Widgets Magazine
11:12 GMT +314 Octubre 2019
En directo
    Papeletas electorales para las elecciones presidenciales en México

    Futuro de las políticas sociales, un dilema para candidatos y sociedad civil de México

    © REUTERS / Carlos Jasso
    América Latina
    URL corto
    Elecciones presidenciales en México (2018) (148)
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La empleada Magdalena Ríos gasta casi dos horas diarias para llegar a su destino en una farmacia de la colonia Escandón de la Ciudad de México, donde gana unos 150 dólares al mes que son el ingreso principal de su familia de cuatro personas.

    Desde su casa en el superpoblado municipio de Nezahualcóyotl, uno de los más pobres y violentos del estado de México, limítrofe con la capital, Ríos pierde casi cuatro horas cada jornada apretujada en una pequeña "combi", un atiborrado microbús que la traslada para abordar el metro, que invariablemente va desbordado de pasajeros en las horas pico.

    Si bien la tasa de desempleo que recibirá el próximo Gobierno será de 3,4%, el salario que gana la mayoría de los trabajadores es muy precario.

    Esa cifra de desempleo oculta la fragilidad del trabajo para millones de personas en este país latinoamericano.

    La tasa de informalidad es tan grande que casi seis de cada 10 personas son "laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo", según la más reciente encuesta oficial nacional de ocupación y empleo, realizada en mayo.

    Más: Mitad de las madres solteras en México tiene trabajo informal, doméstico o sin pago

    Así, las políticas sociales para reducir la pobreza y la desigualdad que han prometido durante nueve meses los candidatos a la presidencia, enfrentarán una realidad asfixiante en sus dimensiones y complejidad.

    "La siguiente administración federal, se pinte del color que sea, enfrentará un dilema: cumplir sus promesas a costa de la prudencia fiscal o sacrificarlas en aras de cuidar el erario", señaló la coordinadora del programa de gasto público de la organización ciudadana México Evalúa, Mariana Campos.

    Un estudio de los expertos de ese centro independiente indica que "la situación financiera con la que arrancará el próximo sexenio (2018-2024) es todo menos alentadora".

    Los retos son muchos: 53,4 millones de mexicanos viven en la pobreza, que equivalen al 43,7% de la población, según cifras oficiales, y el fenómeno que ha ido en aumento.

    En los últimos ocho años, el número de pobres aumentó en 3,9 millones, y el déficit de vivienda llegó a 11 millones de unidades faltantes.

    El 42% de ellos, entre los cuales se encuentra Magdalena Ríos, tienen ingresos por debajo de la línea de bienestar, es decir que no les alcanza para comprar una canasta básica, que ronda los 1.500 pesos mexicanos, es decir unos 75 dólares.

    Una vida de precariedad

    El recorrido que Ríos hace todos los días es un viaje alrededor de México: primero recorre la avenida del pestilente Bordo de Xochiaca, que lleva hacia uno de los antiguos rellenos de basura, hasta la escuela oficial 121, donde deja a sus hijos Mariana y Rafael; luego baja las escaleras de la atestada Línea B del metro.

    Desde ahí atraviesa buena parte de la capital hasta la colonia Escandón, un sector de clase media desde el que se divisan los inmensos rascacielos que se han levantado en los últimos años sobre el emblemático Paseo de la Reforma coronado por el Ángel de la Independencia y el Castillo de Chapultepec.

    También: El TLCAN tiene los días contados (aunque puede que no)

    Su ingreso de 2.900 pesos, al que se suman otros 1.800 que su esposo consigue vendiendo auriculares para celular en el metro, apenas les alcanza para sus gastos familiares, comenzando por 1.500 pesos del alquiler de su modesta vivienda y otro tanto para comer, sin contar los servicios públicos ni el transporte.

    "Salario mínimo, salario digno", se lee en un aviso electoral a la salida del metro.

    Los limitados ingresos no solo son una de las principales preocupaciones de los mexicanos, sino también de los candidatos, que han escuchado muchas veces el grito de reproche: "¡Salario mínimo al presidente, pa' que vea lo que se siente!".

    El favorito en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, de la coalición de izquierda que encabeza el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), promete subsidios y beneficios para los más pobres similares los que aplicó en su paso por la alcaldía capitalina entre 2000 y 2005.

    Entre ellos se encuentra el pago de una renta vitalicia a los mayores de 70 años de edad, ayudas económicas para madres solteras y vales para uniformes y textos escolares para los niños.

    No te lo pierdas: Por qué la campaña electoral de México es la más sangrienta de la historia

    También Ricardo Anaya, de una coalición centrista que encabeza el Partido Acción Nacional (PAN centroderecha)  expresa su "pasión por combatir la pobreza".

    Ríos dice que, a menos de una semana de los comicios del domingo, aún no decide por quién votar.

    La empleada duda entre López Obrador y José Antonio Meade, del gobernante Partido de la Revolución Institucional (PRI), tercero en las encuestas.

    El PRI supo tener un baluarte en Nezahualcóyotl, una ciudad dormitorio con más de un millón de habitantes que en los últimos años ha derivado hacia opciones políticas más de izquierda.

    Pero a Ríos poco le importa que Meade haya sido secretario de Hacienda y de Desarrollo Social en el actual Gobierno.

    "Ellos son los que siempre se aparecen y nos dan alguna ayuda", señala en referencia a las controvertidas entregas de regalos o tarjetas de descuento con la que casi todos los partidos tratan de conservar la fidelidad de los votantes más pobres.

    Agenda ciudadana

    Ante esas carencias, 10 organizaciones de la sociedad civil y otros cinco colectivos ciudadanos prepararon una Agenda Ciudadana de emergencia.

    Los candidatos y candidatas a alcaldías de las zonas metropolitanas tuvieron la oportunidad de participar, compartir y escuchar las problemáticas presentadas por los organizaciones civiles que trabajan diferentes temáticas de derechos humanos y ciudadanía.

    "La Agenda Ciudadana fue elaborada en conjunto por las organizaciones firmantes y aborda los temas del trabajo cotidiano al que se enfrentan dichas organizaciones, que incluyen urgencia en  seguridad pública, población en situación de vulnerabilidad, seguridad humana, graves violaciones a derechos humanos y entorno sostenible", dice el documento entregado a los candidatos.

    Además: La herencia de Peña Nieto en México: reformas ensombrecidas por corrupción e impunidad

    La propuesta elaborada por expertos "contextualiza las problemáticas que viven los municipios y la ciudadanía con respecto a los diferentes temas tratados".

    Las organizaciones mantuvieron con algunos de los candidatos "un diálogo propositivo con las diferentes organizaciones".

    Los candidatos suelen mostrarse abiertos y políticamente correctos ante las organizaciones que durante casi tres décadas se han venido construyendo en distintos espacios abandonados por el Estado y los partidos.

    Los problemas cotidianos que enfrenta la ciudadanía son tan complejos que las organizaciones civiles firmantes apenas esperan que los políticos acepten "concretar ejes de trabajo y propuestas de solución".

    La sociedad civil organizada en cientos de grupos espera que los ganadores de los más de 3.000 cargos municipales en disputa, además de la presidencia, todos los asientos del Congreso y la cuarta parte de los gobiernos provinciales, puedan pronunciarse sobre esta Agenda Ciudadana.

    La esperanza es que "asumir este reto buscando que se construyan y fortalezcan las colaboraciones entre sociedad civil y Gobierno en beneficio de la ciudadanía y en favor de los derechos humanos", expresa el documento.

    El simple nombre de las organizaciones retrata la naturaleza independiente y multifacética de este sector: Alternativas Pacíficas y Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados, Secuestrados, y Desaparecidos (Amores).

    Otras organizaciones son Casa Monarca, Ayuda al Migrante, Centro de Investigación Familia, Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, Ex-Braceros, Feministas de Nuevo León, Género Ética y Salud Sexual, Promoción de Paz, Pueblo Bicicletero, Salud Mental para Indigentes y Vida Con Calidad.

    Antes de los comicios del 1 de julio próximo, las organizaciones ya están listas para exigir un lugar en las agendas del poder político.

    Tema:
    Elecciones presidenciales en México (2018) (148)

    Además:

    Mexicano López Obrador pide castigo a responsables de asesinar a militantes de su partido
    México a la espera de las presidenciales
    López Obrador se mantiene como puntero con 44% en nueva encuesta en México
    Etiquetas:
    salarios, sociedad, pobreza, economía, candidatos, elecciones, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik