Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

AstraZeneca, ¿prudencia o complot?

© REUTERS / Dado RuvicVacunas de AstraZeneca
Vacunas de AstraZeneca - Sputnik Mundo, 1920, 16.03.2021
Síguenos en
España ha sido la última en sumarse a otros socios de la UE y suspender la vacuna de la farmacéutica anglosueca AstraZeneca. Lo anunció la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras la reunión de un Consejo Interterritorial de urgencia en Moncloa. Pero, ¿está justificada esta decisión o se trata de una campaña de acoso contra esta vacuna?
De esta manera, España se suma a la decisión de Alemania, Francia, Italia, Dinamarca, Noruega, Islandia, Irlanda y Países Bajos tras haber detectado varios casos de trombos (coágulos de sangre) en personas vacunadas con este fármaco.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante una rueda de prensa - Sputnik Mundo, 1920, 15.03.2021
España
España suspende el uso de la vacuna de AstraZeneca
Sin embargo, el martes 16 de marzo, tras una reunión de urgencia de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), su directora ejecutiva Emer Cooke, ha concluido que "no hay evidencias de que las vacunas causaran esos episodios" y ha asegurado que la agencia está estudiando caso por caso a los enfermos; pero no será hasta el jueves 18 de este mes cuando la EMA presente una conclusión definitiva y tome una decisión permanente al respecto sobre la vacuna, aunque insiste en que hasta el momento, los beneficios son superiores a los invonvenientes.

Entonces, ¿está justificada esta decisión?

Hasta el 10 de marzo, sólo se habían detectado 30 casos de episodios tromboembólicos tras administrar cerca de cinco millones de dosis en la UE, según la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Tanto esta agencia como la Organización Mundial de la Salud (OMS) insisten en que son muy pocos casos y que no está probada una relación causal entre el suero y los trombos, pero de manera preventiva han decidido suspender la vacunación hasta que se demuestre si efectivamente el fármaco es responsable de la trombosis.
En el caso de España, sólo se ha detectado un caso de un paciente de trombosis de senos venosos cerebrales que había recibido la vacuna AstraZeneca contra el coronavirus, lo que provocó que este país se haya sumado a la decisión de sus colegas europeos.
La vacuna de AstraZeneca - Sputnik Mundo, 1920, 12.03.2021
España
Dudas sobre sus efectos: España sigue sin autorizar la vacuna de AstraZeneca para mayores de 55 años
"Son muy pocos casos en número absoluto, pero por importancia cualitativa de cada uno de ellos y como en la población general también hay muy pocos casos de trastornos de la coagulación, nos parece prudente parar", aseguró la ministra Darias para justificar la decisión del Gobierno central.
Sin embargo, y tras esta decisión y el continuo ajetreo de información y titulares más o menos escandalosos, la semilla de la duda y la incertidumbre se ha instalado inevitablemente entre la población, lo que ha generado debate.
Piénselo. ¿Usted se la pondría? Y si le dieran a elegir entre la AstraZeneca y otra vacuna, ¿cuál elegiría? Sputnik ha salido a la calle a preguntar a los españoles qué opinan de la decisión del Gobierno de suspender preventivamente este fármaco y si se pondrían esta vacuna en estos momentos.
El resultado de esta encuesta informal tras tomar el pulso a la calle es que en general, y aunque hay opiniones para todos los gustos, la mayoría de los encuestados ve bien que se hayan parado las vacunas por prevención, aunque no se haya demostrado una relación causal entre los coágulos de sangre y el fármaco.
Solo uno dijo que le parecía mal parar la vacunación porque eso podría perjudicar a la velocidad del proceso y el objetivo de alcanzar el 70% de la población vacunada en verano; algo que en realidad no influye, porque entre la primera y la segunda dosis de AstraZeneca deben pasar 12 semanas, lo que no influiría en absoluto a la hora de aplicar la segunda dosis a los que ya se han aplicado la primera en España.
De todos los encuestados, el 90% respondió que en estos momentos, no se pondrían la vacuna AstraZeneca ante las dudas que ha suscitado y prácticamente el mismo porcentaje señaló que si pudiera elegir entre esta dosis y la de otra farmacéutica, elegiría la de otra empresa.

¿Cuál es la eficacia de la vacuna AstraZeneca?

La eficacia de la AstraZeneca es del 76% cuando se administra la primera dosis; y cuando se suministra la segunda, la eficacia sube hasta el 84%. Sin embargo, sigue siendo más baja que Pfizer o Moderna, las otras dos autorizadas hasta el momento por la EMA y que están aplicándose en España. En el caso de Pfizer y Moderna la eficacia de la vacuna asecendería hasta el 97 y el 94% respectivamente, pero también son vacunas mucho más caras.
En el caso de la estadounidense Moderna, el coste asciende hasta los 14,60 euros por dosis; y en Pfizer, cada dosis cuesta unos 12 euros. La diferencia con AstraZeneca es notable. En el caso de la anglosueca el precio es de solo 1,78 euros por dosis. La diferencia abismal de precio se debe a la logística en la producción y mantenimiento de las vacunas, así como en el coste del transporte de las mismas. Las expectativas con AstraZeneca debido a su precio mínimo, y teniendo en cuenta que se calcula vacunar a unos 600 millones de personas, eran elevadas. Ahora, están en stand by.
Vacuna de Pfizer - Sputnik Mundo, 1920, 12.03.2021
Un total de 21 personas mueren en Suiza tras recibir las vacunas de Pfizer y Moderna
Para la inmunóloga y científica del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), Matilde Cañielles, en entrevista con Sputnik, la decisión del Gobierno de España fue, a su juicio, un tanto precipitada y responde más a un "efecto dominó" o contagio tras haber visto como otros países europeos suspendían el proceso con esta dosis:

"Como científica, me parece que por lo que se estaba viendo era prematuro parar las vacunaciones", explica. "Lo que no se tiene en cuenta son las muertes que también pueden venir al no estar vacunando. El Gobierno ha hecho sus cálculos y al suspender solo 15 días no influye en los que ya han recibido la primera dosis porque llegan a tiempo a la segunda".

Cañielles cree que estas dos semanas es tiempo suficiente para que la EMA investigue a conciencia y que lo más probable es que superado el plazo o incluso antes, la Agencia Europea del Medicamento concluya "que hay que seguir adelante y que lo que ha ocurrido es normal y no tiene que ver con la vacuna".
Para la inmunóloga es pronto para saber si hay una relación causal, pero a su juicio y con la información con la que cuentan, le parece que "no hay un exceso de casos de trombos en personas que han sido vacunadas con respecto a lo que suele ser normal en ese mismo rango de población sin vacuna".
Conclusión: "Lo normal es que los trombos no sean consecuencia de la vacuna, sino que tengan que ver con otras dolencias o enfermedades".
De la misma opinión es Juan José Carreras, responsable de Farmacovigilancia en el Área de Investigación en Vacunas de Fisabio (Fundación para el Fomento de Investigación Sanitaria y Biomédica), que según un artículo detallado publicado en la revista The Conversation, "el número de eventos tromboembólicos en personas vacunadas estaría dentro de lo esperado. Solo de tromboembolismo pulmonar se estima una incidencia anual entre 70 y 113 casos por cada 100.000 personas de cualquier edad en la población general".
En su artículo, el farmacólogo señala que en 2018 en España se produjeron 11 ingresos hospitalarios por cada 100.000 habitantes de 35 a 39 años por embolismo pulmonar. Esta cifra se incrementa a 82 casos por cada 100.000 personas de 65 a 69 años y es mayor en personas de edad más avanzada.

¿Conspiración contra la AstraZeneca?

La vacuna de Oxford no empezó con muy buen pie su andadura europea tras firmar un acuerdo "secreto" en el que supuestamente se había comprometido a suministrar 300 millones de dosis a los países de la UE durante el primer trimestre de 2021. A mitad de enero, la farmacéutica anunció que debido a problemas en sus fábricas de producción y por causas ajenas a su voluntad, no podría cumplir con la entrega de las dosis prometidas en los plazos pactados, lo que enfureció a Europa, que exigió que se ajustara al compromiso. Fueron días de tensión absoluta, sobre todo cuando se descubrió que la farmacéutica sí cumpliría con las dosis para el Reino Unido.
Dosis de la vacuna contra el COVID-19 (referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 28.01.2021
España
"La prioridad no es sancionar, sino que llegue": el posible retraso de la vacuna de AstraZeneca tensa a la UE
Y cuando parecía que los problemas con la farmacéutica se habían acabado, el 12 de marzo, un comunicado de la misma volvió a señalar problemas de distribución para anunciar que sólo podrá entregar a Europa 100 millones de dosis durante el primer semestre del año, muy por debajo de lo acordado.
Otro motivo que da alas a los facilitadores de la teoría de la conspiración contra AstraZeneca (no hay mejor producto de marketing que una buena campaña publicitaria en contra de algo o alguien para terminar con su popularidad), fue el anuncio al comienzo de su proceso de fabricación, de que distribuiría 400 millones de dosis sin ánimo de lucro a través de la Alianza Inclusiva por la Vacuna (IVA, por sus siglas en inglés), lo que ralentizaría el beneficio económico de la competencia.
Mucho se ha debatido también sobre si las vacunas contra el COVID han llegado demasiado pronto, teniendo en cuenta que el periodo normal para fabricar una vacuna oscila entre los 5 y los 10 años. En este caso, el proceso se ha adelantado bastante debido a la situación de emergencia sanitaria por la pandemia, lo que ha provocado el escepticismo de unos cuantos.
"Nos podemos fiar totalmente de las vacunas contra el COVID porque el proceso se ha hecho de manera segura y siguiendo todos los protocolos de control pertinentes", sostiene la inmunóloga del CSIC Matilde Cañielles. "La diferencia respecto a otras vacunas que no se producen durante un periodo de emergencia es que la fase 3 (la de la prueba en seres humanos) suele durar más, pero en este caso era necesario acelerarlo por la pandemia".

¿Y qué dicen los que ya se han puesto la AstraZeneca?

Laura Flores, fisioterapeuta de 36 años de Talavera de la Reina (Toledo) se colocó la primera dosis hace tres semanas. Reconoce en entrevista con esta agencia que al principio "era un poco reacia a todas las vacunas" porque "al trabajar en el ámbito sanitario sabemos que el proceso ha sido demasiado corto y no ha habido el tiempo de control necesario para ver los efectos secundarios a largo plazo".
Pero superadas las primeras reticencias y dejando claro que ese "miedo" normal no era contra la vacuna de Astrazeneca en concreto sino contra todas por su origen precipitado, Laura está contenta con su vacuna y cree que "no queda otra para parar esto, porque somos muchas personas y apelar a la responsabilidad de todo el mundo para que se queden en casa es muy difícil".
La fisioterapeuta ha decidido fiarse de las Administraciones y las farmacéuticas y está "deseando" ponerse la segunda dosis. El proceso fue claro y sencillo, dice. "Muy bien organizado. Nos citaron en el Hospital de Talavera, y cuando llegamos allí nos tomaron la temperatura, dimos nuestros datos y en grupos pequeños nos subieron a una sala y el equipo médico nos informó de las contraindicaciones que previamente nos habían enviado por correo electrónico".
El pinchazo es menos de un segundo y cada paciente debe esperar hasta quince minutos en la sala para comprobar si tiene alguna reacción alérgica. Los efectos secundarios de Laura fueron leves. Por la noche sintió el típico malestar corporal propio de una gripe común, tomó un paracetamol y al día siguiente se despertó bien y pudo continuar con su vida. A Laura le parece "bien" la decisión del Gobierno de haber paralizado la vacuna de AstraZeneca hasta estar seguros de que no hay relación entre los coágulos sanguíneos y las dosis.
Por su parte, Javier, profesor de ciencias de un colegio concertado de Madrid, se puso la vacuna solo tres días antes de que la ministra Darias anunciase que se paralizaba el suministro durante dos semanas.
Le avisaron de la noche a la mañana (literalmente), pero asegura que la organización en el Hospital para suministrar el fármaco fue muy buena. Javier no sintió ningún efecto secundario hasta que pasaron 12 horas.
"Me desperté a las 3 de la mañana con arcadas y pensaba que me había sentado mal la cena. Estuve vomitando durante tres horas y empecé a tener fiebre. Pasé 7 horas con 38 y 39 grados de fiebre y sin parar de tener arcadas".
El profesor asegura que estos son efectos normales que pueden desarrollarse y que están previstos entre los efectos secundarios, al igual que el dolor fuerte en el brazo, algo que sufrió de manera “intensa” hasta cuatro días después.
Esa misma tarde, Javier ya estaba bien, aunque reconoce que el cuerpo caminaba ralentizado y con cierta pesadez, como cuando te recuperas de una gripe normal.
El profesor entiende y comparte la decisión del Gobierno para que estudien con tiempo la vacuna y en cualquier caso se manifiesta defensor del proceso de vacunación al cien por cien. "No me gusta nada lo que estamos viviendo. Nuestro trabajo en el colegio no tiene nada que ver con lo que era hace un año, y la alegría del colegio que había antes con la vida en el patio, los pasillos, todos juntos haciendo cosas… Es completamente diferente a la actual. Todos apostamos por volver a esa normalidad".
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала