Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Estos platos típicos españoles no son buenos para tu colesterol

Callos a la gallega - Sputnik Mundo, 1920, 02.12.2021
Síguenos en
Muchos aprovechan la Navidad para demostrar sus dotes culinarias e impresionar a sus comensales. Recetas que, en ocasiones, suelen estar llenas de grasas y salsas que a la larga podrían causar un problema para la salud. Platos que forman parte de la cultura española y que no solo se preparan en época navideña.
La comida típica española está repleta de recetas que pueden aumentar el colesterol malo (LDL, que significa lipoproteínas de baja densidad en inglés). Lentejas con chorizo, torreznos, callos… ¿Por qué tenemos tantos platos en la gastronomía española que suben el colesterol? ¿Es la comida española una gastronomía caracterizada por las grasas? La química experta en nutrición clínica, Ángela Quintas, cree que estos platos estaban pensados para los trabajadores que pasaban grandes jornadas de trabajo y necesitaban un gran aporte de calorías. "Hoy en día pasamos más de 10 horas sentados enfrente del ordenador y el ejercicio físico en la mayoría de los casos brilla por su ausencia", explica en conversación con Sputnik.
Sin embargo, el colesterol es una sustancia similar a la grasa e indispensable para la vida. El cuerpo necesita colesterol para fabricar hormonas, ácidos biliares, vitamina D, y otras sustancias. Es tan necesario que, en el caso de no aportarlo en la dieta, nuestro propio organismo lo sintetizaría de forma endógena, es decir, cuando se forma una célula dentro de otra. No obstante, el aumento del colesterol en la sangre y su depósito en las arterias puede ser peligroso y producir un estrechamiento por el depósito de colesterol en sus paredes.

Colesterol, ¿bueno o malo?

Hay dos tipos de colesterol: el bueno (HDL) y el malo (LDL) y principalmente existen tres nutrientes que pueden elevar los niveles de colesterol LDL: las grasas saturadas, los ácidos grasos 'trans' que se encuentran principalmente en alimentos elaborados con grasas hidrogenadas y el colesterol que procede solamente de productos de origen animal. Si tu intención es bajar los niveles de colesterol, estos son algunos de los platos típicos españoles que deberías evitar incluir en tu dieta:

Lentejas con chorizo

Las legumbres en general no tienen colesterol. Las lentejas, en concreto, son buenas para el corazón pero su mezcla con el chorizo puede ser contraproducente por las grasas que contiene. Una manera más saludable de comerlas es preparándolas estofadas, sustituyendo la carne por la patata cocida, el tomate, el pimiento, la cebolla, y la zanahoria. De este modo, las lentejas serán un plato lleno de nutrientes y evitaras que aumente tu colesterol.

Torreznos

Que no te engañe su forma de snack: son una bomba de calorías. Aunque no tienen carbohidratos, el 80% son grasas saturadas. Se elaboran con la panceta curada del cerdo, que se fríe a altas temperaturas para adquirir su característica textura crujiente. Eso sí, hay que diferenciar entre el verdadero torrezno de las cortezas procesadas que llevan solo tocino. El torrezno saludable, como los conocidos torreznos de Soria, ha de cumplir con los estándares de calidad que obligan a que la proporción del magro supere el 50%.

Callos

Se trata de uno de los platos más famosos de la gastronomía española. Se elaboran principalmente con tripas de vaca. Los callos no tienen hidratos de carbono y presentan cantidades de colesterol por encima de la media. Como la cantidad de colesterol es más abundante en despojos y vísceras –hígado, riñones y, sobre todo, sesos–, hay que comerlos con mesura. Debido a esto último no son recomendables en dietas hipocolesterolémicas.

Gachas manchegas

Es un plato elaborado con harina, aceite, chorizo y panceta, muy típico de Castilla- La Mancha y algunas zonas de Extremadura. Originalmente la crema que acompaña a la carne se preparaba con harina de almorta, cuya venta estuvo prohibida hasta 2018 por no ser recomendable para el consumo humano por producir un desorden del sistema nervioso central. Finalmente la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) alabó su ingesta siempre y cuando sea esporádica.

Migas con chorizo

Durante décadas ha sido plato muy recurrido para las abuelas, que aprovechan el pan que había sobrado el día anterior. Las migas de chorizo son también uno de los platos emblemáticos de Castilla- La Mancha y Extremadura. Se trata de freír varios ajos junto con las migas, la panceta y el chorizo. Partiendo de la base de que el pan blanco per se podría favorecer un ligero aumento de peso por su alta concentración de almidón, las grasas perjudiciales del chorizo y la panceta podrían favorecer problemas de digestión.
La fabada, el cocido y la paella, aunque también llevan carnes, son la excepción de la norma. "Todos estos platos tienen como ventaja que contienen hidrato de carbono y proteína. El problema es qué tipo de proteína los compongan", afirma Quintas. "Si hacemos una paella con pollo y verduras no tiene porqué subir el colesterol". "En el caso de la fabada y el cocido nos estarían aportando proteína de origen vegetal por parte de las legumbres y siempre podemos optar por hacer estos platos con proteínas menos grasas". Es importante recordar que no por ello hay que eliminar por completo dichos alimentos, sino cuidar su consumo.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала