23:35 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    Salud
    URL corto
    Rebrotes y la 'nueva normalidad' en España (202)
    0 22
    Síguenos en

    Los brotes siguen creciendo por todo el país entre el temor a un nuevo confinamiento, medida a la que algunos municipios ya han recurrido. No parece haber capacidad legal para dictar un confinamiento sin la vigencia de un estado de alarma, pero, a diferencia de las grandes ciudades, las poblaciones pequeñas se recluyen sin problemas.

    Los continuos rebrotes han propiciado que más de 40.000 personas permanezcan aisladas en España, 32.000 de ellas solo en la ciudad burgalesa de Aranda de Duero. El Ministerio de Sanidad cifra los nuevos focos en 580, diseminados por todo el país.

    Una vez controlados los brotes en las comarcas de Segrià, en Lérida, y en A Mariña, en Lugo, donde hasta principios de agosto se confinó a decenas de miles de personas (70.000 en el caso de la comarca lucense), nuevos puntos de la geografía española suscitan la preocupación. La ciudad de Zaragoza es el núcleo poblacional más preocupante, habida cuenta de sus cerca de 700.000 habitantes (de los 633 casos detectados el 9 de agosto, 567 corresponden a la capital aragonesa).

    El presidente de la comunidad de Aragón, Javier Lambán, ha admitido carecer de instrumentos jurídicos para ordenar un confinamiento que en realidad no desea, pues en su opinión la capital aragonesa es "el motor cultural y económico de la comunidad". El ocio juvenil y nocturno, las reuniones familiares y la presencia de cientos de trabajadores del campo de temporada, han obrado lo que el político denomina una "tormenta perfecta".

    Los pequeños se confinan

    Sin embargo no parece haber impedimentos para dictarse el confinamiento de poblaciones más pequeñas, como atestiguan los casos de Villarta de los Montes, en Badajoz, o los municipios vallisoletanos de Íscar y Pedrajas de San Esteban.

    Con apenas 430 habitantes, la localidad pacense presenta un total de 40 casos positivos por COVID-19 y 200 contactos sospechosos. El pueblo permanece bloqueado desde el día 8 de agosto y durante 15 días varios efectivos de la Guardia Civil controlarán que nadie entre o salga de su término municipal sin una causa justificada. Por su parte, Íscar y Pedrajas de San Esteban, habitadas en su conjunto por casi 10.000 personas, iniciaron el 10 de agosto su segunda semana de confinamiento, luego de detectarse 94 positivos tras la realización de 1.200 pruebas diagnósticas de tipo PCR.

    Aranda de Duero representa un caso más grave, al ser una población mayor. Con más de 300 positivos, el 8 de agosto inició su confinamiento, reducido a una semana tras concluir el juzgado número 2 de la ciudad  que no podía extenderse más allá. Esta cuarentena exigua permite las reuniones de hasta diez personas y la libre circulación de los residentes dentro de la ciudad.

    La Junta de Castilla y León ha instado a las autoridades provinciales a evitar el relajamiento, pues otras 45 zonas básicas de salud podrían sufrir restricciones de no frenarse la evolución de los brotes.

    Otros dudan

    En la zona de Levante, el departamento de Salud Pública de la comarca de la Marina Baixa ha manifestado estar "muy preocupado por la aparición de brotes en Villajoyosa (unos 35.000 habitantes) y su duplicación en apenas una semana.

    Los positivos se cifran ya en 21. Su alcalde, Andreu Verdú, ha desechado ordenar el confinamiento de la población, medida a la que podría recurrir en caso de que la ciudadanía no se atenga a las recomendaciones que en materia de seguridad el consistorio está emitiendo. Teresa Revilla, directora comarcal de Salud Pública, ha explicado que la mayoría de los contagios se producen en el marco de las reuniones familiares y sociales mediante un relajamiento de las medidas de distanciamiento y prevención.

    Cuanto más se rastrea, más se detecta

    La característica común de los nuevos focos de COVID-19 en España es el elevado porcentaje de contagiados asintomáticos, cantidad que el Ministerio de Sanidad cifra en torno al 60%.

    El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado que la realización de pruebas diagnósticas de tipo PCR se ha incrementado en el país un 7% respecto a la semana anterior (hasta 47.300 diarias). En total, son poco más de 7 millones de tests desde el inicio de la pandemia hasta el 4 de agosto, sumados los de tipo serológico. El país está siendo "agresivo en el rastreo y la detección del virus", declaró Illa en rueda de prensa el 10 de agosto.

    Tema:
    Rebrotes y la 'nueva normalidad' en España (202)
    Etiquetas:
    rebrote de coronavirus en España, Javier Lambán, Zaragoza, coronavirus en España, COVID-19, cuarentena
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook