Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

2021, el año de "la consolidación del progresismo en América Latina"

2021, el año de "la consolidación del progresismo en América Latina"
Síguenos en
Así entiende el magíster en Comunicación Política Amauri Chamorro, lo que han significado ciertos resultados de elecciones presidenciales en el continente latinoamericano. Y es que tras un bache en el último lustro en el que subieron presidentes liberales, el progresismo se hizo con el poder en países como Perú, Nicaragua, Honduras y Chile.

Recuperando terreno perdido

Esos resultados electorales que derivaron en presidencias progresistas en los países mencionados, se suman a lo que ya había ocurrido en Argentina a finales de 2019, en Bolivia a finales de 2020, y a lo que se podría sumar en Brasil en 2022. Sin olvidar la Venezuela de Maduro.
Así, el año 2021 se ha convertido, por excelencia, en el año en que América Latina vuelve a respirar progresismo. Algo que contrasta con lo que había ocurrido en años anteriores en países como la propia Argentina, Brasil, o la sorpresa de Ecuador en el corte inesperado de la continuidad de las políticas de Rafael Correa, o con el golpe de Estado que tuvo lugar en Bolivia en 2019, del que han llegado a responsabilizar a la mismísima Organización de Estados Americanos [OEA], y en particular en la figura de su secretario general, el uruguayo Luis Almagro.
Consultado sobre qué representa el año 2021 para el progresismo en Latinoamérica, Chamorro no duda en calificarlo como el de "la consolidación del progresismo en América Latina".
"Hubo un bache, un hueco que encontramos en el medio del camino, generado por algunas victorias políticas electorales de la derecha, que fueron sostenidas por la estructura de la persecución político-judicial y de las empresas de comunicación, conocido como lawfare. Esos ataques permitieron la retomada de algunos países por parte de la derecha", explica el experto.
Chamorro matiza que algunos académicos entendían que esas victorias electorales, la de Mauricio Macri, la de Guillermo Lasso, la de Jair Bolsonaro, era la historia del péndulo: que la dinámica social transformaba de vuelta en conservadora a esas fuerzas de las clases medias.
"Yo dije que eso no era real, porque las victorias electorales por parte de estos grupos de poder económicos, no eran por la voluntad popular. La población de América Latina estaba siendo confundida con todo el ataque mediático a los líderes, a los partidos de izquierda. Obviamente confundió y también sacó del juego a algunos líderes: Correa no pudo ser candidato en Ecuador, Lula [da Silva] fue detenido, todas las acciones contra Cristina [Fernández de] Kirchner, no obstante, gana Alberto [Fernández]. Entonces vemos un accionar de la derecha que generó un hueco, un bache, en ese camino", subraya Chamorro.

La consolidación y el reto

Chamorro opina que ahora se consolidan las fuerzas progresistas de América Latina a través de los procesos electorales. "Yo creo que, tanto la victoria de [Gabriel] Boric, así como la victoria de Xiomara [Castro] en Honduras, la victoria de Pedro Castillo en el Perú, la muy posible victoria en primera vuelta del presidente Lula en Brasil, de [Gustavo] Petro en Colombia, reafirman. Y la victoria en las elecciones intermedias de México, donde el presidente Andrés Manuel [López Obrador] arrasa en las gobernaciones, en las alcaldías, demuestran que electoralmente la izquierda se recupera".
Pero el analista lanza una advertencia al progresismo en América Latina. "No obstante, se inicia una fase muy importante, de un desafío que es consolidar políticamente los procesos. Que no dependan estrictamente de los momentos electorales. Que los procesos políticos tengan una consolidación, una profundidad, que permita que la ciudadanía se empodere de los logros de la izquierda, y que no se permita confundir y que pueda enfrentarse a esas matrices mediáticas, y que no permita que los poderes económicos vuelvan a realizar golpes de Estado como fue contra la presidenta Dilma [Rousseff], contra [Manuel] Zelaya, contra [Fernando] Lugo, y que de alguna forma no dejen que la derecha vuelva a utilizar a la Justicia y a los poderes fácticos para impedir que la voluntad popular se haga presente", advierte el magíster en Comunicación Política Amauri Chamorro.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала