16:32 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    Un hincha con la bandera de Argentina

    El año que Argentina perdió hasta su gran final de fútbol

    © REUTERS / Susana Vera
    América Latina
    URL corto
    Por
    130
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Argentina cierra el tercer año del Gobierno de Mauricio Macri con una economía en recesión y elevada inflación en una coyuntura que incluso obligó a su ciudad capital a resignar la celebración de la final de la Copa Libertadores aunque sí pudo organizar la cumbre del G20, comentaron una fuente política y un analista.

    La gestión de Macri representó "un daño desastroso para Argentina", evaluó a Sputnik el senador opositor Fernando 'Pino' Solanas.

    La moneda local se depreció casi 100% frente al dólar desde inicios de este año, lo que ha llevado a que la inflación pueda llegar a 46 o 48% para fin de año, aunque el Poder Ejecutivo había prometido "reducir la inflación a un dígito".

    "Todo por un Gobierno empecinado en ejecutar un plan ortodoxo neoliberal, con la apertura indiscriminada de las importaciones y la política de enfrentar el déficit fiscal con deuda externa, (resultó) un verdadero desastre", observó Solanas, de la fuerza opositora Proyecto Sur (izquierda).

    Además: Gobierno argentino reconoce que sus deudas con la población son inflación y pobreza

    El Gobierno le ha generado a Argentina "180.000 millones de dólares de deuda nueva, y la ha programado para que empiece a pagarla el Gobierno que sigue, es un proyecto muy perverso", enfatizó el senador.

    Argentina arrastra "una historia de frustración y violencia contenida" (…) por tantas promesas incumplidas, y esto estalla ante fenómenos impensados como pasó en el fútbol", señaló Solanas.

    El legislador se refería al fallido partido final de la Copa Libertadores que debían disputar los clubes argentinos Boca Juniors y River Plate y que, luego de serias agresiones sufridas por los jugares del primero, terminó celebrándose en Madrid.

    Entramados de fútbol, política y justicia

    En el ámbito del fútbol se concentran en general "pasiones que han sido utilizadas por mafias económicas", observó Solanas.

    A raíz de los incidentes que obligaron a suspender la final de la Copa Libertadores, el presidente Macri pidió retomar un proyecto presentado por el Gobierno que endurece las penas contra los barrabravas (fanáticos del fútbol).

    Pero para conseguir apoyos parlamentarios, la coalición gobernante Cambiemos accedió a que se suavizasen las penas previstas en el proyecto.

    "Todo el sistema del fútbol está atravesado por negocios, hay mucha infiltración de grupos mafiosos que aprietan y exigen pagos y especulan con todo, lo que lo convierte en un fenómeno muy complejo", resumió Solanas.

    El propio presidente "empezó su carrera política siendo presidente de Boca Juniors" entre 1995 y 2007, y su principal colaborador "en los negocios del fútbol y en la compraventa de jugadores es el actual presidente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas", mencionó.

    "El Grupo Macri integró siempre la patria contratista, el sector que generaba negocios enquistado en el poder, en los gobiernos de turno", describió el legislador y cineasta.

    Solanas mencionó una causa por contrabando de automóviles en la que estuvo procesado el actual presidente y su padre, Franco Macri, en 2001, y aludió también a una deuda de la empresa de servicios postales cuando fue privatizada y pasó a ser propiedad de la familia del mandatario, Correo Argentino, que fue condonada en 98% en 2016, según la fiscal interviniente, en un intento de acuerdo con el Ejecutivo.

    "Este Gobierno que dice que ha venido a luchar contra la corrupción no puede luchar contra nadie, porque ellos son un gran exponente de la macrocorrupción, como demuestran los Panamá Papers (papeles de Panamá por los que estuvo imputado el presidente hasta 2017)", manifestó el senador.

    Más: Esta es la pieza que une a Macri con los escándalos de corrupción del kirchnerismo

    Respecto de las imbricaciones entre fútbol y poder, Solanas aseguró que quien "maneja la justicia" es precisamente el actual presidente de Boca Junios, Daniel Angelici.

    Esto lleva a que "nunca haya habido tantas presiones como existen ahora sobre jueces y fiscales, a los que amenazan con ciertas denuncias o con no darles los ascensos que desean", denunció.

    "Eso lo maneja Angelici, por eso este Gobierno no tiene nada que ver con la lucha por la ética pública", concluyó.

    Argentina abierta al mundo

    Más allá de los entramados judiciales y futbolísticos que se entremezclan con la política, Argentina encara con múltiples dificultades el último año de gestión de Macri, quien aspira a la reelección en octubre de 2019.

    El Gobierno no tiene logros económicos de los que presumir, lo que se vio en la necesidad de solicitar un crédito al Fondo Monetario Internacional (FMI) por 57.100 millones de dólares, "que es el préstamo stand-by (de contingencia) más grande que haya dado el organismo en su historia", señaló a esta agencia el politólogo Nicolás Tereschuk.

    "Esa situación, el nivel de inflación que no se veía hace muchos años, junto con la caída del Producto Interno Bruto (PIB) y una economía familiar que se ve afectada por la subida de tarifas, de combustibles y de productos básicos, está generando un año políticamente muy difícil para Macri", resumió Tereschuk.

    Por eso el mandatario trató de imprimir un carácter multilateralista a su Gobierno, y así buscó mantener una relación "con los mandatarios de países poderosos, los del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Italia y Japón) y también algunos otros que están en el G20", dijo, en referencia a países como China y Rusia.

    La cumbre del G20 (Grupo de los 20 países industrializados y emergentes), celebrada en Buenos Aires el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, fue uno de los mayores sostenes políticos que pudo conseguir el mandatario, y uno de sus principales logros también.

    "Lo que no se ha visto todavía es cómo se decodificará eso en la sociedad y si llega a ser de relevancia, lo que dependerá de si esa cercanía se traduce en beneficios concretos en términos económicos para el electorado", apuntó Tereschuk, que acaba de publicar su libro "La calesita argentina" sobre los ciclos políticos de este país austral.

    Desde el inicio de la gestión de Macri en diciembre de 2015, se organizaron cuatro huelgas generales, las dos últimas en junio y en septiembre de este año.

    No te lo pierdas: Claves para entender el colapso inducido de Argentina

    Además se convocaron numerosas protestas y movilizaciones emblemáticas durante el último año, como la que reclamó la legalización del aborto.

    "Mi impresión es que el deterioro rápido de las variables económicas y la caída del poder adquisitivo han llevado a un clima general de cansancio, desorientación, desazón y de sentimientos negativos que no se traducen necesariamente en movilizaciones" en esta época del año, expresó el politólogo.

    Manifestación contra el FMI en Argentina (Archivo)
    © REUTERS / Martin Acosta
    El Gobierno mantiene una red de asistencia social instaurada por la administración anterior, "que es bastante amplia a través de jubilaciones y fondos que se transfieren a familias de menores ingresos", contextualizó.

    Esa inversión social, que no deja de ser la mayor partida del presupuesto para el año próximo, no existía en 2001, cuando el país estalló en una de las peores crisis económicas, institucionales y políticas de su historia.

    Más aquí: Déja Vu de una crisis: Argentina atraviesa momentos que recuerdan al 2001

    Las fuerzas políticas, a su vez, están más ocupadas en reordenar su estrategia electoral que en la agitación de nuevas manifestaciones, lo que permite que el año concluya con relativa calma a la espera de que 2019 sea testigo de una recuperación económica que acompañe las aspiraciones reeleccionistas del actual mandatario. 

    Etiquetas:
    fútbol, economía, Final de la Copa Libertadores 2018, Fondo Monetario Internacional (FMI), Mauricio Macri, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik