20:28 GMT +318 Septiembre 2018
En directo
    Donald Trump, presidente de EEUU

    Trump le exige a Europa el doble de lo que está dispuesta a ceder

    © REUTERS / Yuri Gripas
    Europa
    URL corto
    Vzglyad
    124

    La cumbre de la OTAN del 11 de julio volvió a ser el escenario de las demandas del líder estadounidense, Donald Trump, a sus socios europeos. Si hasta ahora había exigido a estos elevar su gasto en defensa hasta el 2% de su PIB, ahora el país reclama el 4%. Pero los europeos no van a ceder al chantaje, escribe el periódico Vzglyad.

    Los nuevos cálculos de Trump en la cumbre de Bruselas son para tenerlos en cuenta porque implican que Washington ha pasado de exigir una cifra inalcanzable para los Estados miembros de la Alianza —la del 2%— a otra que supone gastar el doble.

    "El presidente Trump puso sobre la mesa no solo el 2%. También fijó un nuevo objetivo del 4%", reveló a la prensa el presidente búlgaro, Rumen Radev, tras la reunión de la OTAN. Y lo hizo no sin añadir que la Alianza "no es un fondo en el que se pueda comprar la seguridad". Desde la Casa Blanca han confirmado las demandas de Trump en Bruselas. Sin embargo, estas exigencias parecen haberse convertido en flor de un día, ya que en las conclusiones de la organización solo se habla de alcanzar el 2%, eso sí, de manera inmediata y no paulatinamente. El líder estadounidense se quejaba poco después en su cuenta de Twitter del comportamiento egoísta de Europa.

    Tema relacionado: Trump pide a la OTAN aumentar a 4% del PIB sus gastos en Defensa

    "Estados Unidos paga a Europa su defensa y después pierde miles de millones [de dólares] en comercio. [Los países de la OTAN] están obligados a gastarse el 2% de su PIB inmediatamente, y no para el año 2025", escribía.

    El presidente español, Pedro Sánchez, fue el primero de los líderes europeos en responder públicamente a Trump y lo hizo recordando que su país ya está aumentando los gastos en defensa. El secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, anunció por su parte que en la cumbre los países se reafirmaron en su compromiso de elevar sus propias partidas con un objetivo común de 266.000 millones de dólares para 2024.

    Sin embargo, otros líderes presentes en la cumbre prefirieron guardar silencio. Fue el caso del primer ministro sueco, Stefan Lofven. El país nórdico no es miembro formal de la OTAN, pero participa puntualmente en los entrenamientos de la Alianza y acepta acoger a las tropas de esta en su territorio. Como miembro no de facto, recordó que no está obligado a cumplir con los números, pero también manifestó que para 2020 espera aumentar lo que dedica a esos menesteres.

    Estados Unidos dedica el 3,58% de su PIB a la defensa, recuerda a Vzglyad Evgueni Buzhinski, un exjefe de la dirección de acuerdos internacionales del Ministerio de Defensa de Rusia. "¿Por qué Estados Unidos debe gastarse [un 3,58%] y Alemania, por ejemplo, un 1,5% o incluso un 2%?", se pregunta. Sobre todo cuando el país teutón ni siquiera se plantea gastarse ese 2% en 2024.

    Esto te puede interesar: Canciller español justifica la existencia de la OTAN con la "actitud agresiva" de Rusia

    Para Buzhinski, la razón reside en que el grueso de la OTAN lo mantiene Estados Unidos. Según los datos que la propia Alianza publicó el 10 de julio —un día antes de la cumbre—, del 70% de su presupuesto se encarga Washington.

    "El presupuesto de la Alianza [para 2018] es de 1.013 billones de dólares, 706 de los cuales provienen de Estados Unidos. Eso significa que la Alianza es EEUU", subraya Buzhinski, y añade que "fue, es y será" el contribuyente principal por la diferencia de PIB entre él y el resto de Estados miembros. Y es que el 2% del producto interior bruto estadounidense no es comparable al 2% de los de países como Canadá, Francia o Alemania.

    De ahí que los socios europeos no se tomen muy en serio que Trump les exija comprometerse en mayor medida con la OTAN, señala.

    "Las cantidades [que los países dedican] seguirán siendo las mismas. Seguramente las demandas de Trump están dirigidas a la sociedad estadounidense. Está claro que a corto plazo Trump no conseguirá ya no que los aliados paguen el 4%, sino ni siquiera el 2%".

    Para Vasili Kashin, miembro del Centro de Investigación Europea e Internacional de la Escuela Superior de Economía de Moscú, la táctica de Donald Trump ya la conoce todo el mundo. Primero eleva sus exigencias y después cierra el acuerdo con un socio en estado de 'shock' bajo las condiciones que le son más rentables.

    Y es que está claro que la cifra del 4% es, para los europeos, imposible de alcanzar. Pero si Trump al final logra que Europa aumente su gasto en defensa hasta esa cifra podrá, primero, retirar una parte importante de sus Fuerzas militares de Europa y, segundo, obtener importantes beneficios, ya que los europeos comprarán armas estadounidenses "con una parte importante de lo que se gasten en defensa".

    Probablemente Trump siga actuando como si estuviese en un escenario de guerra fría, deduce Kashin, cuando para los países europeos como Francia gastarse el 3,5% y hasta el 4% de sus PIB en defensa era completamente normal. "Pero está claro que los tiempos han cambiado y que los europeos ya se han gastado demasiado desde entonces", concluye.

    Esto te puede interesar: Los países con los mayores gastos militares del mundo

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El Brexit impacta en el gasto militar del Reino Unido
    El Senado de EEUU autoriza un gasto militar de $700.000 millones en el año fiscal 2018
    Comité parlamentario de Defensa insta a Londres a elevar el gasto militar al 3% del PIB
    Etiquetas:
    defensa, OTAN, Donald Trump Jr, Alemania, España, EEUU