana en La Paz.

    Murillo añadió en su memorial que en la residencia diplomática mexicana está refugiada "una decena" de funcionarios del Gobierno de Morales, incluidos los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana,y de Culturas, Wilma Alanoca, acusados de sedición y terrorismo.

    Tras el incidente, el Gobierno de Áñez, que ha dicho reiteradamente que no dará salvoconductos a los refugiados en la Embajada mexicana, expulsó a la embajadora de México, María Teresa Mercado, y a la encargada de negocios de España, Cristina Borreguero, además del cónsul general y seis guardias de la representación hispana.

    Murillo, quien no dio más justificaciones de su solicitud al fiscal, había denunciado el 3 de enero pasado, en una declaración conjunta con los enviados de Vox, supuestos vínculos ilegales entre el Movimiento Al Socialismo de Morales y el partido Podemos.

    Iglesias, Rodríguez Zapatero y Garzón han visitado Bolivia durante el Gobierno de Morales, asistiendo a reuniones y actividades académicas.

    Garzón forma parte del equipo jurídico que asumió la defensa de Morales ante los juicios planteados por el Gobierno de facto.

    Etiquetas:
    embajadas, relaciones diplomáticas, España, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik