En directo
    Extracción de petróleo (imagen referencial)

    Rusia ve imposible evaluar el impacto de las acciones de EEUU en el sector petrolero venezolano

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    240

    MOSCÚ (Sputnik) — Actualmente es imposible evaluar el impacto de las acciones de EEUU en la producción petrolera de Venezuela, declaró el ministro ruso de Energía, Alexandr Nóvak.

    "Hoy en día es imposible predecir las consecuencias de las decisiones tomadas por EEUU con respecto a Venezuela desde el punto de vista de la producción, porque la situación es muy incierta", dijo Nóvak.

    Agregó que actualmente hay muchas incertidumbres en el mercado, que "pueden afectar significativamente el equilibrio de la oferta y la demanda".

    En lo que se refiere a las sanciones de EEUU contra Venezuela, el ministro ruso subrayó que "son ilegales, violan el derecho internacional e interfieren en la actividad económica" del país.

    Añadió que el Comité Ministerial de Monitoreo de la OPEP+ (JMMC, por las siglas en inglés) examinará la situación en la reunión que se celebrará el 18 de marzo en Bakú, capital de Azerbaiyán.

    El ministro ruso comunicó también que Rusia no considera necesario convocar una reunión urgente de los firmantes del acuerdo OPEP+ para analizar la situación actual en Venezuela.

    Además: ¿Qué consecuencias tendrían las sanciones de EEUU a PDVSA?

    Nóvak afirmó que los ministros de los países integrantes del acuerdo OPEP+ no examinaron la crisis en Venezuela, y apuntó que en la actualidad "los mercados están tranquilos, casi no hay volatilidad".

    "Rusia no considera necesario convocar una reunión urgente del OPEP+", dijo.

    Venezuela atraviesa una crisis económica y política que se agravó el 23 de enero, después de que el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral, de mayoría opositora) de Venezuela, Juan Guaidó, se juramentara como "presidente encargado" del país. 

    El jefe del Estado venezolano, Nicolás Maduro, quien asumió el segundo mandato el 10 de enero, calificó la declaración de Guaidó como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

    Tema relacionado: Maduro: los negocios petroleros y gasíferos entre Venezuela y Rusia están blindados   

    Varios países del continente americano, con EEUU a la cabeza, desconocieron a Maduro y expresaron su apoyo a Guaidó; México y Uruguay se abstuvieron de hacerlo, ofreciéndose a mediar en una solución política de la crisis; y Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros, reafirmaron su respaldo al actual Gobierno venezolano.

    Estados Unidos impuso el 28 de enero un nuevo paquete de sanciones unilaterales contra Venezuela, en concreto congeló activos de la petrolera estatal PDVSA por 7.000 millones de dólares.

    También: ¿Podría Venezuela reorientar los flujos de petróleo?

    De acuerdo con los datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para 2017, Venezuela, uno de los cinco fundadores de la organización, posee más de 300.000 millones de barriles de reservas de petróleo, lo que es casi el 25% de las reservas de todos los miembros de la OPEP, o, según el grupo petrolero británico BP, casi el 17,9% de las reservas mundiales, por delante de Arabia Saudí (15,7%), Canadá (10%) e Irán (9,3%).

    A finales de 2016, la OPEP y, en aquel momento, 11 productores independientes –Azerbaiyán, Bahréin, Brunéi, Guinea Ecuatorial (miembro del cartel desde mayo de 2017), Kazajistán, Malasia, México, Omán, Rusia, Sudán y Sudán del Sur– acordaron revisar a la baja sus volúmenes de producción para estabilizar los precios del hidrocarburo.

    El acuerdo fue prolongado en varias ocasiones; la última extensión, que prevé rebajar el bombeo en unos 1,2 millones de barriles diarios por seis meses a partir de este mes de enero en relación con el nivel de octubre de 2018, se pactó en diciembre pasado.

    Venezuela, junto con Irán y Libia, fue excluida de ese ajuste debido a la crisis interna.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    impacto, petróleo, Alexandr Nóvak, Venezuela, EEUU, Rusia