En directo
    Qué pasa

    Xi Jinping y Kim Jong-un dan un sacudón a Occidente

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    2260

    Efecto sorpresa. Fue el que causaron con maestría sobre Occidente los líderes de China y Corea del Norte, Xi Jinping y Kim Jong-un, tras anunciar lo que ya había pasado: las reuniones que mantuvieron en Pekín, de lo que nadie se había enterado. De lo contrario, de algún modo la información se hubiera filtrado con anterioridad, algo que no sucedió.

    Incluso así quedó asentado en actas, además, en el hecho de que el Ministerio de Exteriores del gigante asiático lanzó el comunicado sobre lo ocurrido el 27 de marzo, cuando todo ya había pasado. De este modo, el mundo recibió la noticia con el efecto de quien lee un periódico del día anterior. 

    El encuentro tiene lugar pocos días después de la guerra comercial — disfrazada de aranceles — que EEUU le declaró a China, pero antes de que Pekín anunciara su contraataque al país norteamericano. Esto, más allá de la presión que Washington, Tokio y Seul, continúan ejerciendo sobre Pyongyang.

    En este sentido, el profesor de Economía Política de la Universidad del País Vasco, Joaquín Arriola, explica que a esta cumbre "hay que situarla en un contexto de una reunión muy importante que va a haber (…) que es una novedad absoluta y es la reunión del presidente de Corea del Norte con su homólogo de EEUU. Sin dudas esa reunión entre Kim Jong-un y Trump ha estado sobre la mesa".

    Para el analista, esta visita del líder norcoreano a China "tiene un elemento muy simbólico: que haya durado tres días; que haya sido una recepción en su 'domicilio', todo eso lanza un mensaje claro de fraternidad irrompible entre ambos líderes, y por tanto entre ambos países. Pero el momento en que se ha celebrado la reunión, también es un anuncio probablemente de un cambio en la posición internacional de Corea del Norte".

    La visita a China de Kim Jong-un — en el que constituye su primer desplazamiento al exterior desde que asumió el poder en 2011 —, abre el grifo a un chorro de contactos que mantendrá al más alto nivel.

    Y es que ya hay una agenda trazada que marcará el vértigo de la hoja de ruta de Kim en tres encuentros fundamentales para el futuro mediato de la región Asia-Pacífico: los nombres, anotados en rojo, son: Donald Trump, presidente de EEUU, Moon Jae-in, mandatario de Corea del Sur, y Shinzo Abe, primer ministro de Japón, quien se agenció a la lista de espera a último momento, y será el último en el turno.

    Lea más: China aplaude los acuerdos de las dos Coreas para celebrar la cumbre intercoreana

    Arriola interpreta esta agenda en el sentido de que "da toda la impresión de que Corea del Norte va a intentar modificar su situación de relativo aislamiento que tiene en el escenario internacional y pasar a jugar un papel más activo, cosa que no ha tenido prácticamente nunca, salvo en el punto de vista autodefensivo".

    "En ese contexto, que ese cambio se inaugure desde China marca también un elemento fundamental en lo que son las alianzas futuras que se puedan construir, que siempre van a estar condicionadas por esa relación China-Corea del Norte", avisa Joaquín Arriola.

    Además:

    Corea del Sur saluda la reciente visita del líder norcoreano a China
    EEUU cree que China mantendrá la presión a Corea del Norte a pesar de nuevos aranceles
    Rusia y Corea del Norte confirman deseo de desarrollar la cooperación económica
    Presidente de EEUU asegura que está muy próximo acuerdo comercial con Corea del Sur
    Etiquetas:
    visita, cooperación, relaciones diplomáticas, Xi Jinping, Kim Jong-un, EEUU, China, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik