En directo

    Nuevo Gobierno en Uruguay: "La coalición ya se ha mostrado frágil en la transición"

    Telescopio
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    A las 19:15 de este 1 de marzo está previsto, según el protocolo, que se haya completado la transición en Uruguay y Luis Alberto Lacalle Pou inicie su mandato presidencial al frente de una inédita coalición que le dará gobernabilidad. Sin embargo, para el politólogo Ernesto Pampín, esta alianza presenta "dudas a largo y mediano plazo".

    Para lograr sus objetivos de Gobierno (2020-2025), el dirigente del Partido Nacional (de centroderecha) deberá sostener en el tiempo una alianza que incluye a otras cuatro colectividades políticas. Abarca un amplio espectro ideológico: el Partido Independiente (socialdemócrata), el Partido de la Gente (derecha), Cabildo Abierto (derecha nacionalista) y el Partido Colorado (centroderecha).

    Cada colectividad tendrá representación en el gabinete o en distintos niveles de mando en los ministerios y otros organismos. Entre las cinco logran las mayorías parlamentarias para sancionar leyes, ya que el Frente Amplio supera mano a mano a cualquiera los partidos en cantidad de diputados y senadores.

    Por eso, entre otras cosas, Lacalle Pou apostó a una Ley de Urgente Consideración (LUC) en el arranque de su gestión. Contiene 456 artículos con los cuales pretende lograr el cambio de rumbo que quiere imprimirle al país en materia económica, educativa y seguridad pública, entre las más diversas áreas.

    El Parlamento dispondrá de 90 días para analizarlas y votarla. Vencido el plazo el Poder Ejecutivo queda facultado para reglamentarla.

    Desgaste previo

    "La LUC habla mucho de este Gobierno que se viene. Su presidente tiene ambiciones y prioridades en políticas públicas", indicó Pampín a Sputnik.

    La referencia a la transición se debió a que la elaboración del extenso articulado de la LUC fue varias veces reformulado a pedido de los socios del Partido Nacional. Se eliminaron y modificaron artículos, e incluso hubo una reconceptualización en cada una de las 10 secciones en las que se divide el proyecto a pedido de su principal aliado en cantidad de legisladores, el Partido Colorado.

    El licenciado en Ciencia Política y magíster en Comunicación Política por la Universidad Católica del Uruguay dijo que su percepción es que se trata de "un Ejecutivo que ante la duda de la fortaleza en el largo o mediano plazo de la coalición, pone prácticamente todos los huevos en la canasta de tener este logro legislativo".

    Es una "ley ómnibus que va desde la seguridad pública hasta regulaciones sobre chorizos artesanales", opinó.

    Durante la transición también se dio, entre otras situaciones, un intento por conformar una Mesa Política para coordinar el trabajo entre las cinco fuerzas, algo que le hubiera quitado protagonismo a Lacalle Pou.

    "El presidente electo busca dejar claro que él es el líder de la coalición", opinó Pampín al interpretar la negativa de Lacalle Pou al planteo del Partido Colorado con el apoyo de Cabildo Abierto, la tercera fuerza en cantidad de bancas dentro de la alianza.

    "Habrá que ver cuánto puede aguantar sin que una Mesa Política básicamente se le imponga. Creo que la coalición es frágil y hay que ver si esta fragilidad puede consolidarla o si puede ser otro ámbito donde la exponga", apuntó.

    Contexto regional

    Una de las primeras señales del nuevo presidente en política exterior fue no haber invitado al acto de asunción a los gobiernos de Nicaragua, Cuba y Venezuela.

    "Creo que es sincero cuando dice que tiene razones personales para no recibir, como él lo describe, al 'dictador' Nicolás Maduro (...) pero siento que el argumento no se sostiene cuando dice que no son invitados porque no son democracias plenas", afirmó el entrevistado.

    El politólogo comparó este argumento con el hecho de que incluso desde de la coalición de Gobierno hay sectores que piensan que "China no puede ser considerada una democracia plena", pero sin embargo fue invitada. "La contradicción se justificaría en este caso en que nadie en el nuevo Ejecutivo está dispuesto a "a cometer suicidio comercial", apuntó Pampín.

    El licenciado coincidió en que también habría contradicción con la invitación a la presidenta de facto de Bolivia Jeanine Áñez, ya que incluso el futuro canciller, Ernesto Talvi (Partido Colorado), dijo que su llegada al poder fue mediante el "quiebre constitucional". A pesar de esto, el experto no consideró que este tipo de decisiones supongan una subordinación a la política exterior de EEUU.

    "Se puede decir que este presidente es promercado, que no es un proteccionista y que seguramente le gustaría que tratados de libre comercio con EEUU hubieran salido adelante. No creo que esto implique una alineación con Washington en temas fuera de lo económico", sentenció Pampín.
    Etiquetas:
    coalición, gobierno, leyes, Partido Nacional (PN), presidente, Luis Lacalle Pou, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook