En directo

    Chagos, el resabio colonialista en África que el Reino Unido (y EEUU) se rehúsa a abandonar

    Telescopio
    URL corto
    0 51
    Síguenos en

    Si el líder laborista Jeremy Corbyn triunfa en los comicios del 12 de diciembre, Reino Unido acatará la resolución de la ONU y devolverá a Mauricio la soberanía sobre Chagos, un archipiélago estratégico en materia militar y comercial en el Océano Índico. Pero si gana el primer ministro conservador, Boris Johnson, todo seguirá igual.

    Ambos líderes se posicionaron en plena campaña electoral sobre un tema que arrastra vestigios del pasado imperial del Reino Unido. Lo hicieron luego de que el 22 de noviembre el primer ministro de Mauricio, Pravind Jugnauth, denunciara al país europeo como "ocupante colonial ilegal".

    Ese día se cumplieron los seis meses dados por la Asamblea General de la ONU para que el archipiélago de Chagos sea devuelto a Mauricio.

    "Fue un triunfo de la perseverancia de los pueblos colonizados", destacó en diálogo con Sputnik el profesor Sergio Galiana, especializado en historia de África y procesos de descolonización en las universidades argentinas de Buenos Aires, General Sarmiento y Quilmes.

    "Formalmente hoy uno puede decir que el derecho internacional le dio la razón: ya no es solamente Mauricio versus Gran Bretaña sino que la comunidad internacional de alguna manera avaló el reclamo", apuntó Galiana, aludiendo al pronunciamiento que hizo la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en febrero de este año a pedido de la ONU.

    La historia y su contexto

    Bombarderos Lancer B-1B en la base Diego García, ubicada en el archipiélago de Chagos
    Bombarderos Lancer B-1B en la base Diego García, ubicada en el archipiélago de Chagos

    "Mauricio era un territorio administrado por Gran Bretaña desde principio del Siglo XIX, incorporando al archipiélago de Chagos, con población nativa pequeña pero estable", reseñó Galiana.

    En aquel tiempo, el Reino Unido era un imperio con posesiones en casi todos lo continentes. Por tanto, la ubicación de Mauricio en general y Chagos en particular resultaba una parte clave del control marítimo.

    "Tengamos en cuenta que India era el principal territorio colonial de Gran Bretaña, por lo cual el control de las rutas marítimas en el Índico era fundamental. De ahí se puede entender la necesidad de mantener un territorio que a priori no parece tener riqueza natural propia", apuntó el experto.

    En 1968 Mauricio obtuvo su independencia. Sin embargo, Chagos siguió bajo mandato de Londres: "La posición británica viola los principios de descolonización, que toma como entidad a descolonizar a la unidad política que había sido colonizada", ilustró.

    Reino Unido alega que se quedó con Chagos gracias a una cesión consensuada con el Gobierno autónomo de Mauricio en 1965, sin decir que sus miembros eran designados desde Londres.

    En ese contexto se expulsó a la población de manera compulsiva, tal como lo reconoció décadas después la Justicia inglesa al indemnizar a familias desplazadas.

    Cuando Reino Unido separó Chagos de Mauricio—ilegalmente, según la CIJ y la ONU—, le arrendó la isla Diego García a EEUU hasta 2036 para que instale una base militar, operativa hasta el presente, incluida por Washington en el programa de la CIA sobre vuelos secretos y transporte clandestino de prisioneros.

    Pero como los fallos de la CIJ no son vinculantes, la ONU no puede "obligar" al país a cumplir la resolución, salvo que hubiese un pronunciamiento del Consejo de Seguridad. Pero dos de las cinco potencias que integran ese organismo tienen intereses directos: EEUU y Reino Unido.

    Galiana considera que esta realidad impide la recuperación definitiva del territorio, pese al apoyo de la comunidad internacional que recibió el país insular africano en su reclamo.

    Etiquetas:
    descolonización, colonialismo, archipiélago, Mauricio, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook