Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

The Atlantic trata de descifrar cómo una Rusia "débil" logra acumular poder

© Sputnik / Vitaliy Belousov / Abrir banco de fotosAviones de asalto ruso Su-25 durante el Desfile del Día de la Victoria en la Plaza Rusia, Moscú, Rusia
Aviones de asalto ruso Su-25 durante el Desfile del Día de la Victoria en la Plaza Rusia, Moscú, Rusia - Sputnik Mundo
Síguenos en
La cumbre Trump-Putin en Helsinki, rodeada de debates y controversias en EEUU, se percibió como una reunión de dos partes iguales "a pesar de que Trump lidere un país mucho más fuerte que la Rusia de Putin", escribe Dominic Tierney en un artículo para The Atlantic antes de enterrarse en la 'paradoja del poder ruso'.

"Se suele pensar que una mayor economía y más recursos militares llevan a un mayor poderío de una nación. Pero tener más capacidades no siempre permite salirse con la suya ya que mucho poder provoca una mayor resistencia de otros países", teoriza el autor, el también escritor y profesor de estudios políticos de Swarthmore College.

Bandera de la URSS - Sputnik Mundo
"El mundo es peor desde que no está la URSS. Es más inseguro, más desigual"
Tierney recuerda que en la cima de su proeza en los años sesenta y setenta, la URSS fue una auténtica superpotencia que no rehusó usar la fuerza para promover su agenda y sus intereses.

Pero a menudo, la fuerza aplicada generaba resistencia. El poder de la URSS fue el factor clave para la unidad de los países occidentales, primero en el marco de la OTAN y luego, de la Unión Europea.

En EEUU, la rivalidad con la URSS se imponía sobre cualquier discrepancia política interna entre el partido Republicano y el Demócrata, según el autor.

Como ejemplo, la operación militar de Moscú en Afganistán en 1979 resultó en la aparición de una alianza improbable entre los muyahidines, EEUU, la naciente Al Qaeda de Osama bin Laden, Pakistán y China. Esta resistencia convirtió la presencia militar soviética en "un pantano costoso", contribuyendo al fin y al cabo al desmantelamiento de la URSS en 1991, escribe.

Te puede interesar: "Gracias, pero no": expertos occidentales proponen a Rusia que renuncie a su tierra y al ejército

Qué cambió tras la disolución

Con el fin de la guerra fría, Moscú se vio "drásticamente debilitada". La retirada de las fuerzas de Europa del Este, la pérdida de la mitad de la población, la llegada de la OTAN y la UE en las históricas áreas de influencia del país han sido algunos de los factores por los que Vladímir Putin calificó la caída de la URSS como "la peor catástrofe geopolítica del siglo XX".

"Paradójicamente, el declive del poder abrió para Rusia nuevas oportunidades de obtener influencia", sugiere Tierney.

Kremlin de Moscú - Sputnik Mundo
La razón de la falta total de entendimiento entre Rusia y Occidente
La 'desaparición' del mayor rival causó toda una crisis existencial en el bloque occidental.

Surgieron desacuerdos acerca de las responsabilidades en el marco de la OTAN, muy prominentes hoy en día, así como discrepancias en las posturas políticas y económicas.

Dentro del propio EEUU, junto con otros factores objetivos como la inmigración y la globalización, la falta de 'un enemigo común' profundizó las grietas en la clase política.

Más: "Washington tiene que aceptar su pérdida de influencia"

Centro Internacional de Negocios de Moscú Moscow City (archivo) - Sputnik Mundo
"Europa comete un error al considerar que Rusia es débil"
Tierney argumenta que para la Rusia de hoy, la disolución de la URSS resultó en un intercambio: sí, el país se hizo objetivamente más débil, pero también sus rivales quedaron más divididos y enfrentados.

Y mientras una confrontación directa con EEUU o la UE ya está fuera del área de lo posible, "Moscú puede aprovechar las controversias internas en Occidente para seguir sembrando discordia".

Sobre el tema: "Mucha gente malinterpreta la política exterior rusa"

Otra consecuencia importante de haber perdido mucho del antiguo poderío es adoptar "un profundo pragmatismo".

"Rusia no va lanzando cruzadas para crear 'un faro de la libertad' en Irak. Ya no puede permitirse este lujo. En cambio, aplica una fuerza moderada pero eficaz, está negociando acuerdos locales y va hablando con todas las partes", destaca el autor.

Putin es quizá la persona más al tanto de las desventajas de la posición global de Rusia tras la caída de la URSS. Pero incluso las mayores catástrofes geopolíticas pueden tener un lado positivo:

"Perder un imperio puede resultar muy liberador", concluyó Tierney.

Opinión: Cada imperio tiene su fecha de caducidad

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала