En directo
    Seguridad
    URL corto
    0 141
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — China se opone a cualquier acción que conduzca a una escalada de tensiones en torno al programa nuclear iraní, declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian.

    "China no aprueba ninguna acción que pueda agravar las contradicciones y provocar una escalada de tensiones, esperamos que todas las partes muestren calma y moderación, apoyen al OIEA e Irán en la solución de las diferencias a través de diálogo y consultas", dijo Zhao.

    Señaló que Pekín siempre aboga por "mantener el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) y el multilateralismo, por garantizar la paz y la estabilidad en Oriente Medio, así como un orden mundial basado en el derecho internacional".

    Estas declaraciones se producen después de que el 19 de junio el Consejo de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) aprobara por mayoría de votos y con el 'no' de China y Rusia, una resolución presentada por Francia, Alemania y el Reino Unido, que autoriza a los inspectores del organismo el acceso a dos instalaciones nucleares iraníes cerradas para su inspección desde hace cuatro meses.

    El embajador de Irán ante las organizaciones internacionales en Viena, Kazem Gharib Abadi, dijo que su país rechaza el documento, que se basa, según Teherán, en afirmaciones infundadas.

    El portavoz de la diplomacia china subrayó que la máxima presión sobre Teherán no ayudará a resolver el problema nuclear iraní.

    "Tomamos nota de que los jefes de la diplomacia de los tres países europeos reafirmaron su compromiso de mantener el PAIC y llamaron a cumplir plenamente la resolución 2.231 del Consejo de Seguridad de la ONU, creemos que la estrategia de ejercer la máxima presión sobre Irán no ayudará a eliminar las preocupaciones de las partes relacionadas con el problema nuclear iraní", indicó Zhao.

    Según el portavoz, los intentos unilaterales de iniciar en el marco del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas un mecanismo de rápida renovación de sanciones tendrán consecuencias negativas, ya que esas acciones contradicen los esfuerzos de mantener el PAIC.

    El 15 de junio, el director general del OIEA, Rafael Grossi, pidió a Irán que diera acceso inmediato a dos instalaciones, a las cuales los expertos del organismo no podían acceder desde hacía cuatro meses.

    Asimismo, Grossi expresó preocupación por el hecho de que desde hace casi un año Irán no haya accedido a un debate sustancial para aclarar cuestiones relacionadas con la actividad nuclear y material nuclear no declarado.

    Al mismo tiempo el directivo añadió que Irán sigue cooperando con el OIEA en el marco del monitoreo del PAIC, pese a haber anunciado el 5 de enero su renuncia a la "última limitación clave" prevista en el acuerdo nuclear con respecto al número de centrifugadoras.

    Comentando las reclamaciones del OIEA a Teherán, Moscú indicó que se trataba del acceso a dos instalaciones nucleares cuyas actividades se suspendieron hace muchos años.

    Etiquetas:
    política, Irán, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook